Ayuda el CBD al rendimiento de los atletas

¿Ayuda el CBD al rendimiento de los atletas?

Redacción

Muchos atletas aseguran utilizar el cannabidiol para aliviar los dolores musculares, pero ¿les ayuda a mejorar su rendimiento?

Dolores, sueño, heridas… El CBD se ha convertido en un buen aliado para la gente que practica deporte de alto nivel. Por otra parte, en algunos lugares del mundo el CBD es una sustancia legal, por lo que su uso no va a ir acompañado del miedo a que se te acuse de dopaje y estés incumpliendo la normativa. De hecho, la Agencia Mundial Antidopaje (World Anti-Doping Agency) permite el uso de CBD siempre que esté “aislado”.

Entonces, ¿Puede ayudar el CBD con el rendimiento de los atletas o es todo puro hype injustificado? ¿Qué dicen los estudios al respecto?

Podemos encontrar este artículo de 2020 en el que se concluye que el CBD podría ayudar a aliviar el dolor inflamatorio asociado con el daño a los tejidos y el dolor neuropático, habitualmente causado por daño o irritación de los nervios. Esto podría servir como ventaja para los atletas: los entrenamientos repetitivos de larga duración pueden provocar inflamación e irritación en los nervios periféricos. El CBD vendría en su ayuda.

Pero hay más: el CBD puede servir como un buen protector contra el daño gastrointestinal, tal y como sugiere este artículo. Los atletas que realizan actividades vigorosas con regularidad, pueden reducir el aporte de oxígeno y nutrientes a su tracto gastrointestinal. Las náuseas, los vómitos y la absorción nutricional deficiente son un impedimento considerable para los atletas de alto rendimiento. Esta investigación preclínica ha demostrado que el CBD puede reducir el daño de los tejidos y restaurar la permeabilidad del intestino.

Además, el CBD es bueno para la salud de los huesos, esencial para los atletas, y para manejar la ansiedad para mejorar el rendimiento durante las competiciones de alto nivel.

Se cree que el CBD puede ayudar a proteger contra el daño cerebral. Al menos es lo que se asegura en este artículo. Las propiedades neuroprotectoras del CBD destacaron por su potencial para contrarrestar el daño que puede ocurrir después de una conmoción cerebral. Estas conmociones cerebrales se consideran una variación de la lesión cerebral traumática leve y pueden provocar complicaciones dañinas a largo plazo, como daño neuronal. Muchos deportes de contacto (sobre todo el Fútbol Americano) están en el punto de mira de problemas relacionados con las conmociones cerebrales y el daño neurológico a largo plazo.

El CBD también va bien contra la falta de sueño y adaptar el organismo a ciclos adecuados de descanso. El CBD es capaz de establecer tanto los patrones de sueño como los de estar despierto. Esta capacidad para producir efectos opuestos, conocidos como efectos bifásicos, depende de la dosis que se utilice y parece funcionar con más éxito cuando se ha alterado el ritmo natural de sueño-vigilia. Mientras que las pequeñas dosis se asocian con mantenerse despierto, las dosis altas producen somnolencia. Si se utiliza bien, se supone, podría mejorar el rendimiento de los atletas con pequeñas dosis.

Dicho esto, aún queda mucho por estudiar sobre el CBD, pero todo apunta a que puede ser un buen complemento para el atleta profesional.