Pasar al contenido principal

Microdosis de cannabis para el sexo

Redacción

Cáñamo, la revista de la cultura del cannabis, nació en 1997 y está editada por La Cañamería Global SL.

Sexo y Cannabis

Sí, la idea de utilizar microdosis está de moda y tal vez sea un poco cansino recurrir a ellas para todo pero, ¿podríamos usar microdosis para un sexo cannabico?

Antes de nada, no está muy claro qué se quiere decir con microdosis aparte de que es una “dosis pequeña”. Los entendidos en este tipo de práctica dicen que las microdosis de THC consisten en consumir el cannabis suficiente para obtener sus efectos pero sin el componente psicoactivo. Lo que viene a ser “pillar el punto”. Si esto es posible veamos si podemos aplicar estos efectos al sexo cannabico.

Una de las ventajas que tienen las microdosis de cannabis es ayudar a crea intimidad entre las personas que van a ponerse a practicar sexo. “Disfrutar del viaje” y olvidarse del contexto. Una microdosis, en este sentido, estaría entre los 5mg y 2.5 mg, preferiblemente 2.5mg. Tened en cuenta que cada persona difiere en tolerancia y esto es solo una guía, no hay que tomarlo al pie de la letra.

Cuando uno consume la microdosis debería sentirse más o menos igual que antes de consumirla, solo un poquito con el tono cuando uno toma una dosis normal. Es probable que las primeras veces uno se pase o se quede corto.

De entre las maneras de consumir microdosis se desaconsejan los extractos. No dabbing. Mejor fumar, vapear o comestibles. Sin embargo, pese a lo dicho, según algunos las tinturas de cannabis son las más adecuadas.

Bien, dicho esto: ¿En qué circunstancias va al pelo la microdosis?

Padres y cuidadores que no tienen tiempo: Cuidar niños o personas con algún problema deja entre poco y ningún momento para practicar sexo. Además, si uno consigue cinco minutos se arriesga considerablemente a ser interrumpido a la mitad. La microdosis tiene aquí la función de pillar el punto para lo que uno estaba haciendo pero sin ir colocado por si se tiene que atender a la persona que tiene al cargo.

Novatos del cannabis: si eres nuevo en esto del cannabis puede que ponerte hasta arriba estropee la función. La microdosis ayudaría a que esto no sucediese y garantizar los beneficios del sexo cannábico. Que siga la regla del comestible cannábico de “empezar con poco e ir despacio”.

Las personas que son propensas a la ansiedad con el THC: existen y no es tan improbable como se piensa. La microdosis, como se puede esperar, rebajaría los efectos de la ansiedad.

Los que cuando se ponen de cannabis les da por no moverse del sofá: ¿hace falta explicarlo? ¡Mueve tu culo, gusano! ¡Ya!

Contadnos qué tal fue si lo probasteis (no hace falta que deis todos los detalles, ¿eh?).

[Fuente: Leafly]

Nº 235 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo

Contenido relacionado

Ilustraciones: Marta Atieri

“Mi hija tiene pene. Mi niño tiene vulva”: Transexualidad en menores