Regreso al futuro: una exposición en el Hash Marihuana & Hemp Museum

Regreso al futuro: una exposición en el Hash Marihuana & Hemp Museum

Redacción

¿El cáñamo como una de las soluciones al problema mundial del plástico? Esta exposición en el Marihuana & Hemp Museum sugiere que la industria del cáñamo ofrece alternativas razonables al uso de los materiales plásticos.

¿Por qué seguimos produciendo casi todo con plástico tóxico derivado del petróleo? La nueva exposición temporal del Hash Marihuana & Hemp Museum nos acerca a una solución para el futuro próximo: el plástico de fibras de cáñamo.

El plástico que se puede obtener de esta planta es ligero, duradero y biodegradable. Algunas empresas son pioneras en el uso de este material (retro)futurista como HempFlax que coopera con renombrados fabricantes de automóviles para producir paneles de puertas a partir de la fibra de cáñamo; por otro lado, un diseñador vanguardista holandés ha desarrollado una moto eléctrica con un chasis hecho completamente de cáñamo.

Sin embargo, sobre todo debido a la prohibición del cultivo industrial del cáñamo en la mayor parte del mundo esta tendencia mundial se detuvo y son otros materiales derivados del petróleo los que triunfan en el sector. En 1941 Henry Ford mostró al mundo un coche hecho de bioplástico con una fórmula que incorporaba fibras naturales como el cáñamo, o sea que lo del uso del cáñamo en coches ya viene de lejos.

Es el regreso al futuro que necesitamos.

Inauguración: Viernes 20 de abril (Día Internacional de la Marihuana), a las 19 horas
Lugar: En la planta baja del Palau Mornau. Carrer Ample 35, Barcelona
Calendario: Del 20 de abril al 30 de septiembre de 2018
Horario: 10.00 – 22.00 horas
Precio: Entrada gratuita a la exposición temporal; consultar tarifas para visitar la exposición permanente.

Regreso al futuro: una exposición en el Hash Marihuana & Hemp Museum

El Hash Marihuana & Hemp Museum tiene más de 12.000 artículos relacionados con el cannabis y tiene en dos lugares de exposición en Europa: una casa en los canales del centro de Ámsterdam y un palacio modernista en Barcelona.