Pasar al contenido principal

Aceite de oliva cannábico

Jakes de Sostoa

De Medical Seeds

Aceite

Son mundialmente conocidas las propiedades del aceite de oliva, que es la base de la dieta mediterránea. Hay estudios científicos que sugieren que reduce la oxidación celular, debido a que contiene una elevada cantidad de antioxidantes fenólicos, responsables de contrarrestar los efectos producidos por los radicales libres.

A razón de esto, es ideal cuando se administra junto a los cannabinoides como coadyuvante en el tratamiento de distintas enfermedades. Mejora la absorción del calcio, el magnesio y el zinc, que son nutrientes esenciales en la regeneración ósea, y consumido junto a los cannabinoides, que a día de hoy se sabe que regulan muchas funciones fisiológicas además de ser un potente antiinflamatorio, es de gran ayuda para el tratamiento de enfermedades degenerativas. Además, cuenta con gran cantidad de oleatos, que ayudan a promover la calcificación y la mineralización de los huesos. ¡Todo son ventajas si sigues la dieta cannamediterránea!

Si queremos que el aceite tenga efecto psicoactivo usaremos variedades con altos niveles de THC, y si por el contrario buscamos un efecto muy suave, prácticamente imperceptible, usaremos variedades con ratio 1:1 (THC:CBD) o que tengan niveles de CBD mayores a los de THC.

Es un proceso muy sencillo que no requiere de ningún tipo de maquinaria especializada y que no conlleva ningún tipo de riesgo, por lo que no hay excusa posible para no probarlo. El aceite es un solvente muy efectivo y arrastra con facilidad los cannabinoides y terpenos sin extraer mucha clorofila, lo que lo convierte en un solvente de gran calidad.

El aceite de oliva cannábico es un producto ideal para el consumo cotidiano; se puede consumir incluyéndolo en la mayoría de los platos salados o en una simple tostada. Si se conserva alejado de cambios bruscos de temperatura, puede durar tranquilamente doce meses sin perder propiedades.

Aceite Paso 1
Aceite Paso 2
Aceite Paso 3
Aceite Paso 4
Aceite Paso 5
Aceite Paso 6
Aceite Paso 7
Aceite Paso 1
Aceite Paso 2
Aceite Paso 3
Aceite Paso 4
Aceite Paso 5
Aceite Paso 6
Aceite Paso 7

Instrucciones

Materiales

  • 1 litro de aceite de oliva
  • 1 bote hermético grande
  • 70 g de cogollos o de restos de la manicura
  • 1 colador de malla
  • 1 recipiente de cristal para almacenarlo

 

Proceso

  1. Llenar los botes con los cogollos o los restos de la manicura. Añadir aceite de oliva hasta cubrirlos.
  2. Cerrar y dejar macerar durante unos 30-45 días moviendo el recipiente ligeramente un mínimo de una vez por semana.
  3. Trascurrido el tiempo de macerado, proceder a separar el aceite de la materia vegetal con la ayuda del embudo y el colador.
  4. Envasar y guardar el aceite en recipientes de cristal.

El toque mágico

  • Es altamente recomendable que el aceite de oliva sea orgánico de extracción en frío y de primera prensada, para que la calidad final del producto sea máxima.
  • Si no disponemos de tiempo para el macerado podemos hacer un baño maría (sin que llegue a hervir) durante dos horas con los cogollos o restos de la manicura junto al aceite. De esta manera también extraemos los cannabinoides pero no la totalidad de los terpenos (que se degradan debido a la alta temperatura), además de perder propiedades del mismo aceite.
  • Podemos añadir otras plantas medicinales durante el proceso de macerado para potenciar aquellas propiedades que nos sean más útiles. Por ejemplo, añadir tres dientes de ajo o unas ramas de romero para potenciar el efecto antiinflamatorio.

Nº 235 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo