Pasar al contenido principal

Entrevista a Gustavo Escobar

"Colombia tiene un potencial único para convertirse en líder global en cannabis medicinal"

Clever Leaves en Pesca, Boyacá
Vista aérea de las hectáreas de cultivo de Clever Leaves en Pesca, Boyacá.
Compartir:

Cofundador y director de innovación de Clever Leaves, Gustavo Escobar es uno de los empresarios más exitosos de este nuevo sector económico creado en torno al cannabis medicinal en nuestro país. En la entrevista que sigue lo interrogamos acerca de su compañía, de su visión empresarial y de la realidad del día a día que se vive en un negocio prometedor que supone un gran desafío para Colombia.

Clever Leaves presume de ser una de las compañías productoras de cannabis medicinal mejor posicionadas en Colombia, ¿qué les diferencia del resto de compañías que también están en este sector emergente?

Nuestro objetivo es crear una diferenciación tangible en el mercado a través de un modelo de negocio de alto impacto. En cultivo, la innovación de Clever Leaves va desde la preparación del suelo, el con-trol biológico, el manejo transversal de metodologías de cultivo, el uso sostenible del agua a través un sistema inteligente de riego israelí de última tecnología, hasta la ventilación de los invernaderos. Hemos logrado una agricultura de precisión para ser uno de los actores más importantes del mundo en la industria del cannabis medicinal. También nos diferencia nuestro laboratorio, que cuenta con el equipo de extracción de cannabis por CO2 más grande de Suramérica, y uno de los únicos seis que existen en el mundo. Nuestra planta de producción, con 1300 m2 y proyectada a 4000 m2 se está certificando en Buenas Prácticas de Manufactura (GMP) para laboratorio de última tecnología y es de grado farmacéutico. Adicionalmente contamos con un equipo innovador, experto y multidisciplinario, que aporta no solamente su conocimiento de diversas industrias –farmacéutica, agroindustrial y floricultura, consumo masivo, química orgánica, biotecnología y negocios–, sino también, una gran pasión por la mística del cannabis medicinal. Tenemos un equipo de científicos, médicos e investigadores, que nos hace ser un hub de desarrollo e innovación de cannabis medicinal que trabaja desde Colombia para llevarle bien-estar al mundo. También nos diferencia la unidad médica y la investigación para el desarrollo de genéticas propias que a día de hoy cuenta con más de 150 variedades de cannabis con el objetivo de ofrecer mejores alternativas para los pacientes.


Han declarado como objetivo para 2023 convertirse en la compañía más grande de cultivo de cannabis medicinal del mundo, ¿se trata de un lema propagandístico o creen sinceramente en ello? ¿En qué basan este objetivo tan ambicioso?

Iniciamos nuestras operaciones en el 2016 y en solo tres años hemos logrado el establecimiento de la empresa, y en tan solo quince meses hemos llevado a cabo una agresiva implementación de las capacidades operativas y comerciales, en donde hemos logrado 7.5 hectáreas cultivadas, tener una planta y un laboratorio de extracción de grado farmacéutico, ser en 2018 los primeros en obtener con fines de investigación un cupo de cultivo de más de 30.000 plantas y un cupo de fabricación de derivados para 514 kg de flor seca de cannabis. También hemos sido los primeros en obtener los primeros cupos de cultivo con fines de comercialización. Según esta autorización, Clever Leaves pudo utilizar este cupo para “plantas madre”, las cuales están en etapa vegetativa y se alistan para propagar mi-les de plantas de acuerdo con el cupo de cultivo que Clever Leaves obtenga para el 2019. Para obtener este cupo demostramos a las instituciones gubernamentales que previamente surtimos las etapas de investigación y estabilización de las variedades de cannabis que cultivamos, así como los ensayos científicos para lograr extractos y productos con estabilidad y seguridad para los pacientes. También hemos conseguido ser los primeros auto-rizados para importar cannabis medicinal con fines de investigación científica en Canadá y la primera compañía autorizada para exportar cannabis legalmente desde Colombia. Y somos además los principales empleadores del municipio de Pesca, donde tenemos nuestros cultivos.

