Pasar al contenido principal
26 de Noviembre de 2022

Menú de usuario

Nuevos negocios cannábicos

Con la nueva ola de legalizaciones que se han sucedido a través de Norteamérica, han surgido innovadoras ideas en la industria cannábica, tanto para su desarrollo como para crear un efecto dominó que provoque un mayor espectro en el territorio legal en Norteamérica. Dicho en otras palabras, que se normalice su uso en la vida diaria.

Con la nueva ola de legalizaciones que se han sucedido a través de Norteamérica, han surgido innovadoras ideas en la industria cannábica, tanto para su desarrollo como para crear un efecto dominó que provoque un mayor espectro en el territorio legal en Norteamérica. Dicho en otras palabras, que se normalice su uso en la vida diaria.

Por eso ingeniosos emprendedores han empezado a llenar todos los huecos del territorio virgen en el mercado marihuanesco y otros para servirse de las áreas grises y empujar, así, leyes permisivas.

Vamos a ver algunos de los empresarios que están tomando ventaja del naciente comercio y de la curiosidad y deseo natural de los humamos por probar algo diferente fuera de su monótona existencia de curros de nueve a cinco.

Para esa gente estresada que cada mañana ve el mismo paisaje, saluda a la misma gente y realiza el mismo trabajo, para estas personas que gustan de los placeres que brinda maría, ya hay nuevas opciones. Si eres uno de ellos, Denver, Colorado, es para ti. Tiene 650.000 habitantes, montañas cercanas para esquiar y, sobre todo, la marihuana recreativa es legal.

El Adagio Bud & Breakfast, justo en el centro de la ciudad, quiere atraer a los turistas marihuanos. Joel y Lisa Schneider, los dueños de Mary Jane Group, están pavimentando el camino en el “canna-lifestyle hospitality sector”, o lo que es lo mismo: el sector hotelero para el estilo de vida cannábico. El hotel privado permite a los huéspedes consumir productos cannábicos dentro de su propiedad. El establecimiento recibe viajeros de todos los rincones del mundo, cobrándoles entre 179 y 399 dólares por noche en una de sus habitaciones de lujo. Dentro de las amenidades cuentan con el wake and bake (‘despierta y colócate’), un desayuno con huevos, tocino, café, mantequilla de maní y pan tostado. Hay una estación repleta de bongs, pipas y demás parafernalia para degustar porritos. Cada día a las 4.20 p. m. hay hora feliz con munchies (‘bocadillos’) a mitad de precio. Está permitido fumar en el área común, donde conviven todos los marihuanos, pero no en las recámaras; y desgraciadamente, el hotel no puede vender marihuana, así que los huéspedes tienen que llevar lo suyo.

Esos clientes seguramente irán a ver películas a la primera sala de cine donde se permitirá fumar marihuana en el 2016. Se proyectarán películas pachecas en una de las dieciséis salas de Landmark Theatres, y solo se permitirá la entrada a los mayores de veintiún años. La compañía que maneja los cines ha dicho que recibieron más de seis mil peticiones para hacer realidad este proyecto, al cual bautizarán como Pot Paladium. Si vuestro sueño era ver 2001 Odisea del Espacio, la de Pink Floyd o cualquier trilogía moderna fumando unos petas con los colegas..., se puede hacer realidad en Denver, Colorado.

The Gas & Grass es el primer negocio que combina la venta de gasolina con la de marihuana. En Colorado Springs uno puede llenar su tanque y comprar su yerba en una sola parada. Colorado no permite a las tiendas cannábicas vender otro tipo de productos, por lo que la gasolinera tiene una entrada diferente. Los pacientes que vayan al Native Roots (nombre del dispensario) tendrán descuentos en la gasolina.

Para los amantes del café, ya hay un par de opciones para disfrutar su toque matutino con su taza de cafecito. Jane’s Brew Coffees, en Estados Unidos, y CANNCUP, en Canadá, ofrecen cafés, chocolate caliente y tés con su dosis de marihuana dentro; paquetines listos para usarse en las máquinas para preparar café de Keurig. Las ventajas son muchas, pero la gente lo prefiere, además de por la conveniencia, por la discreción, ya que se pueden medicar a cualquier hora sin despedir el característico olor. Hay variedades índicas y sativas para todas las necesidades y todos los gustos.

También en el ámbito docente se están dando avances; un ejemplo de ello es la escuela Larc, en Nueva Jersey. Este colegio educa gente con diversas discapacidades, por lo que ahora permite a estos chicos y chicas medicarse con marihuana legalmente dentro de sus instalaciones. Esto sucedió días después de que el gobernador Chris Christie firmara una ley que protege a los institutos educativos si algún chico enfermo toma marihuana medicinal en horas de colegio.

En British Columbia, Canadá, el gobierno provincial ya se apuntó para vender la marihuana recreacional a través de las tiendas que venden licor. En esta provincia canadiense solo los expendios gubernamentales y algunos hoteles y bares pueden vender alcohol. Si el gobierno de Justin Trudeau la legaliza, las Liquor Stores ya están listas para comerciarla. Stephanie Smith, quien comanda el sindicato de trabajadores de este sector, dijo en conferencia de prensa: “Las tiendas de licores proveen el más estricto control y el sistema más avanzado para que la gente pueda tener acceso a una sustancia controlada. Nosotros somos los más capacitados para vender marihuana que no sea medicinal. Tenemos bodegas, canales de distribución y el personal adecuado, no hay que reinventar la rueda”. Tal vez pronto se podrá comprar un gramo de índica con un litro de cabernet sauvignon.

Yo solo quiero que regresen los clubes sociales donde se pueda fumar marihuana realizando diferentes actividades recreativas como en cualquier bar.

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo