Chocolate psicodélico (4-AcO-DMT)
Fotos: Laura Aranda

Chocolate psicodélico (4-AcO-DMT)

Este artículo se publicó originalmente en el número 285 de la revista Cáñamo España

En el mercado negro se pueden adquirir variados chocolates combinados con setas psicotrópicas, una mezcla que presenta sus ventajas para los amantes del viaje psicodélico a los que, sin embargo, les desagrada el sabor de los hongos psiloscibios. El chocolate aportará su dulzor y sus propiedades psicoactivas. Pero ¿cómo sabemos que el ingrediente psicodélico es el que dice ser?, ¿y si en lugar de setas nos encontramos con un ingrediente inesperado de efectos desconocidos o indeseables?

Creo que el lector no tendrá ninguna duda sobre las propiedades psicoactivas del cacao (Theobroma cacao, L. ) y sus derivados como el chocolate. Para empezar, presenta un par de sustancias estimulantes: teobromina y cafeína. Tiene un cannabinoide que producimos de manera endógena, la anandamida, y una especie de aminoácido, la fenetilamina, que así por sí sola no presenta psicoactividad, pero que es la base molecular de multitud de drogas tanto estimulantes (anfetamina) como psicodélicas (mescalina). Además, presenta diversos compuestos pertenecientes a la familia química de las beta-carbolinas, compuestos que en su mayoría tienen un efecto inhibidor de la monoamino oxidasa (IMAO), mecanismo fundamental para que se manifiesten las propiedades psicodélicas de la ayahuasca y activar o potenciar los efectos psicodélicos de otras drogas.

A todo este combo psicoactivo hay que añadir multitud de compuestos que le confiere un alto valor nutritivo y energético, considerando a esta sustancia como un superalimento. Este alimento es, en general, muy apreciado en todo el mundo por millones de personas. Así que tenemos un alimento y una droga legal de primera. Porque el cacao presenta unas cuantas drogas mezcladas y la suerte es que todas son legales.

Una buena combinación

Resulta que hay personas que disfrutan de los efectos psicodélicos de los hongos psilocibios, una serie de especies de hongos que presentan en su composición, principalmente, dos sustancias psicodélicas: psilocina (4-HO-DMT) y psilocibina (4-PO-DMT). Mediante su consumo se pueden vivir intensas experiencias mentales y sensoriales, que, por su diferencia a los estados de conciencia normales, se pueden definir como viajes.

También hay personas que han decidido combinar un alimento psicoactivo, el chocolate, con una sustancia psicodélica, las setas. Parece una buena combinación que puede aportar varias ventajas a la experiencia de las setas psicodélicas. El sabor desagradable de las setas puede ser mitigado con el delicioso sabor de un buen chocolate. La energía y el alimento necesarios para afrontar un intenso viaje psicodélico, sin ninguna duda, lo puede aportar el cacao. Además, la interacción entre los alcaloides del cacao y los de las setas puede modular los efectos psicoactivos de manera que puedan ser más intensos, duraderos y, sobre todo, diferentes, con otros matices y sensaciones más allá de las propias de los hongos.

Se pueden hacer y se hacen chocolates mezclados con hongos psicoactivos, desde tabletas hasta trufas y otros manjares con un buen sabor y determinada potencia psicodélica. Todo depende de la maestría del cocinero y el cuidado que tenga a la hora de manejar bien las dosis de los dos elementos, tanto por el arte en el gusto que le quiera dar al paladar del gourmet, como por la potencia del viaje que le quiera poner en función de la cantidad de setas y de la psicoactividad de las mismas.

Ingrediente inesperado: 4-AcO-DMT

Fotos: Laura Aranda

Estas delicatessens se pueden adquirir tanto en el mercado negro callejero como en los mercados de la internet profunda. Porque, ¡ay!, resulta que las setas psilocíbicas son sustancias fiscalizadas y su venta, producción y tenencia pueden estar penadas o sancionadas dependiendo de las leyes de cada país. Hay vendedores especializados en la internet profunda con productos muy bien hechos, con una calidad digna de la más alta maestría pastelera y muy buenas valoraciones. El problema es que al ser un producto fuera de la venta regulada no presenta ningún control de calidad y no hay seguridad sobre la cantidad de setas que pueda llevar o si contiene otros compuestos añadidos.

Este es el caso de una muestra, recibida en nuestro servicio de análisis, de chocolate fabricado con setas alucinógenas y vendido en la internet profunda. La persona que envió la muestra había experimentado efectos muy parecidos a los de las setas psilocíbicas, pero sospechaba que la sustancia alucinógena era otra. Efectivamente, al realizar el análisis mediante LC/MS (cromatografía líquida ensamblada a espectrometría de masas), pudimos comprobar que la sustancia encontrada era 4-AcO-DMT (4-Acetoxy-N,N-dimethyltryptamine) o también llamada psilacetina. Se trata de una nueva sustancia de síntesis (NPS) de muy temprana aparición.

Esto es un fraude. Tampoco nos vamos a echar las manos a la cabeza. Esta adulteración parece no ser peligrosa. En realidad, es una sustancia químicamente muy parecida a la psilocina y la psilocibina. Por la literatura que se puede consultar, los efectos son muy parecidos a sus hermanas químicas y no parece haberse reportado efectos adversos más graves que los que puedan tener los alcaloides de las setas. El problema principal es que es una sustancia poco o nada estudiada, a diferencia de la psilocina y la psilocibina.

Podemos especular, y las descripciones sobre sus efectos así lo atestiguan, que se trata de una sustancia muy similar a la psilocina y la psilocibina. En el gráfico adjunto se pueden observar las similitudes y pequeñas diferencias entre las tres sustancias.

Chocolate psicodélico (4-AcO-DMT)

No obstante, estamos ante un fraude, una adulteración, de la cual no podemos confiar si obtendremos los efectos esperados o, incluso, podamos sufrir efectos no deseados o perjudiciales. A nadie le gusta que le vendan patatas cuando ha intentado comprar espárragos. Pues esto es lo mismo.

Hay que reconocer que este fraude tiene una ventaja, que es su estatus legal. La 4-AcO-DMT todavía no está fiscalizada en España, por lo tanto, tenemos un chocolate psicodélico, legal y mucho más psicoactivo que un rico chocolate puro sin mezclar.

Así que, buen provecho, buen viaje y, sobre todo, analiza antes de consumir un chocolate de setas que hayas comprado por los mercados ilegales.

Referencias

“Tetrahydro-beta-carbolines, potential neuroactive alkaloids, in chocolate and cocoa”. 

“Setas”. https://energycontrol.org/sustancias/setas

“Conoce a los vendedores de chocolates alucinógenos en la Dark Net”, en VICE.

“¿Pueden los compuestos sintéticos emular a lo natural? El 4-AcO-DMT”, en Cáñamo.

“4-AcO-DMT”, en PsychonautWiki.

 

Relacionados

Dosificando el éxtasis

Allá por el siglo XVI, el gran alquimista Paracelso ya decía: “La dosis hace el veneno”. Y no le faltaba un ápice de razón: pese a que hay muchos factores decisivos del resultado al consumir una sustancia (persona, contexto, tipo de sustancia, vía de...

El delta-8-THC

Aunque el THC es el cannabinoide más conocido, hay un nuevo “tipo” de marihuana, que cada vez está creciendo más en popularidad, que no lo contiene.