Lo anterior nos ubica hoy en el top 10 de las compañías del mundo en capacidad de producción. La meta de crecimiento a 2023 son 100 hectáreas de cultivo y convertirnos así en el mayor cultivador de cannabis medicinal (grado pharma) del mundo. Esto se desarrollará dentro de los parámetros que hemos venido siguiendo: innovación e investigación rigurosa de nuevas posibilidades de cultivo, cepas y nuevos sistemas de seguimiento que amplíen las capacidades actuales y nos permitan ser el jugador más importante de la industria, con una participación cada vez más amplia del mercado tanto a nivel nacional como internacional, en donde existen grandes oportunidades para nuestros productos.

¿Qué rol cumple Northern Swan en Clever leaves?
Clever Leaves es una compañía 100% colombiana ya catalogada como una de las mejores en el desarrollo de la industria del cannabis en Colombia debido a la financiación de Northern Swan, una firma de inversión con sede en Nueva York que se enfoca en inversiones en la industria legal del cannabis. Northern Swan financia y asesora a operadores de cannabis con licencia a nivel mundial. 

Han sido los primeros en recibir autorización para enviar una pequeña muestra de flores de cannabis para su análisis en Canvadá, con vistas a, si pasan favorablemente las pruebas poder exportar aceite de cannabis para su utilización con fines científicos y terapéuticos. ¿Qué harán si no cumplen con los rigurosos están-dares sanitarios exigidos por Health Canada, el departamento de salud pública canadiense? 
Health Canada expidió el pasado 16 de enero seis autorizaciones a Clever Leaves para importar flor seca de cannabis para fines científicos. A su vez, el Fon-do Nacional de Estupefacientes otorgó el 29 de enero seis autorizaciones para exportar dicho material desde Colombia. Clever Leaves cumplió todos los requisitos que exige el gobierno canadiense para obtener el permiso de importación de material con fines de investigación, lo cual demuestra la altísima calidad del cultivo, el laboratorio, los procedimientos y el equipo de trabajo. En ese sentido nos encontramos en el proceso de pruebas y verificación sobre el cual estamos atentos a resultados y próximos pasos a seguir, siempre con el objetivo de cumplir con los mas altos requerimientos de con-trol y calidad.

¿Cómo es su día a día en Clever Lea-ves? Como director de innovación, ¿cuáles son sus labores en el campo de cultivo?
Los primeros tres años mis acciones estuvieron enfocadas principalmente en la estructuración inicial de la compañía, así como en el diseño e implementación de la primera fase de operación del modelo de cultivo de cannabis bajo invernadero. De aquí surgieron el establecimiento del banco base de genéticas y la configuración de equipos técnicos y multidisciplinarios, en especial con una muy buena combinación de experiencia agroindustrial del mundo de las flores en Colombia y experiencia comprobada in-ternacional en la práctica de cultivo de cannabis. De igual forma, la adaptación de infraestructura física y tecnológica de la fase uno: 5 hectáreas de invernaderos en nuestra primera finca y el despliegue de las prácticas y procesos operativos, para llegar a tener las primeras cosechas en modo de investigación. 

Hoy mi rol, dentro del modelo de innovación que estamos construyendo de la mano de un maravilloso equipo, está más enfocado en traer mejores tecnologías y herramientas para la operación, buscando el mejoramiento continuo y potencialización de nuestras genéticas con fines medicinales, apostando por el desarrollo diferenciado de productos. El objetivo es asegurar siempre los más al-tos estándares de calidad para productos seguros, consistentes y efectivos para los pacientes en el mundo. Con esto puedo decir que mi día a día es simplemente ayudar a mi equipo de trabajo a llevar a cabo diferentes proyectos de innovación, a través de espacios y metodologías agiles y de colaboración, fuertemente orientados a la experimentación, con enfoque en resultados rápidos y concretos, así como con espacios de retroalimentación para reconocer los logros y trabajar en los ajustes necesarios. De igual forma, bus-car caminos de colaboración con aliados de negocio que conecten con estas iniciativas y ayuden a acelerar este proceso para Clever Leaves.

