La administración de tabacos dice que el CBD es ilegal y no puede venderse en estancos

La administración de tabacos dice que el CBD es ilegal y no puede venderse en estancos

Una circular del Comisionado para el Mercado de Tabacos ha advertido sobre la postura del Gobierno respecto del CBD.

El Comisionado para el Mercado de Tabacos ha advertido que el CBD es una sustancia ilegal en España y que el cannabis es una sustancia prohibida por los convenios internacionales, “independientemente de su contenido en tetrahidrocannabinol (THC)”. El comunicado ha sido difundido al respecto de la proliferación de la venta de CBD en estancos españoles, una tendencia creciente en algunas comunidades autónomas.

En la circular, la autoridad reguladora del tabaco y los estancos españoles recuerda que “según las autoridades sanitarias competentes”, el cannabis “no puede ser objeto de producción, fabricación, distribución ni comercialización, excepto con fines médicos y científicos y siempre con autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

La administración permite a los estancos vender cualquier otro artículo distinto al tabaco, siempre que no afecten a la “conservación y comercialización del tabaco y timbre o a la seguridad de los usuarios”, y siempre que se presente una declaración ante la administración. Pero ahora el comisionado ha dicho que aunque un estanco haya comunicado formalmente que vende productos de CBD, esto no ampara legalmente la venta de los susodichos productos, y ha advertido que del incumplimiento de esta prohibición “podrán derivarse las responsabilidades correspondientes de carácter administrativo o incluso de carácter penal”.

Aunque según el comisionado la comercialización de productos de cannabis se encuentra prohibida por la ley independientemente del contenido en THC, esto no está tan claro: el cáñamo industrial está aceptado como un cultivo legal y comerciable en la Unión Europea y en España. El CBD y el comercio de cannabis no psicoactivo se encuentran en un limbo legal a falta de una regulación clara, lo que ha acarreado varios dolores de cabezas a empresas dedicadas al cáñamo industrial y numerosas intervenciones policiales a comerciantes.

Relacionados