Receptor GPR55: su importancia para el CBD y la salud

Receptor GPR55: su importancia para el CBD y la salud

Redacción

Los receptores que se asocian al cannabis son el CB1 y CB2 tanto para el THC como para el CBD pero no son los únicos.

Además de los receptores cannabinoides tipo I y II (o CB1 y CB2) existen multitud de receptores dispuestos a atrapar las moléculas psicoactivas del THC o las terapéuticas del CBD.

Se descubrió no hace mucho que el GPR55 (G-protein coupled receptor 55 o Receptor 55 de proteína G) es uno de esos receptores que tienen una importancia fundamental para los efectos saludables del CBD.

Tenemos conocimiento de la existencia de este receptor desde 1999 pero no será hasta 2007 que aparece el primer estudio que asegura que tanto el CBD como el THC pueden interaccionar con el GPR55. Por ejemplo la anandamida interacciona con el GPR55 pero el CBD bloquea este receptor. Algunos investigadores creen que el GPR55 debería ser llamado CB3.

Hasta el momento los avances sobre cannabis y epilepsia son marginales. Aunque podamos saber que ayudan en algunos casos no se sabe cómo ayudan.  La clave podría estar en el GPR55. Mientras que el CBD reactiva otras funciones cerebrales con sus efectos el cannabinoide bloquea el funcionamiento del GPR55 que, se especula aún sin confirmación, podría estar tras las convulsiones de la epilepsia.

Es probable que le GPR55 tenga también algo que ver con la propagación del cáncer. Las investigaciones son escasas y poco concluyentes pero algunos investigadores aseguran que bloquear el GPR55 también contribuye a una mejora en este sentido. Del mismo modo el colon irritable y otras enfermedades a las que se atribuye mejoría si se le aplica CBD puede que estén ligadas al funcionamiento del GPR55.

Insistimos: hay muchos “puede” porque por el momento las investigaciones no acaban de cuajar, pero es la dirección que están transitando algunos de los investigadores de los efectos del cannabis.

Receptor GPR55: su importancia para el CBD y la salud
center

Fuente: Leafly