Los usuarios recreativos sabemos lo buenas que son las variedades del cannabis colombiano, pero ¿qué aportan las genéticas colombianas a la industria terapéutica mundial?
La industria del cannabis medicinal es un ejemplo claro de la biotecnología vegetal, ya que se usan las plantas de cannabis como fuente de medicina después de haber sufrido un proceso de transformación o modificación. Desde la perspectiva de la innovación, trabajamos en desarrollar genéticas que cumplan con las necesidades medicinales y a la vez sean más resistentes y productivas en los ambientes del cultivo. A la fecha, en Clever Leaves contamos con más de 150 genéticas de la planta del cannabis. Todas las variedades de cannabis que existen en nuestro banco de semillas se han obtenido en territorio nacional, siendo algunas de ellas de gran reconocimiento internacional, y fueron legalizadas mediante la figura de fuente semillera creada por el ICA (que permitía informar de las variedades de cannabis hasta el 31 de diciembre de 2018). 

Las variedades de cannabis que se usan para la industria medicinal se diferencian por la forma de cultivo y su trata-miento, y esto no guarda diferencia con las genéticas más tradicionales de Colombia. Para fines medicinales o terapéuticos es muy importante el cultivo de las genéticas en condiciones controladas y siguiendo altos estándares de control y calidad para asegurar que el producto final va a ser de calidad, eficiente y seguro para los pacientes. En Clever Leaves, esto se ve representado en buenas prácticas de control biológico ya que en nuestros cultivos no utilizamos pesticidas y hacemos control sobre la cantidad de metales pesados. El primer paso fundamental para el desarrollo de las genéticas es conocer cómo se adaptan las plantas a las condiciones de cultivo. En nuestro caso, es un clima con particularidades (frío, altura, alta radiación). Con este primer paso se consigue información sobre cómo es la planta morfológicamente (la altura, el color, la forma de las hojas, las flores) y también cómo ésta responde a diferentes plagas o enfermedades (como estreses, patógenos, etc.). Estos procesos de evaluación los realizamos con un equipo científico calificado (agrónomos y biólogos) y siguiendo una metodología científica rigurosa (siguiendo los replicados, aplicando esta-dística) para asegurar que los resultados son consistentes. Dentro de los procesos de investigación que estamos llevando a cabo se encuentran rigurosas pruebas de concentración de cannabinoides que gradualmente nos irán permitiendo desarrollar el mayor potencial de cada genética en la aplicación de condiciones terapéuticas para los pacientes.

 

Laboratorio de Clever Leaves
En el laboratorio, utilizando el equipo de extracción de cannabis por CO2 más grande de Suramérica.
Laboratorio de Clever Leaves
En el laboratorio, utilizando el equipo de extracción de cannabis por CO2 más grande de Suramérica.
Laboratorio de Clever Leaves
En el laboratorio, utilizando el equipo de extracción de cannabis por CO2 más grande de Suramérica.
Laboratorio de Clever Leaves
En el laboratorio, utilizando el equipo de extracción de cannabis por CO2 más grande de Suramérica.
Laboratorio de Clever Leaves
Laboratorio de Clever Leaves
Laboratorio de Clever Leaves
Laboratorio de Clever Leaves

El marco legal colombiano ha abierto una ventana de oportunidades, sin embargo, ¿no cree que en parte la ventaja que tenemos es coyuntural, debida a que en la mayoría de países del mundo el cultivo de cannabis está prohibido? ¿Qué pasará cuando otros países del entorno hagan lo mismo que Colombia? ¿Dará tiempo a que la industria cannábica colombiana sea fuerte y pueda competir en el mundo?
Colombia tiene un potencial único para convertirse en líder global en cannabis medicinal creando, al mismo tiempo, una fuente de desarrollo económico y social para el país. Hay tres cosas muy importantes a puntualizar. Primero, las condiciones geográficas y de medio ambiente hacen de Colombia un país único para la producción de cannabis medicinal. Segundo, contamos con una robusta regulación que per-mite a las compañías responsables generar una industria líder no solo para el país, sino para el mundo; con un proceso de industrialización, investigación y exportaciones serio, en unos años Colombia podrá tener el 10% de las exportaciones mundiales del producto. Y, por último, es verdad que Colombia tiene una historia dolorosa que además ha impactado su imagen y reputación, y por esto, nosotros en Clever Leaves consideramos que hace parte de nuestra responsabilidad ayudar a cambiar esa historia.


La evolución de los países que han regulado el cannabis nos dice que tras la medicinal acaba llegando la regulación del cannabis recreativo, ¿qué piensa sobre la regulación del cannabis recreativo? ¿Están preparados para orientar su producción a usuarios lúdicos?
Nuestro ámbito de trabajo se fundamenta en el respeto absoluto de los marcos legales vigentes, por lo tanto, ese es un debate en el que no estamos centrados y que tampoco nos compete en la actualidad.

En Cáñamo creemos que, por cuestiones sanitarias, sociales, de derechos humanos y de libertad personal, habría que acabar con la prohibición y la criminal guerra contras las drogas –en realidad, una guerra no contra las sustancias sino contra las personas pobres de este mundo desigual–, ¿qué opinión tiene un empresario como usted sobre este asunto? ¿No cree que todas las drogas deberían estar reguladas como lo está el cannabis en Canadá y en algunos estados de EE UU, como California o Colorado?
Nuestro propósito fundamental es ayudar a pacientes en Colombia y el mundo a buscar y encontrar un bienestar re-novado. Queremos que el país dé un salto hacia la generación de conocimiento y desarrollo sostenible desde una perspectiva medicinal integral, por ende, siendo nuestro ámbito de trabajo el respeto absoluto de los marcos legales vigentes, ese es un de-bate en el que no estamos centrados y que tampoco nos compete en la actualidad.
Lo que sí le puedo asegurar es que siendo Clever Leaves una compañía apegada a las leyes y a la normativa colombiana, consideramos apropiado recordar que en la regulación colombiana solo está permitido el uso medicinal para el cannabis y que no está autorizada la comercialización de la flor. De esta forma, el cannabis medicinal se refiere a la explotación científica de los atributos positivos y curativos que el cannabis tiene para ofrecer y que a través del uso terapéutico pueden tratar una gran variedad de padecimientos. Dado que nuestro foco son los pacientes, estamos desarrollando protocolos de investigación tendientes a buscar soluciones de calidad para patologías sensibles. Es importante puntualizar que la evidencia científica soporta el uso de cannabis medicinal para el dolor crónico, la espasticidad por esclerosis múltiple, y náuseas y vómito por quimioterapia. Aun-que existen otras patologías susceptibles de verse beneficiadas con el uso de cannabis medicinal, aún está por corroborarse la evidencia científica. Es importante que sepa que en Clever Leaves, contamos con una junta médica, así como con un equipo de médicos compuesto por Anestesiólogos, Químicos Farmacéuticos e Industriales, Neurólogos, PHD en Biotecnología de plantas, PHD en Biomedicina. El cannabis medicinal es un medicamento y como tal debe ser usado según indicaciones médicas.  
 

Una pregunta personal

¿Cómo llegó a crear una compañía  
de cultivo de cannabis? Antes de entrar como empresario en este sector, ¿qué relación tenía con nuestra amada planta?

