Pasar al contenido principal
28 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Tecnología para ocultar el olor: el sploof

Buenos humos y olor a yerba, todo ok, ¿no?. Pues no. Hay gente que no quiere que sepan que ha estado fumando o bien necesita ocultar el olor a cannabis. Aquí podéis ver algunas tecnologías que ayudan a camuflar el olor desde las DIY hasta la alta tecnología: los filtros personales, también conocidos como sploof.

Buenos humos y olor a yerba, todo ok, ¿no?. Pues no. Hay gente que no quiere que sepan que ha estado fumando o bien necesita ocultar el olor a cannabis.

Aquí podéis ver algunas tecnologías que ayudan a camuflar el olor desde las DIY hasta la alta tecnología: los filtros personales, también conocidos como sploof.

¡Que desaparezca el humo, que se camufle, que no huela nada! Vaya, ni que esto fuera un anuncio de detergentes. En realidad, algo de esto hay porque la intención final es fumar y que no se note. Ahí van algunos dispositivos que os pueden ayudar con esta tarea

Sploof “Do it Yourself”: este es el más rudimentario y el cual uno se puede hacer sin necesidad de tener las habilidades con las manos de un Miguel Ángel. Si quieres un tutorial completo sobre cómo hacerte este filtro casero para expulsar el humo del canuto, visita este enlace.

Sploof

Smokebuddy: Otro Sploof pero más sofisticado y de bajo presupuesto. Entre 12 y 25€ los más baratos. El precio varía según sea la decoración que uno elija. Un filtro personal que se utiliza bastante en los dispensarios. Tiene un tamaño reducido pero no tanto como para poder llevarlo en el bolsillo. El problema que tiene es que aguanta bien 300 exhalaciones, después al filtro le cuesta mucho más cumplir su función. Si le das a la mandanga con regularidad no esperes que dure más de un mes.

Smokebuddy

Eco Four Twenty: cilindro pesado que si se compara con el plástico del Smokebuddy parece irrompible. Este filtro cuesta mucho más que el smokebuddy pero a cambio te da hasta 500 exhalaciones. Si 300 son un mes para un consumidor habitual, 500 son mes y medio, más o menos. Ahora bien, la gente que lo ha probado para hacer una review asegura que el filtro no dura más de una semana, lo cual está lejos de llegar a 500 exhalaciones. ¡Sale más a cuenta hacerte tu propio sploof con papel del water!

Eco Four Twenty

Sploofy: ¿lo adivináis? Sí, ¡otro Sploof! Sploofy tiene bastantes fans pese a que su primera versión era realmente mala y el filtro dejaba escapar indemne la mayor parte del humo. Su versión número 3, la que ahora se vende, es bastante mejor y le convierte en un dispositivo similar al Smokebuddy pero de mayor calidad. Además, el filtro se puede cambiar por lo que, se supone, el coste general se reduce a la larga.

Sploofy
Angel

Angel: Un nuevo sploof con ganas de revolucionar el mercado. Incluso su aspecto (que recuerda al de una vela) es significativamente diferente al de sus competidores. Su tamaño sugiere que el tiempo de uso va a ser inferior a Smokebuddy o Sploofy pero se espera que sea superior al inefable Eco Four Twenty.

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo