Frasco de CBD y cogollo de marihuana

CBD para el dolor: 7 dolencias que puedes tratar con ayuda de la marihuana

Qué dice la ciencia acerca del uso de cannabis para tratar diversos tipos de dolor.

No es ningún secreto que el consumo de analgésicos viene aumentando a nivel mundial desde hace varios años (la ONU alertó sobre esto ya en el 2011). 

Esta es una de las razones por las que la ciencia lleva tiempo estudiando alternativas más naturales para calmar diversos tipos de dolor.

Una de estas alternativas es el CBD o cannabidiol, uno de los cientos de cannabinoides que pueden extraerse de la planta de marihuana, muy reconocido por sus propiedades terapéuticas no psicoactivas.

Esta sustancia interviene en numerosas etapas de la transmisión de las señales de dolor en el cuerpo, y tiene el potencial de aliviarlo.

Veámoslo en detalle.

¿Qué tiene que ver el CBD con el dolor? Cómo actúa la marihuana en nuestro cuerpo

Antes de lanzarte a comprar CBD de cualquier tipo, es importante que entiendas cómo actúa este cannabinoide sobre el organismo y cómo puede ayudarte.

Y para eso, primero tenemos que hablarte del sistema endocannabinoide.

Se trata de un sistema de comunicación entre las células del cuerpo, que funciona a través de unos químicos (las “sustancias endocannabinoides”) producidos por nuestro propio organismo. 

Este sistema se encarga de regular diversas funciones, entre ellas:

  • El hambre.
  • El sueño.
  • El estrés.
  • Las náuseas.
  • Y, por supuesto, el dolor.

Para funcionar, los endocannabinoides se acoplan a una parte de las células llamada “receptores”. 

El CBD, que es un fitocannabinoide, tiene una estructura muy parecida a la de estas sustancias que produce nuestro cuerpo. Por lo tanto, puede interactuar con los receptores de las células e intervenir en varias funciones fisiológicas. 

Si quieres profundizar un poco más sobre qué es el CBD, aquí puedes ver un vídeo de la Fundación Canna.

7 tipos de dolor que puedes aliviar utilizando CBD

Existen diversos estudios científicos que exploran las propiedades de la marihuana para:

  • Bloquear las señales de dolor.
  • Reducir la inflamación.
  • Aliviar efectos secundarios derivados del dolor (ansiedad, insomnio…)

Gracias a estas propiedades terapéuticas, el CBD se puede utilizar para tratar diferentes tipos de dolencias.

Veamos ahora 7 de las más comunes:

Médico mostrando un pequeño recipiente

1. Migrañas

Aunque los médicos no saben a ciencia cierta por qué se producen las migrañas, sí se sabe que estas tienen cierta relación con el sistema endocannabinoide (como puedes ver aquí). 

Por esa razón, ya hace muchísimos años que se utiliza el cannabis para tratarlas.

Las pruebas que se han realizado hasta el momento resultan esperanzadoras en más de un sentido, ya que además de disminuir el dolor de cabeza, los pacientes reportaron también un alivio respecto a los efectos secundarios que sufrían por el consumo de analgésicos.  

Aquí tienes un artículo para profundizar en la relación entre el CBD y las migrañas.

2. Dolor articular

Las articulaciones, huesos y cartílagos pueden verse afectados por enfermedades como la artritis, que provoca:

  • Rigidez.
  • Inflamación.
  • Dolor en las extremidades.

Se ha demostrado (por ejemplo, en este estudio) que, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y relajantes, el CBD resulta muy efectivo para tratar los síntomas de estas enfermedades articulares.

3. Dolor crónico

El dolor crónico es aquel que persiste a lo largo de mucho tiempo (unas 12 semanas), incluso cuando la lesión original ya se ha curado. 

Como el sistema endocannabinoide interviene en estas señales de dolor, se han realizado también extensas investigaciones en torno al CBD y el dolor crónico, como puedes ver en este artículo y en este análisis.

En síntesis, lo que dicen es que el CBD puede ayudar a interrumpir la transmisión de estas señales de dolor.

