Adulteración de cannabis en Europa con cannabinoides sintéticos
Fotos: Laura Aranda

Adulteración de cannabis en Europa con cannabinoides sintéticos

El caso de la MDMB-4en-PINACA
Este artículo se publicó originalmente en el número 283 de la revista Cáñamo España

Ya sabemos que una de las consecuencias, debidas a la falta de regulación de las sustancias fiscalizadas, es la adulteración. Cocaína, heroína, speed, etc., son frecuentemente adulteradas con otros compuestos con el fin de ahorrar en el principio activo y obtener mayor ganancia económica a costa de mermar la calidad de la sustancia o incluso perjudicar la salud de las personas que la consumen.

Un caso peculiar de adulteraciones es la utilización de nuevas sustancias de síntesis, a partir de ahora las nombraremos NPS (new psychoactive substances), para adulterar otras drogas más clásicas. Las NPS, en general, presentan dos particularidades que las hacen ser unos productos interesantes. La primera es que durante un tiempo no están fiscalizadas y su venta o tráfico no presenta los problemas legales que tienen las drogas fiscalizadas. La segunda es que suelen presentar efectos similares a otras drogas ilegales clásicas, y han sido utilizadas como sustitutos legales. Por lo tanto, hay NPS que asemejan los efectos estimulantes de la cocaína o la anfetamina, y las personas que las consumen, normalmente, buscan obtener efectos parecidos. Es el caso de la 3-FA (3-fluoroanfetamina) o la Hex-en (n-Etilhexedrona).

Es importante destacar que las NPS son sustancias de cuyos efectos adversos sobre la salud se tiene poco conocimiento, ya que presentan un historial de uso muy limitado, en comparación con las sustancias ilegales más clásicas. Esta incertidumbre es un riesgo en sí mismo a la hora de consumirlas, pero, además, resulta que algunas presentan un potencial tóxico mayor que las drogas típicas. Además, en cuanto las autoridades detectan que existe un consumo recreativo de una nueva sustancia, la fiscalizan e inmediatamente surge otra nueva que la sustituye en sus efectos, pero mucho más nueva y de riesgos más desconocidos.

En el caso del cannabis (marihuana, hachís, etc.) también existen sustitutos legales de origen sintético y que podemos definir como NPS. Se denominan cannabinoides sintéticos, compuestos cannabiméticos o neocannabinoides, por su acción sobre el sistema endocannabinoide, parecido a la acción farmacológica que realizan los cannabinoides naturales. Existen muchos tipos de cannabinoides sintéticos y muchos de ellos, también, han sido fiscalizados, ya que llevan estando en la escena muchos años. La aparición de nuevos cannabinoides sintéticos es muy rápida, tanto como la fiscalización que se hace de ellos por los diferentes gobiernos. En países donde la legislación es muy dura sobre la venta y el consumo de cannabis, es habitual que exista consumo de cannabinoides sintéticos.

Adulteración de cannabis en Europa con cannabinoides sintéticos

Se sabe y se ha descrito que, en general, los cannabinoides sintéticos presentan mayor probabilidad de producir efectos adversos, toxicidad y riegos que los cannabinoides naturales de la planta del cannabis. Es por eso que la falta de regulación del cannabis puede conllevar un aumento de los riesgos en las personas consumidoras, ya que pasan a realizar un consumo de cannabinoides sintéticos, mucho más perjudiciales para su salud. Este consumo se puede dar, o bien por la búsqueda de opciones legales al cannabis, o bien porque los vendedores añaden estos cannabinoides sintéticos a productos vendidos como cannabis en el mercado ilegal, es decir, por fraudes.

Incluso una regulación del cannabis a medias puede disparar este fenómeno de sustitución de cannabinoides naturales por cannabinoides sintéticos. Un ejemplo es un fenómeno que está ocurriendo en algunos países de Europa, en los cuales existe permiso legal para poder comercializar y consumir cannabis con baja potencia, es decir, con niveles de THC (delta-9-tetrahidrocannabinol) muy bajos. En Suiza se permite la venta de marihuana con niveles de THC inferiores al 1% y en Italia inferiores al 0,4%. En general, son flores de marihuana ricas en CBD.

Pues bien, en varios países de Europa ha sido detectada la adulteración de marihuanas con cannabinoides sintéticos de muy nueva aparición. Las sustancias utilizadas han sido varias, pero con mayor frecuencia se ha detectado la presencia de un cannabinoide denominado MDMB-4en-PINACA, acrónimo de methyl 3,3-dimethyl-2-(1-(pent-4-en-1-yl)-1H-indazole-3-carboxamido)butanoate. Desde el 2020, han aparecido muestras de cannabis adulteradas con esta droga, empezando por Suiza y posteriormente extendiéndose a Francia, Reino Unido, Holanda, Austria, Luxemburgo y, recientemente, Alemania. Un factor que creemos ha incidido en este fenómeno ha sido la falta de suministro de cannabis de alta potencia al otro lado de los Pirineos debido al bloqueo del comercio por la situación de crisis pandémica de la covid-19.

Los cannabinoides sintéticos son agonistas totales; el THC es parcial. Esto hace que tengan efectos muchos más intensos y la gente que consume pueda sufrir efectos secundarios como mareos, vómitos, pérdida de conciencia, agitación o taquicardia, habiéndose reportado alguna muerte, incluso. Podríamos decir que produce, de una manera más potente, tanto los efectos psicoactivos como los efectos adversos que tiene el THC, sumado a algunos que no presenta este último, como algunos problemas renales, entre otros.

La “marihuana suiza” o “marihuana mejorada” (enhanced marijuana) es el nombre con el que se conoce en el mercado negro este tipo de adulteración, aunque, de momento, en España no hemos encontrado ninguna muestra de cannabis adulterada de esta manera, al menos de las que hayamos analizado en nuestro servicio de análisis. Creemos que en España no está ocurriendo este tipo de adulteración por la disponibilidad de hierba potente (alto contenido en THC).

No obstante, sí que hemos analizado un par de muestras con esta sustancia, pero que fueron adquiridas sabiendo que eran un cannabinoide sintético con la intención de consumirlo como tal. Una de ellas era un polvo amarillo y otra era una mezcla de plantas aromáticas impregnadas de esta sustancia. Este tipo de preparados (hierbas aromáticas + cannabinoides sintéticos) hace años que se venden para fumar y su nombre genérico es spice, en relación con el nombre comercial de los primeros productos que se empezaron a vender a principios de la década del 2000 como sustitutos legales de la marihuana. Estas dos muestras nos han llegado a nuestro servicio de análisis en un momento en el que se estaba detectando en otros países de Europa como adulterante del cannabis, y sirve de evidencia para confirmar su presencia en el mercado, ya que personas usuarias de nuestro servicio en España lo han podido adquirir mediante la compra por internet.

Tampoco queremos demonizar este tipo de sustancias. Este tipo de drogas, así como cualquier otra, presentan sus márgenes de dosificación, sus pautas de consumo, sus riesgos y la manera de hacer un consumo seguro. El problema es el poco conocimiento disponible que hay para poder establecer pautas de uso seguro. Además, hay poco margen para conocer sus efectos en profundidad, ya que en poco tiempo son fiscalizadas, desaparecen del mercado y aparece otra sustancia nueva de la que tampoco sabemos su funcionamiento más allá de que presente efectos parecidos al THC.

Su aparición en el mercado es con relación a su situación de alegalidad para poder sustituir al cannabis, de manera que haya disponible un producto no fiscalizado y que tenga efectos parecidos al THC. De esta manera llega a una población que lo que quiere es experimentar los efectos de la marihuana sin sufrir riesgos legales. El riesgo radica aquí, ya que son compuestos mucho más potentes, tóxicos y con más riesgos que el cannabis. Esto es lo que ha llevado a la aparición de casos graves de salud y experiencias que, como poco, puedan ser desagradables.

Referencias

New psychoactive substances as adulterants of controlled drugs. A worrying phenomenon?

Synthetic and Non-synthetic Cannabinoid Drugs and Their Adverse Effects-A Review From Public Health Prospective

EMCDDA technical report on the new psychoactive substance methyl 3,3-dimethyl-2-{[1-(pent-4-en-1-yl)-1H-indazole-3-carbonyl]amino}butanoate (MDMB-4en-PINACA)

Marihuana en Marcha - Mesas Sembrando el Cambio MMM2021: “Reducción de riesgos y regulación del cannabis”. Vídeo.

 

Relacionados

Chocolate psicodélico (4-AcO-DMT)

En el mercado negro se pueden adquirir variados chocolates combinados con setas psicotrópicas, una mezcla que presenta sus ventajas para los amantes del viaje psicodélico a los que, sin embargo, les desagrada el sabor de los hongos psiloscibios. El...

El delta-8-THC

Aunque el THC es el cannabinoide más conocido, hay un nuevo “tipo” de marihuana, que cada vez está creciendo más en popularidad, que no lo contiene.

‘Peccata minuta’: el cloretilo

Pau y Marc salen a correr por primera vez en meses y, al cabo de unos minutos, Pau nota un fuerte tirón en el cuádriceps que, más tarde, le obliga a ir al médico. Afortunadamente, no resulta nada grave; el doctor le recomienda tenerlo inmovilizado y...