Pasar al contenido principal

Gema Polanco o el glam del rock

Gema Polanco (Valencia, 1992) es una artista visual que ha sabido traspasar a sus obras y diseños de moda todo el glamour que rodea al rock, creando unos personalísimos iconos llenos de fuerza que ya representan a una generación.

Nada vale la pena en el ámbito artístico que no parta de una obsesión. En el caso de Gema Polanco el punk y el rock la han acompañado siempre, y ella misma ha sido capaz de transformarse en una rock star sin haber dado un puto concierto.

Lograr que todo un espíritu musical se plasme en materiales textiles no es fácil, crear tu propia huella durante esta ardua tarea es lo que hace único al trabajo de esta artista valenciana.

Licenciada en Fotografía por el London College of Communication (Londres, 2015), postgrado en el Máster PHotoEspaña (Madrid, 2016) y Máster en Artes Visuales y Educación por la Universidad de Barcelona (Barcelona, ​​2017), su obra ha sido expuesta en festivales como Circulation(s) en París, Miami New Media Festival en Miami, PhotoEspaña, PhotoAlicante, Art Nou, Loop Barcelona​​ y Aragon Park, y recientemente ha pasado a formar parte de las colecciones de DKV y Kells. 

En un escenario donde Inditex convierte todo en una lista de éxitos de radio fórmula, hace falta una Gema Polanco que reivindique su propio estilo, tanto en la calle como en el museo. Una estética que brilla incluso cuando se apagan los focos del concierto.

El arte va mucho más allá de las paredes de una galería y de las pasarelas de moda. A veces está ahí, en todo aquello que te hace sentir bien.

En esta entrevista para Cáñamo, Gema Polanco habla sobre música, autocuidados y otras muchas cuestiones referentes al ámbito artístico y social.

¿En qué medida influye la música rock en tu trabajo?

La música es una de mis salvaciones. Nunca se va, siempre está. Quizá porque desde niña he visto el poder de metamorfosis, comunión y de conexión que tiene. Me acompaña y abraza prácticamente todo el día, aunque a veces me sacude y se mete más en mis adentros. Siempre compensa, nunca falla. Yo vengo de lugares donde me ha costado mucho encontrar referentes y la música me los ha dado. Ha sido una brisa constante de aliento que me ha traído hasta aquí. Le debo bastante, no te voy a mentir. La música me cura y me ha hecho ver la luz dentro de la oscuridad. La música y en concreto el rock con sus infinitos subgéneros, sus sacudidas de cuerpo, sus posturas eléctricas, el trance y todo lo que gira en torno a este género, se metieron tan profundos en mí que están presentes en mi obra, siempre. A veces es más evidente por los mensajes, referentes o tipografías que uso, y otras es tan sólo el carácter rebelde o espontaneo de la pieza. ¡Es un grito! ¡Aaaaahhhh! La gente dice que soy rockera [risas]. Algo que no cuento mucho es que prácticamente la música que suena en mi casa y estudio es blues, country alternativo y folk-rock bastante outsider quizá por su carácter de confesión y fuerza, bueno, y mil géneros (psicodélica, heavy, Stoner...) y mil bandas más. ¡Podría hablar todo el día de esto!

Gema Polanco o el glam del rock

Punk just for the aesthetics (2022)

Gathering Energies (2021).

Gathering Energies (2021).

Además de hacer arte textil, también te dedicas a la moda. ¿Crees que en la calle se percibe tu discurso de la misma manera que en una galería o en un museo?

Nunca me ha gustado encasillarme, digamos que llevo toda la vida huyendo de eso. Hago muchas cosas y me encanta hacerlo así. Mi obra quiere pasearse y sentirse libre, meterla solo en museos sería un suicidio. También tiene y quiere estar en la calle, que le dé el aire, ensuciarse y pasar de mano en mano. Quiere vivir. La calle tiene esa inmediatez y rapidez que es pura frescura para mí. Me pinto una camiseta o me bordo un traje, me lo pongo o se lo ponen y de alguna forma ya está fuera. No sé, creo que es muy interesante. Limitarse es opresión. A la moda llegué porque desde pequeña me tuneaba y modificaba la ropa, no mucho más lejano de lo que hago ahora, porque me hacía sentir bien y eso es lo que sigo haciendo: ropa hecha desde el corazón con mucho amor, trajes de fuerza y sentimiento.

