Pasar al contenido principal

5 Razones para hacerte un porro en la cena de Navidad (con la familia)

Cena de Navidad
[Imagen: Miguel Castejón]

En las cenas el alcohol corre a raudales. ¿Y la hierba? La hierba no corre, pero quizás sea el momento de que empiece a hacerlo.

[AvisoSi vas poner en peligro la herencia de tu abuela o tu familia te va a practicar ostracismo (te va a desterrar), piénsatelo bien antes de sacar la hierba. A no ser que quieras ser desterrado, claro]

 

En poco más de dos semanas se estarán encendiendo los hornos y calentando las parrillas para la cena de nochebuena. Y al día siguiente navidad, luego nochevieja y, más tarde, la noche de reyes. En estas fechas de celebración y reuniones familiares, además de buenas dosis de comida, el alcohol corre a raudales. ¿Y la hierba? La hierba no corre, pero quizás sea el momento de que empiece a hacerlo. Te damos cinco buenas razones para hacerte un porro con la familia. 

1. Porque tienes ganas de hacértelo. 

Esta tiene que ser la primera razón, y si no la cumples abandona el proyecto. Obviamente si en tus cenas familiares nunca ha asomado un porro tendrás que reunir valor si quieres liarte uno, pero no lo hagas si te vas a poner en una situación en la que no querrías verte. 


2. Porque es hora de normalizarlo y dejar de esconderse. 

Si defiendes el derecho a consumir marihuana entonces explícaselo a tu familia. Explica por qué te gusta, qué es lo que encuentras tú en el cannabis. Quizás te sorprendas cuando un familiar defienda la libertad para decidir consumir. Quizás hasta puede que alguien quiera una pequeña calada de tu porro.

 

3. Porque las cosas están cambiando y más que van a cambiar. 

Con Estados Unidos a la cabeza, varios países están regulando el cannabis. En algunos estados de EEUU las ventas de marihuana se disparan cuando llega el Día de Acción de Gracias: ¡los porros ya se han hecho un hueco junto al tradicional pavo al horno! La regulación pronto será una realidad en muchos más países, pero no tenemos que esperar a que esto suceda en nuestro país para normalizar el consumo privado. 

 

4. Porque en la cena nadie se escandaliza con el cigarro, la copa de vino o el café. 

Si tu tío se fuma un cigarrillo después de comer y por la mesa no paran de desfilar botellas de vino, ¿porqué tú no te puedes hacer un canuto? Si te sacan argumentos polvorientos como el de que la marihuana es más perjudicial que otras drogas, puedes tirar mano de este estudio realizado por el ex consejero de drogas del Gobierno Británico, en el que se coloca al alcohol como la droga más dañina. Y si te motivas hasta te puedes llevar impreso este gráfico. Por cierto, en España el consumo de drogas en el ámbito privado no está penado, así que recuerda que no estás haciendo nada ilegal si fumas dentro de una casa.

 

5. Porque a veces las navidades son aburridas. 

Las navidades pueden acabar cansando por repetitivas. Hacerte un porro este año te asegura dos novedades: Primero vivir la cena desde otra perspectiva, quizás más risueña y alegre que otros años. Segundo, introducir un nuevo tema para hablar durante la cena. Si queremos que la marihuana deje de ser una cosa temida y demonizada hay que hablar sobre ella con normalidad. Tenemos que abrir el debate dentro de casa.  

 

Contenido relacionado

Santa Claus

Detienen a Santa Claus con heroína y una pipa para crack

Cómic Kit de cultivo

Kit de cultivo de interior para "peques"

Arbol de Navidad

La policía británica encuentra un árbol navideño de marihuana en un registro

La atomización de la Navidad

La atomización de la Navidad

Nº 248 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo