Pasar al contenido principal

A las actrices porno les encanta el verde

Un repaso a las actrices fumetas de la industria del porno

Ilustración Porno y cannabis
Compartir:

Uno de los aspectos más interesantes de las actrices porno es que todas viven en estrecha conexión con lo prohibido, reclamando la normalización de lo que no se puede hacer, de lo que no está bien visto. Eso las abre a experimentar con los sentidos y las pautas sociales. De hecho, existe el prejuicio de que las estrellas del porno adoran la marihuana, tan extendido como para que las no fumadoras se quejen de tener que lidiar con el estereotipo. A los seguidores les chifla verlas fumar en pleno POV (point of view, plano subjetivo), pero lo cierto es que estas escenas se suelen rodar con tabaco o con alguna especie similar. Lo que nadie puede evitar es que ellas acudan al rodaje con la sustancia fluyendo desde casa, que disfruten más del sexo cuando están colocadas o que lo primero que hagan tras el trabajo bien hecho sea encender un porro.

Lo cierto es que hay unas cuantas, así que vamos a conocer algunas de las más destacadas. Bajo mi punto de vista nos encontramos ante activistas en pro de la libertad para hacer con el propio cuerpo lo que a uno le dé la gana, y a menudo se enfrentan a duras repercusiones sociales y legales. Ni las drogas ni el sexo deberían ser tan importantes. Si hay algo que comparten estas mujeres, además de unas ganas irreprochables de pasarlo bien, es una capacidad portentosa para la supervivencia sobre aguas pantanosas. Encuentro muy saludable que incluso las que han tenido graves problemas con la ley traten de llevar las circunstancias con el humor negro y ácido del que sabe que ninguno de sus delitos era para tanto. ¿Tanto revuelo por hacer cochinadas delante de una cámara, por meter un manojo de hierba seca en un coche y transportarlo de un sitio a otro? ¿En serio?

Katie Morgan

“Creo que la marihuana hace mejores un montón de cosas, siendo el sexo y la comida dos de las más importantes”. Son palabras de la dicharachera Katie Morgan, emitidas entre risas flojas porque su caso es especial. Nació en Los Ángeles en 1980 y recibió la educación escolar dentro del propio hogar por parte de unos padres religiosos y ultraconservadores. Dicho esto, sepamos ahora que ella entró en la industria del porno como medio para pagar la fianza que le pesaba tras haber sido detenida transportando cuarenta y cinco kilos de marihuana desde México hasta Estados Unidos. Ocurrió en el año 2000, y esta valiente rompedora de cadenas no solo consiguió saldar su deuda sino convertirse en una de las actrices más populares del panorama. Su nombre artístico contiene un homenaje al primer nombre de Escarlata O’Hara y otro a la marca de ron Captain Morgan. Extremadamente risueña e inteligente, ha recibido varios premios, ha codirigido un programa de radio y su historia contiene una moraleja aplastante: criar a los niños dentro de una burbuja cerrada y moralista no sirve de nada. Si en su interior habitan la curiosidad y el valor, no habrá secuestro que les aleje de la aventura.

"Creo que la marihuana hace mejores un montón de cosas, siendo el sexo y la comida dos de las más importantes", dijo Katie Morgan, quien entró en la industria del porno como medio para pagar la fianza tras ser detenida transportando cuarenta y cinco kilos de marihuana.

Amarna Miller

El orgullo nacional de esta lista tan gozona es la psiconauta oficial Amarna Miller. Consumidora confesa que participó este año como ponente en la feria Spannabis de Barcelona, se posiciona completamente a favor de la legalización. Su profundo interés por experimentar con estados alterados de conciencia la ha llevado a adentrarse en mundos tan estimulantes como el de las drogas o el BDSM, que le proporciona unos colocones tremendos a base de dolor administrado, como todo, en su correcta dosis y en su correcto entorno. Amarna encuentra paralelismos entre la estigmatización que padecen los trabajadores sexuales con la de los consumidores de sustancias, que tienen que lidiar a menudo con juicios de valor y sermones abrasivos. A ella le toca sufrir los dos frentes, y es una luchadora activa en pro de la información, la regularización y el consumo responsable en todos los sentidos.

