Cannabis

5 consejos para ayudarte con el olor de tu cosecha

Ok, a todos os gusta el olor del cannabis (si no, me temo que tenéis una contradicción que debéis resolver). Sin embargo, el olor también atrae a personas que no están invitadas a la vuestra fiesta (incluso a los conejos). Estos consejos están pensados para controlar el olor de vuestra cosecha de maría.

1 - Instala filtros de carbono

Los filtros de carbono están pensados para capturar impurezas del ambiente entre las que se incluyen los olores. Son bueno incluso aunque las estancias tenga un techo elevado.

Lo importante del que adquieras debe medirse por la velocidad de limpieza de metros cúbicos por minutos (CFM, cubic feet per minute en inglés). Tanto el filtro como el ventilador que lo acompañe deben ser compatibles (obvio). Es importante que el CFM del filtro sea mayor que el del ventilador para asegurar que limpie tal y como se espera que lo haga.

Lo ideal es que el filtro sea capaz de mover el aire de la sala cada 5 minutos. Así que haz las cuentas para que el aire rote a esa velocidad.

 

2 - Usa presión negativa del aire

Esto va de la mano del punto 1. Se trata de que el aire que se cuele desde la sala por diversos motivos y que no forma parte en sí del proceso de limpieza de los filtros, también sea absorbido por el ventilador.

De esta manera evitas, en teoría, que el olor a marihuana escape de la sala.

 

3 - Neutralizadores del olor

Geles y aceites que camuflan el olor. No es necesario su uso pero es una medida adicional si quieres que asegurarte de que el olor no se “escape”.

Los ambientadores de los coches o los que compras en un supermercado son buenos para las plantaciones pequeñas. En caso contrario debes buscar neutralizadores más potentes.

Importante: los terpenos tienden a absorber el olor del neutralizador por lo que no debes colocarlos donde esté la plantación. Esto sirve para las salas que estén comunicadas con la plantación para camuflar el olor que pueda escaparse.

 

4 - Filtros HEPA

Los filtros de carbón se quedan cortos en ciertas ocasiones y uno necesita unos filtro HEPA. Así como los filtros de carbón y los ventiladores ayudan a cambiar regularmente el aire, no acaban de eliminar el olor. Así que hay que estar atento a estas alternativas.

 

5 - Ten a punto siempre tu equipo

Esto tal vez no deberíamos advertirlo pero siempre hay que asegurarse que tu equipo está al 100% en funcionamiento. Por ejemplo: puede que tus filtros HEPA y de carbón sean los mejores del mercado pero si no has aislado bien con cinta donde están situados no están funcionando como deberían.

Así que dedica una rutina de mantenimiento y asegúrate de que todo está en su punto de manera regular. Recuerda que la cinta aislante es un invento que usan los astronautas, es decir, calidad por poco dinero. Úsala sabiamente.

Fuente: [Leafly]

Relacionados

Lunario de julio del 2021

En el mes de julio, las plantas de cannabis que crecen en el exterior alcanzan la edad adulta, por lo que sus exigencias de agua y abono se incrementan. El agua la aportaremos cuando la planta lo pida, pero el abono de crecimiento es mejor añadirlo...