Se podría decir que el año 2010 fue el responsable de iniciar, sin saberlo, el caen una compañía con una presencia importante en el sector salud en Colombia, que nos hizo no sólo colegas sino parterns y grandes amigos. Fundamos primero Mojo Ventures, un gestor de empresas startups focalizada en generar crecimiento con rentabilidades sin precedentes. Nos unió muchísimo una misma filosofía, según la cual, las personas son lo más importante en una empresa. Pensamos que un equipo inspirado es capaz de alcanzar resultados extraordinarios independientemente de las tareas específicas que tenga que realizar. También compartimos la visión de que una eficaz combinación de estrategia, ejecución y resiliencia es lo que se necesita para tener éxito en el mundo de los negocios. Mojo Ventures fue la responsable de incubar este emprendimiento desde sus inicios y llevarlo por el camino del crecimiento acelerado.

Años atrás, en el año 2000 tuve la oportunidad de vivir por un periodo de tiempo en Holanda donde hace varias décadas existe un desarrollo cultural y social alrededor de la planta, esto me permitió entender el impacto de desarrollo de una posible industria, y al identificar la oportunidad de poder hace parte de ella en Colombia, gracias a la definición del primer marco regulatorio a finales del 2015, y mejor aún, con un propósito de mayor valor para la sociedad al ser de carácter medicinal y de beneficios de salud para las personas, fue entonces donde hizo sentido entrar en esta aventura.

Posteriormente y gracias a mi gusto por el paracaidismo, conocí a Julián Wilches, otro paracaidista que fue, entre otros, Director de Política contra las Dro-gas del Ministerio de Justicia y del Derecho y en el Programa Presidencial contra Cultivos Ilícitos. Luego de unas primeras conversaciones vimos la oportunidad de emprender cuando la primera versión de la regulación salió a flote. Entendimos el potencial del match que podía unir el emprendimiento con el conocimiento de la regulación y el expertise corporativo. 

Los tres nos reunimos y vimos muchas coincidencias. Entre ellas el firme propósito de crear empresa para poder devolverle al país, tanto económica como socialmente. Coincidimos también en la visión de reunir equipos de trabajo con-formados por seres humanos capaces de sacar proyectos adelante, teniendo como foco central el que las personas son lo más importante dentro de una com-pañía. Todo esto fue la piedra angular para que en el 2016 se creara Clever Leaves, como el motor de una compañía que, a partir de las características medicinales del cannabis, no solamente pueda cambiar la vida de una infinidad de personas, sino ayudar a cambiar la imagen de Colombia en el mundo.
 

Fotos: Clever Leaves

Contenido relacionado

Ventas de cannabis medicinal en Pensilvania llegaron 500 millones de dólares en dos años

Ventas de cannabis medicinal en Pensilvania llegaron 500 millones de dólares en dos años

Amazon denunciada por despedir a un paciente registrado de marihuana medicinal

Amazon denunciada por despedir a un paciente registrado de marihuana medicinal

La Fundación Michael J. Fox para el Parkinson piden reforma para la marihuana medicinal

La Fundación Michael J. Fox para el Parkinson piden reforma para la marihuana medicinal

Heroína, kit de inyección.

Los muertos silenciosos de la heroína en Colombia

¿Quieres una licencia para vender medicinal en Florida? Busca 95 millones de dólares

¿Quieres una licencia para vender medicinal en Florida? Busca 95 millones de dólares

EXPO BOGOTÁ CANNABIS 2019

Expo Bogotá Cannabis 2019

Sala de prensa del Congreso.

De prohibir a regular las drogas

Expomedeweed y Cannaworld Congress 2019

Expomedeweed y Cannaworld Congress 2019

Tailandia, primer país de Asia que desarrolla su propia variedad de marihuana

Tailandia, primer país de Asia que desarrolla su propia variedad de marihuana

Cannabis recreativo

¿Le llegó la hora a la regulación del cannabis recreativo?

Contenido patrocinado

Nº 264 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo