Pasar al contenido principal

Santayana revisitado

"Yo podría perdonarlo todo, menos la ignorancia y la arrogancia de creer que una manera de ser es la única posible o justa."

En enero recibimos en esta escuela de pensamiento fragmentario la visita de George Santayana, pero traicionamos con una mala traducción su más célebre lema: Those who cannot remember the past are condemned to repeat it (fulfil it, en algunas ediciones), es decir: “Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo (cumplirlo)”, y no: “Un pueblo que ignora su historia está condenado a repetirla” (La vida de la razón, I, XII, 1906). En el mismo texto figura esta variante: “La historia se escribe siempre mal, y por eso es necesario volver a escribirla”. La miscelánea Átomos de pensamiento, en la que I. D. Cardiff condensó toda la obra del autor de El último puritano, nos da un pretexto añadido para admirar de nuevo esa sonrisa de la inteligencia que tanto echamos de menos en su país natal. “Gracias a la inteligencia, el hombre ve todas las cosas futuras como si fuesen pasadas, y todas las pasadas como si estuviesen presentes”, afirma en uno de sus Soliloquios (1922). Los siete primeros aforismos proceden de su último libro publicado en vida: Dominaciones y potestades (1951); los nueve restantes, del póstumo Mi anfitrión, el mundo (1955).

Este contenido se publicó originalmente en la Revista Cáñamo #291

Comprar versión impresaComprar versión online

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo