Ondara espera las primeras plantas de cannabis y estima que el 80% de los trabajadores en ERTE no se reincorporará

Ondara espera las primeras plantas de cannabis y estima que el 80% de los trabajadores en ERTE no se reincorporará

La empresa soriana ha justificado la necesidad de reducir la plantilla, al menos durante la primera cosecha de prueba, por la demora con la licencia de la AEMPS.

Ondara, la empresa soriana dedicada a la producción de cannabis medicinal, ha anunciado que sólo podrá reincorporar a 40 de los 203 trabajadores que se encuentran en ERTE. La empresa obtuvo en agosto una licencia limitada de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) para la producción de tres lotes de cannabis con los que deberá demostrar que puede reproducir el mismo lote con fines médicos de forma estandarizada.

Según los cálculos de la empresa, para la producción de esos primeros tres lotes, de 3000 plantas cada uno, necesitará 0,7 hectáreas de cultivos. El objetivo inicial de la empresa era poder cultivar las 3,5 hectáreas habilitadas y dar trabajo a todos los trabajadores en ERTE. Pero la demora en la concesión de la licencia de la AEMPS, que la empresa no había previsto, ha provocado que el ERTE vaya a llegar a su fin el próximo 31 de diciembre sin que antes se hayan iniciado los cultivos de prueba.

Ondara informó a Soria Noticias que están a la espera de recibir las 3000 primeras plantas y que serán 40 las personas en ERTE que se reincorporarán para la producción de los lotes que requiere la AEMPS. La empresa espera cumplir con los tres lotes de prueba, conseguir la licencia comercial para la producción de cannabis medicinal y poder reincorporar más adelante al resto de trabajadores.

Según explicó la compañía a Cáñamo el pasado septiembre, Ondara obtendrá la licencia de producción comercial una vez que muestre a la AEMPS que puede reproducir el mismo lote de cannabis medicinal tres veces cumpliendo con la normativa GACP, que se aplica a los procesos entre el cultivo y la cosecha, y con las normas GMP para las fases del procesado de la planta, desde el cosechado hasta el envasado. La empresa llevaba desde mayo esperando el visto bueno de la AEMPS, después de haber introducido numerosos cambios en el invernadero y la planta de producción para ajustarse a los requisitos solicitados por la agencia.

Relacionados