Tu trabajo habla mucho de los autocuidados, ¿por qué crees que la sociedad se fue olvidando de sí misma en lo que se refiere a bienestar?

Porque al capitalismo no le interesa. Los autocuidados significan muchas veces parar y cuestionar, y eso no les interesa para nada. Interesa lo normativo, lo que produce, trabaja, consume y no cuestiona. Lo otro molesta y, bueno, ya nos sabemos el resto: una sociedad donde el enfermo no tiene prácticamente cabida y el cuidarse y la salud mental es un lujo. Creo que deberían enseñarnos muchas cosas diferentes desde pequeños, como a regularnos y cuidarnos bien para poder cuidar al resto.

Gema Polanco o el glam del rock

Acuarela titulada In darkness I found light y la instalación She finds ways to tap into her dreams and inspirations.

Gema Polanco o el glam del rock

Instalación She that confronts monster and turns them into allies que tomó forma en la fachada de la tienda Tommy Hilfiger en Las Rozas, Madrid (2023).

En todos los países y lugares que has estudiado y, más tarde, expuesto, ¿dónde has sentido que se te valora más?

Estoy a gusto ahora la verdad. Madrid me ha acogido muy bien desde el principio y he conocido a gente maravillosa. Tengo muy buenas amigas, soy muy afortunada. Mujeres que me inspiran y nos sostenemos en el día a día. Es verdad que a veces gruño un poco de lo conservador que es todo y echo mucho de menos Londres, la ciudad que me enseñó a mirar.

“Mi obra quiere pasearse y sentirse libre, meterla solo en museos sería un suicidio. También tiene y quiere estar en la calle, que le dé el aire, ensuciarse y pasar de mano en mano. Quiere vivir”

¿Cómo crees que actúa con más potencia el feminismo: en una exposición mixta o en una donde solo hay mujeres?

Creo que ambas exposiciones son necesarias y que una no debe sustituir a la otra.

¿En qué contexto sueles trabajar? 

Soy bastante caótica en general, me ha costado mucho tiempo aceptarlo, pero ahora ya está integrado. Soy caos, soy esto y lo otro. Soy muchas contradicciones y está bien. No tengo horarios fijos, pero no paro de trabajar. Siempre quiero tomarme algún día libre, pero difícilmente lo consigo. En cuanto a mi lugar de trabajo, depende mucho del proyecto con el que esté. Si estoy haciendo obra grande voy al estudio y si no, trabajo desde casa. Vivo con mi perrita Rona, así que salgo a la calle tres veces al día. Muchas veces en alguno de los paseos me paro a leer en el parque, a que me dé el sol y a dibujar. Escucho música prácticamente todo el día. Al menos tres veces a la semana me echo el tarot, medito y hago yoga, y, por lo demás, pese a que me encante la gente, soy bastante loner, necesito aislarme para producir, por lo que paso mucho tiempo sola construyendo mi imaginario y habitando otros lugares más surreales y mutables. Lugares de fuga.

Gema Polanco o el glam del rock

El fanzine Bikewars (2017) formó parte de su proyecto de autoedición Navaja Automática mostrando la escena punk y okupa de Barcelona.

Gema Polanco o el glam del rock

Detalle de la instalación Floating Babies en Aragon Park 2021.

¿Por qué te has decantado por el consumo del CBD? 

Llevo desde los 14 años con episodios fuertes de ansiedad y luchando con dolor crónico. Digamos que mi sistema nervioso está pasando por el taller y necesita mucho mimo y atención. Hace cinco años tuve un episodio duro de dolor que me hizo parar y fue acompañado por complicaciones gastrointestinales que yo ya había normalizado, y empecé una locura de médicos, reumatólogos, ginecólogos, nutricionistas, cambios de diagnósticos… De repente, me vi en un bucle que no se sabía qué causaba qué. Fui diagnosticada, aparte de las diferentes condiciones médicas, entre otras cosas, con estrés postraumático, y es ahí donde me di cuenta que necesitaba hacerme cargo de mí misma y no dejarme sola. Así que empecé un viaje fuerte e intenso para volver a mí. Terapia, psiconeuroinmunología, biodinámica, suplementación natural y cambios en la nutrición y mimo. Es ahí donde entró el CBD. Lo uso por las noches, mínimo 10 % full spectrum, 4 o 6 gotas me ayudan a relajar el cuerpo y dormir mejor.

¿Cuáles son tus referentes?

Mis referentes son muchos. Están los que no conozco, pero me acompañan, y los que forman parte de mi vida diaria. La lista es infinita, pero empezaría: Moki Cherry, Leonora Carrington, Lady Gaga, Florence Welch, Johana Hedva, Sarah Lucas, Nick Cave, Tracey Emin, David Bowie, HR Giger, Jason Molina, Nina Simone, Roky Erickson, Neil Young, Patti Smith, Vivienne Westwood, Pamela Hogg…

Gema Polanco o el glam del rock

Gema Polanco montando No way back. Purguing and transcending (2023); y Confía tía confía (2021).

Si pudieses comprar cualquier obra de la Historia del Arte, ¿cuál sería?

¡Esto es dificilísimo! Me encantan muchísimas cosas y no soy muy de poseer. Me gusta que podamos disfrutar todos de todo. Pero si tuviera que comprarme algo, sí o sí, sería algo que conectase con mi Gema adolescente, algo que me dio fuerza en su momento, un homenaje a ella… Por ejemplo, un traje de Bowie, el traje de vinilo de Kensai Yamamoto o el traje cruzado de 1973 diseñado por Derek Morton, ¡uf!, o uno de mis favoritos: el traje azul hielo de 1972 diseñado por Freddie Burretti para “Life on Mars”. También podría estar el “He ido y vuelto al infierno y déjame decirte que ha sido maravilloso” de Louise Bourgeois, con el que tanto aluciné; algún autorretrato de Mapplethorpe; Niki de Saint Phalle; Bacon; Lucian Freud; Sarah Lucas…

Aunque sabemos que no eres consumidora, ¿qué opinión te merece la legalización de las drogas?

En principio, a favor, sobre todo, con la marihuana. Es un sí, como están haciendo en Estados unidos y Canadá. Para otras sustancias creo que es más complejo y hay que ver cada una.

¿En qué estás trabajando ahora?

El 18 de octubre salió mi primera colección de ropa “Fucking Contradiction” en colaboración con el diseñador Paco Pinton, para la que he intervenido su maravilloso archivo. Hemos realizado piezas nuevas y piezas joyas. Gran parte de la colección son prendas únicas pintadas a mano, bordadas, que puedes llevarlas o incluso enmarcarlas, si quieres. Paco Pinton y yo compartimos universos y referentes. Juntar fuerzas y magia para esto ha sido un sueño. Estoy muy ilusionada con este proyecto. La colección se puede comprar a través de la web pacopinton.com.

Gema Polanco o el glam del rock

La artista Gema Polanco en su estudio con su perra Rona. Detrás las obras Alter ego fire y Euphoric trance. Y sudadera Parties pintada a mano por la artista.

Gema Polanco o el glam del rock

Camiseta Nick Cave inspirada en la obra Euphoric Trance, que surge de movimientos y puestas en escena del cuerpo en el escenario, en este caso del músico Nick Cave. Y camiseta Alter Ego pintada a mano por Gema, estas tres prendas forman parte de la colección “Fucking Contradiction”, en colaboración con el diseñador Paco Pintón.

Hi Pain! Hi Pleasure! (2021)

Hi Pain! Hi Pleasure! (2021)

Gema Polanco o el glam del rock

Este contenido se publicó originalmente en la Revista Cáñamo #312

Comprar versión impresaComprar versión online

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo