Pasar al contenido principal
28 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Obtención de híbridos comerciales (Parte 1)

La mayoría de las variedades de marihuana ganadoras de premios en ferias, competiciones y demás son híbridos, que combinan las características de dos, tres o incluso más variedades de cannabis. Aquí veremos (un poco) cómo obterlos.

La mayoría de las variedades de marihuana ganadoras de premios en ferias, competiciones y demás son híbridos, que combinan las características de dos, tres o incluso más variedades de cannabis.

La utilización de la heterosis o vigor híbrido es el principal factor de éxito de este tipo de variedades. En anteriores capítulos de la serie se ha explicado la base científica de este fenómeno tan curioso que se produce en la naturaleza, que resumido viene a ser decir que “la mezcla es buena”.

Y es que no solo en el cannabis, sino en muchas de las especies vegetales sobre las que se sustenta la humanidad, se ha utilizado la heterosis o vigor híbrido para lograr plantas de mayor productividad, precocidad, resistencia a plagas, etc. Basta con aplicar los mismos principios a la crianza de marihuana para lograr variedades únicas y con características superiores a las poblaciones autóctonas que se pueden encontrar asilvestradas en distintas zonas del planeta: Marruecos, India, Nepal, Congo, Colombia, Sudáfrica…

En el ámbito científico, la definición de híbrido se utiliza tanto para los cruces entre distintas especies (siempre estrechamente emparentadas), como para los de individuos pertenecientes a distintas razas dentro de la misma especie. En el caso del cannabis, se tiende a denominar híbridos aquellas variedades que muestran rasgos a medio camino entre las variedades índicas y las sativas. El tema es algo más complejo, sobre todo teniendo en cuenta que existe otra subespecie, el Cannabis ruderalis, que se diferencia de las anteriores por florecer de forma independiente del fotoperiodo al que está sometida.

Para entrar en el tema se debería aclarar que existen varios tipos de híbridos, según la cantidad de variedades puras o líneas consanguíneas que se utilicen en el cruce. No consideramos híbridos las semillas producidas de forma comercial cruzando dos híbridos preexistentes (aunque sea lo más habitual en el mercado de semillas feminizadas). En este artículo se quiere dar a conocer la clasificación dentro de los híbridos obtenidos a partir de variedades puras, que normalmente no se pueden adquirir en el circuito comercial de semillas feminizadas.

La segunda entrega de este artículo puede verse en Obtención de híbridos comerciales (Parte 2).

 

Te puede interesar...

Suscríbete a Cáñamo