En cuanto a la dosis de CBD para el dolor crónico, esta varía según la persona y según el nivel de dolor que está experimentando. ¡

4. Dolor inflamatorio

La inflamación es una respuesta natural del cuerpo ante diversos tipos de daño.

Puede ser externa (como por ejemplo, un esguince) o interna (cuando deriva de una enfermedad como la diabetes).

También se produce en los casos de trastornos neurodegenerativos, ya que aquí el tejido nervioso del cuerpo se destruye, causando la inflamación.

En todos estos casos, el resultado es un dolor que puede llegar a ser muy intenso.

Como demuestra este estudio, las propiedades antiinflamatorias del CBD tienen la capacidad de aliviar esta condición y, por tanto, disminuir los síntomas. 

5. Dolor muscular

Gracias a sus propiedades, el CBD se ha convertido también en una gran ayuda para los deportistas.

Y no solo para aliviar lesiones, sino también el “dolor muscular de aparición tardía” o DMAT (las famosas agujetas).

En estos casos, como se explica en este artículo, puede utilizarse el CBD para:

  • Acelerar la recuperación muscular tras el entrenamiento.
  • Aliviar la tensión.
  • Reducir el dolor en caso de lesión.  

De hecho, ¡el CBD incluso tuvo su protagonismo en las últimas olimpiadas

6. Dolor neuropático

Por las mismas propiedades de las que hablamos, podemos encontrar también una relación entre el CBD y el dolor neuropático. 

El dolor neuropático se da cuando los nervios se dañan, ya sea debido a:

  • Un traumatismo.
  • La exposición a sustancias tóxicas.
  • Una enfermedad autoinmune. 

Estudios como este han demostrado una mejoría sustancial en pacientes tratados con CBD, ya que no solo consigue calmar el dolor, sino también disminuir síntomas derivados de las lesiones neuronales, como el insomnio.

7. Dolor menstrual y trastornos del ciclo menstrual

Como puedes ver en este informe, también se han hecho diversos estudios acerca del uso del cannabis para tratar dolores y problemas relacionados con el ciclo menstrual.

De hecho, se sabe que históricamente la marihuana ha sido utilizada para tratar:

  • Dismenorrea (calambres severos).
  • Disuria (molestia al orinar).

Asimismo, también se utiliza el cannabis para tratar síntomas derivados de la menopausia, como puedes ver en este artículo

Mujer sentada con dolor en la zona abdominal

Vías de administración: ¿cuál es la mejor manera de usar CBD en tratamientos para el dolor?

El método más común son los aceites de CBD, porque son:

  • Cómodos de transportar.
  • Fáciles de dosificar. 
  • De rápida absorción. 

Eso sí, fíjate siempre que se trate de un aceite de CBD puro y con un nivel de THC por debajo del límite legal. Aquí tienes una guía para elegir el mejor aceite de CBD para ti

Ahora bien, la dosis óptima dependerá de cada persona, así como del tipo de dolor que se quiera tratar y de la intensidad de este. 

Lo mejor es siempre consultar con un profesional a la hora de decidir cuál es la dosis adecuada de CBD para cada uno.

¿Has tratado alguna vez el dolor con CBD? 

Si bien todavía queda mucho por explorar acerca de la relación entre el CBD y el dolor, ya tenemos pruebas esperanzadoras al respecto.

Y es que cada vez más personas prefieren optar por una alternativa más natural a la hora de tratar sus dolencias.

Recuerda que, a la hora de adquirir tu producto con CBD, es importantísimo que te asegures siempre de que no contenga otros cannabinoides que pueden ser dañinos o ilegales, como el THC. 

Lo mejor que puedes hacer es comprar CBD de un proveedor 100 % legal y de confianza.

Así, podrás disfrutar de todos los beneficios del CBD con seguridad y tranquilidad. 

 

Este contenido ha sido patrocinado por CogolloCBD 

El contenido patrocinado no refleja los puntos de vista u opiniones vertidas en nuestra página web o redes sociales por parte de nuestro equipo editorial o colaboradores.

 

Relacionados