El cultivo del millón de euros

Otros se van de vacaciones

Loko
Vaya vacaciones... ¿Sabéis dónde he pasado el mes de agosto? En mi ciudad, currando. Los cuatro jardineros que se ocupan de mis dos plantaciones, dos en cada una, decidieron sin consultarme que se tomaban el mes de agosto de vacaciones, completo.

La vuelta a empezar

Loko
Entiendo el cabreo de Nil; siempre pasa lo mismo, justo cuanto acabamos de vender una cosecha y tenemos el bolsillo más lleno nos toca ponernos a preparar la siguiente y no hay tiempo ni de disfrutar de la pasta. Un indoor parado es un indoor que...

El olor inolvidable

Loko
Ya se acabó la manicura y todos se han ido a casa. Muchos kilos de cogollos cuelgan en el secadero. En unos días empezaremos a empacarlos y saldrán a conocer mundo. Claro que no llegarán muy lejos. Calculo que para el mes que viene ya no serán más...

¡300 horas de manicura!

Loko
¡Mierda!, ya podría estar todo vendido. No hacen más que llamar, todos quieren y aún estamos cosechando. Me digo que me lo tengo que tomar con calma, que no hay mucho que hacer.

La cuenta atrás

Loko
Tictac, 28 días para la cosecha; tictac, cada hora es necesaria; tictac, los fallos se pagan en gramos. No hay sitio para el error cuando falta tan poco para cortar las plantas. Es necesario potenciar al máximo el desarrollo de las flores y las...

Siempre pasa algo

Loko
Decidimos fumigar las plantas el mismo día que cambiamos el fotoperiodo al de floración. Quedaría muy bien si dijese que usamos un insecticida ecológico, pero la verdad es que no lo hicimos.

¡Creced, malditas!

Loko
El sector económico en que me muevo tiene ciertas peculiaridades que lo diferencian de otros mercados. Nada es público, todo se mueve en la sombra y por medio de contactos y conocidos.

Postales desde Holanda

Loko
Estaba muy enfadado, los peores pronósticos se habían cumplido. Carlitos “el Gordo”, mi proveedor habitual de esquejes, había sufrido un contratiempo en forma de plaga de araña roja en su cuarto de madres y no iba a tener nuestras plantas a tiempo.

Un cuarto con 1000 plantas

Loko
Treinta segundos de conversación y ya tengo un pedido de cinco kilos. El día pinta bien y solo son las diez de la mañana. Me encanta mi trabajo.