Hiperactiva y elocuente, su existencia se basa en desafiar sin tregua una zona de confort cada vez más amplia, que en el último año la ha llevado a vivir en una caravana la mar de apañada. Aldous Huxley siempre está en la mesita de noche de esta dulce ninfa amante de los enteógenos, la psicodelia y las variedades sativas. Sin duda estamos ante una de las hippies más organizadas y enérgicas del planeta.

Jada Stevens

Jada Stevens nació en Georgia en 1988, y empezó en el mundo del porno a los veinte años especializándose en las categorías consideradas más hardcore. Se define a sí misma como ninfómana y fanática del hip-hop, y es, en otras palabras, una colega de ensueño. Aventurera, divertida, voluptuosa y segura en todos los movimientos que efectúa, su usuario en Twitter es jadastevens420 en honor al veinte de abril. Podría decirse que su vida es una orgía continua sobre la hierba. La cantidad de fotos que sube a las redes sociales luciendo canutos de todo tipo resulta abrumadora, es imposible aguantarse la risa ante el espectáculo de sus estéticas de exótica sensualidad acompañadas de chistes propios de fumetas. Un flotador en forma de porro gigante con el logo de Raw, atuendos de fantasía, alegría a raudales.

Foto de Katie Morgan
Katie Morgan
Foto de Amarna Miller
Amarna Miller
Foto de Jada Stevens
Jada Stevens
Foto de Keisha Grey
Keisha Grey
Foto de Teanna Trump
Teanna Trump
Foto de Lexi Belle
Lexi Belle
Foto de Lexi Belle
Lexi Belle
Foto de Katie Morgan
Foto de Amarna Miller
Foto de Jada Stevens
Foto de Keisha Grey
Foto de Teanna Trump
Foto de Lexi Belle
Foto de Lexi Belle

Keisha Grey

De ascendencia irlandesa y española, Keisha Grey nació en Florida en 1994 y debutó en el porno en el 2013 tras haber trabajado como camarera y como pizzera. Luce varios tatuajes y dos de ellos conmueven el corazón: la hoja de marihuana y el logo de Wu-Tang Clan. ¿Cabe una combinación más amigable?

Ha sabido ganarse al público con una progresión lenta y ascendente, atreviéndose a explorar a su ritmo, haciéndose de rogar pero nunca defraudando, y a estas alturas se ha convertido en una de las estrellas más queridas. Por su sencillez, por su naturalidad y por la preciosa separación entre las paletas, pero también por la falta de timidez a la hora de declarar su amor por el color verde, al menos durante los primeros años de carrera. Participó en la serie de vídeos producidos por EXXXOTICA.tv titulada Wake and Bake, en la que distintas estrellas del porno fumaban recién despertadas en la habitación 420 de un hotel, y en una ocasión subió un vídeo a Instagram haciendo uso de un fabuloso bong de ciento veinte centímetros. Era frecuente verla inhalando con gran placer, pero ya no podemos degustar muchas de estas imágenes. En el 2016 la pequeña Grey cambió de opinión, decidió probar a vivir sin drogas y borrar algunos de los rastros de su andadura anterior. “Fuck drugs”, publicó en su Twitter en aquel momento de giro inesperado. “La marihuana es buena, todas las demás drogas pueden irse”, le respondió la adorable Abella Danger, que también había aparecido en un episodio de Wake and Bake. La señora Danger sabe muchas cosas y da estupendos consejos. No le quitéis ojo.

