Jamaica

La larga tradición de Jamaica y el cannabis

Redacción

Raymond Price, un antiguo miembro del Parlamento de Jamaica, habla en esta entrevista sobre las estrictas leyes contra la marihuana (así es) que hay en la isla.

Cuando uno piensa en Jamaica la imagen turística salta de inmediato: Playas, rastas, reggae y marihuana. Pero la realidad siempre difiere del ocio y el estereotipo huele más que a humo a racismo soterrado. Raymond Price en cambio nos cuenta cómo están las cosas en la isla.

Por ejemplo, el gran problema de la criminalización de la ganja, que se extiende hasta el periodo colonial Británico, afecta sobre todo a los jóvenes jamaicanos pobres cuyos registros criminales quedan “sucios” de por vida solo por llevar un canuto encima.

Resulta irónico que el país que se presenta como el Paraíso de la weed, de la tranquilidad y el buen rollo esté afectado por los mismos problemas de un país donde te pueden meter en la cárcel por llevar menos de una onza de costo.

Price señala de forma correcta que estos jóvenes van a estar toda su vida marcados y no van a poder acceder a trabajos públicos o al ejército. En otras palabras, se les cierran demasiadas puertas que llevan fuera de la pobreza.