Fotos: Laura Aranda

5-MeO-DMT: ni es igual ni es lo mismo

Este artículo se publicó originalmente en el número 258 de la revista Cáñamo España

Imagínate ponerte unas gafas de realidad virtual que llevan un simulador espacial instalado. Esperas trasladarte repentinamente al espacio infinito, pasearte por las tierras rojas de Marte en soledad o visitar desde lejos estrellas incandescentes a años luz. En cambio, lo que sucede es que alguien se ha equivocado y te teletransportas a un simulador en una ciudad postapocalíptica con edificios derruidos, enredaderas y humedades por todos lados, y calles llenas de objetos abandonados y ruidos inquietantes. En definitiva, un mal rollo y una bajona en toda regla. Tal vez en otras circunstancias lo hubieses disfrutado, pero lo que esperabas no era eso. Con la DMT y la 5-MeO-DMT puede suceder algo similar.

La 5-MeO-DMT, lejanamente emparentada con la DMT, como indica su nombre, forma parte, al igual que esta, de lo que podríamos llamar alucinógenos de corta duración. Las experiencias con este tipo de sustancias suelen caracterizarse por durar entre media hora y una hora, y suelen ser más intensas que las de otros psicodélicos. Los visuales llenos de formas geométricas y entes extraños habitualmente son referidos con el uso de estas sustancias.

También, al igual que la DMT (uno de los dos principales principios activos de la ayahuasca), la 5-MeO-DMT tiene un largo historial de uso entre las tribus amazónicas. Ambas son utilizadas, aunque presumiblemente de maneras diferentes y casi nunca por los mismos chamanes, en rituales de curación que hoy en día ofrecen un importante referente para las terapias con psicodélicos.

Ahora bien, hasta aquí llegan los parecidos. En este sentido son como los false friends del inglés. Por ejemplo, la palabra library en inglés se traduce como ‘biblioteca’ en vez de ‘librería’; aunque ambos son lugares con libros, en uno te cobran y en el otro no, que es un detalle importante. Con la 5-MeO-DMT y la DMT pasa lo mismo. Si tomas una de las dos, efectivamente tendrás un fuerte efecto psicodélico que durará una hora como mucho, pero es probable que el efecto varíe sustancialmente en función de cuál de las dos tomas.

En lo primero que se diferencian es en las dosis. Una de las vías más típicas es la vaporizada. Veamos las diferencias en las dosis en la siguiente tabla:

5-MEO-DMT


Como vemos en la tabla, la dosis de la 5-MeO-DMT es unas tres veces menor que la de la DMT, lo cual podría ser importante, como explicaremos, en las diferencias entre los efectos. En muchos aspectos se parecería a la diferencia entre beberse una cerveza y un par de chupitos de absenta. Las precauciones que deben tomarse entre ambas maneras de consumir son obvias; por desgracia, con sustancias más desconocidas conocer esto no es tan fácil. Ambas sustancias son prácticamente inactivas por vía oral, y solo la 5-MeO-DMT es ligeramente activa por vía nasal. Esto se debe a su rápida metabolización en el cuerpo, y se puede remediar si se toma un IMAO a la vez que la sustancia. Los IMAO son inhibidores de la monoaminooxidasa, la enzima que el cuerpo usa para metabolizar muchas sustancias, entre ellas, la 5-MeO-DMT y la DMT.

Otra importante diferencia es el estatus legal de ambas sustancias. La DMT es una sustancia controlada en la gran mayoría de los países. En cambio, la 5-MeO-DMT si bien está controlada en bastantes países europeos y en la China, no lo está, por ejemplo, en España. Aunque la DMT es una sustancia mucho más extendida por razones históricas, en ciertos aspectos, incluido el legal, la 5-MeO-DMT es más fácil de distribuir. Pese a que en Energy Control no hemos detectado muchos casos de adulteración o etiquetaje cruzado entre ambas sustancias, no es algo imposible, y por eso siempre es positivo y recomendable llevar nuestras sustancias a analizar para evitar problemas de este tipo.

Finalmente, y tal y como hemos referido durante todo el artículo, entre aquellas personas que han reportado sus experiencias con la 5-MeO-DMT existen importantes discrepancias en efectos subjetivos. Esto es curioso porque las razones no están del todo claras. Las personas que la utilizaron si bien sabían que era 5-MeO-DMT, en muchos casos esperaban algo similar a la DMT y, por tanto, utilizaron precauciones similares a las propias de esta última sustancia. Este hecho es remarcable porque a menudo las dosis utilizadas son más altas de las recomendadas y las personas entraron en la experiencia esperando algo similar a la DMT.

Algo bastante transversal a estas experiencias es lo que se llama la experiencia de muerte. Si los franceses llaman al orgasmo le petite mort (‘pequeña muerte’), los psiconautas, especialmente aquellos más veteranos, refieren una experiencia consistente que puede ocurrir con el uso de psicodélicos a la que llaman “experiencia de muerte”. Esta sensación se caracteriza por que, habitualmente después de un período de fuerte angustia y a menudo preocupación por morir, el usuario se desprende de las sensaciones corpóreas y siente como si hubiese muerto para después “volver a la vida”. Esta experiencia puede resultar demasiado intensa y desagradable para aquellos que no la esperan, y aunque muchos refieren a posteriori sentirse profundamente agradecidos, no es lo más recomendable para aquellos usuarios menos experimentados que no buscan llegar a situaciones tan extremas.

5-MEO-DMT

Con la 5-MeO-DMT, la experiencia de muerte parece ser más habitual, y aunque pueda deberse a diferencias en la dosis, sí que parece intervenir un componente farmacológico. En general, las experiencias con 5-MeO-DMT suelen referirse como menos visuales y más físicas y, por tanto, con un mayor potencial para generar incomodidad y posible ansiedad.

Un último apunte importante es la relación de ciertas especies de sapos con la 5-MeO-DMT. Muchos habréis oído que lamiendo ciertos sapos venenosos se pueden adquirir efectos psicodélicos. Esto se debe al hecho de que ciertos sapos, como un sinnúmero de plantas, contienen en sus fluidos la susodicha sustancia. Ahora bien, no es tan sencillo como lamer un sapo, sino que más bien podríamos decir que algunos de estos son una posible fuente de 5-MeO-DMT. También debemos recordar que, oralmente y sin ayuda, esta sustancia casi no produce efectos. Por tanto, es desaconsejable ponernos a lamer sapos, sobre todo, existiendo otros métodos más conocidos y seguros.

Está claro que la 5-MeO-DMT y la DMT ni son iguales ni son lo mismo. Si se tiene intención de usar esta sustancia, conviene informarse adecuadamente, hacerlo en un entorno seguro y estar preparado para lo que venga. Además, como ya hemos apuntado antes: siempre hay que analizar las sustancias.

Referencias

http://drugs.tripsit.me/5-meo-dmt
http://drugs.tripsit.me/DMT
https://psychedelictimes.com/2016/02/26/what-is-the-difference-between-5-meo-dmt-and-dmt-choosing-a-dmt-therapy https://erowid.org/experiences/subs/exp_5MeODMT.shtml

 

Relacionados

‘Peccata minuta’: el cloretilo

Pau y Marc salen a correr por primera vez en meses y, al cabo de unos minutos, Pau nota un fuerte tirón en el cuádriceps que, más tarde, le obliga a ir al médico. Afortunadamente, no resulta nada grave; el doctor le recomienda tenerlo inmovilizado y...

Vuelve el ‘tucibí’

Hace unos años, los medios de comunicación estuvieron un tiempo hablando sobre la “coca rosa”, una supuesta droga nueva que se tomaba en los altos círculos de la sociedad. Sobre esta droga, también llamada tucibí, solo se sabía que era un polvo de...