Teanna Trump

Teanna Trump nació en 1995 en Indiana y llevaba un año de actividad como actriz porno cuando llegaron sus problemas con la ley. Donde era frecuente encontrarla alardeando de lascivia, de calentones incontrolables y de porritos con sus amigas, sus fans pasaron a verla compartir con ellos los desvelos provocados por los trámites de un juicio bastante mediático que duró un año entero. En junio del 2016, la sentencia dictó seis meses de prisión para Teanna, que acabó digiriendo la experiencia con resignación, qué otra cosa si no. ¿El delito? Poseer seis libras de marihuana, unos dos kilos con setecientos gramos, en el lugar equivocado: Oklahoma, uno de los estados con leyes más estrictas en torno al consumo de cannabis. Sus seguidores, indignados, tomaron su ingreso en prisión como un escarmiento desorbitado e innecesario, clamando que arrebatarle una porción tan importante de su carrera en activo era el único crimen que se estaba cometiendo. El mismo día en que fue puesta en libertad saludó a sus fans desde Twitter, después de que el hashtag FreeTeannaTrump la hubiera acompañado durante todo el calvario.

Lexi Belle

La dulce conejita Lexi Belle es una de mis estrellas preferidas de todos los tiempos. Nació en Luisiana en 1987 y trabajaba en un videoclub antes de rodar su primera escena, a los dieciocho años. Contaba con una experiencia sexual muy breve que se limitaba al coito vaginal, y realizó su primera felación frente a la cámara, por lo que gran parte de sus progresos carnales han sido documentados. Lexi confiesa sin miramientos fumar cada día nada más levantarse, y de ahí pasar a hacerse el café. Le encanta probar nuevas variedades, y cuando viaja está deseando descubrir las cosechas autóctonas; está convencida de que la marihuana es el mejor regalo que cabe recibir y que en el mundo entero deberían aplicarse las amables leyes de California, su actual lugar de residencia. Cuando está muy colocada disfruta atiborrándose de chile, y su buen humor la ha llevado a protagonizar las parodias X de Buffy Cazavampiros o The Sailor Moon. Quién sabe, tal vez el destino nos conduzca alguna vez a compartir una estancia con ella. En tal caso, sabremos que hemos ligado si como banda sonora elige una canción de Jimi Hendrix o si nos propone ver un episodio de South Park. Un porrito, un capitulito, comida picante, esa risa de ratón. Locus amoenus.

La pareja más kush

Foto de Karla Kush y Alex Jones

Si hay una pareja dulce dentro de la industria pornográfica, esa es la formada por Karla Kush y Alex Jones, enormes defensores del bien. Ambos actores arriesgados y fumadores empedernidos manifiestan un comportamiento amable y ejemplar hasta en situaciones que la opinión pública podría catalogar de extremadamente sucias e indecentes. Ellos mismos se califican como pervertidos y cubren de hojas verdes sus redes sociales sin perder jamás ese vaporoso enfoque de ternura e infinito desenfado. En la categoría de hachazo político certero, a sus actividades les pongo matrícula de honor. Hace solo unos meses que han sido padres. Qué bonita familia donde ir a nacer.

Contenido relacionado

Copa Farallones

Copa Farallones

Senadores solicitan el fin de las políticas de inmigración anticannabis

Senadores solicitan el fin de las políticas de inmigración anticannabis

Ilustración: riegos abundantes

Riegos abundantes y lucha contra plagas

Plantación de cannabis

Nueve países africanos tendrán la oportunidad de legalizar el cannabis próximamente

Aplicaciones venta cannabis Google

Adiós a las aplicaciones de venta de cannabis en Google

Cannabis Light

La Corte Suprema italiana condena la venta de ‘cannabis light’

Informe Europeo sobre Drogas

Cannabis y cocaína: las drogas ilegales más consumidas en Europa

Curaleaf compra Cura Cannabis y se convierte en la empresa más grande de EE.UU

Un nuevo estudio apunta que la regulación de cannabis reduce la medicación opioide.

Gretchen Whitmer gobernadora de Míchigan

La gobernadora de Míchigan llama a asistir al evento cannábico

La ONU posterga la votación para reclasificar el cannabis

La ONU posterga la votación para reclasificar el cannabis

Contenido patrocinado

Nº 263 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo