Pasar al contenido principal

Colocón de atún, tun, tun

Tataki de atún con mostaza Green Poison

Tataki de atún con mostaza Green Poison
Foto: Alberto Flores

Hoy vamos a utilizar para nuestra receta una de las joyas de nuestros mares: el atún rojo de almadraba. Lo cocinaremos al más puro estilo nipón, tan en boga últimamente, y lo enriqueceremos con un toque verde y fresco para soportar mejor los primeros calores de la temporada.

Elaboración

En esta ocasión he seleccionado la multipremiada Green Poison. Esta variedad tiene una genética índica en un 70% y sativa en un 30%, y sus aromas son intensos, afrutados y dulces. Nos va a proporcionar una potente dosis de euforia y relajación corporal, y nos vendrá de perlas si sufrimos de insomnio o dolor muscular.

Para integrarla en la receta le vamos a extraer sus encantos con la nata, por eso la que utilicemos debe tener un 35% de materia grasa, ya que como sabréis el THC es liposoluble. Para ello tenemos que infusionar la nata con la marihuana en un bol al baño maría para evitar que hierva. Recordad que no podemos someterla a temperaturas superiores a 60 o 70 grados centígrados si no queremos perder las sustancias psicoactivas que posee. La mantendremos a esa temperatura unos 20 minutos para después pasarla por un colador de tela y dejarla reposar tapada unos 5 minutos más.

Para el tataki congelaremos el atún, ya que vamos a consumirlo prácticamente crudo, entre 24 y 48 horas antes de consumirlo, así no tendremos sorpresas con el famoso anisakis.

Tataki de atún

Hecho esto comenzaremos mezclando los ingredientes de la marinada e introduciendo en ella el atún cortado en tacos rectangulares (tipo lingotes) de unos 150 g cada uno. Lo dejamos dentro de la marinada unas 2 horas dándole la vuelta de vez en cuando para que tome bien el sabor por todos los lados.

Mientras tanto podemos ir preparando la salsa de mostaza Green Poison. Para ello primero tenemos que freír el perejil en el aceite de oliva virgen extra a unos 165 grados centígrados. Luego lo pondremos en un vaso donde poder triturarlo junto con la nata cannábica, la mostaza verde, la mahonesa, la salsa Perrins, una pizca de sal y otra de azúcar.

Lo trituramos todo hasta obtener una salsa cremosa de un bonito color verde. A continuación calentamos bien una sartén antiadherente y cogemos nuestros lingotes de atún escurridos y los marcamos unos 15 segundos por cada lado. Después los introducimos en un bol con agua y hielo para cortar la cocción. Los sacamos y los escurrimos. Vertemos los dos tipos de sésamo en un plato y le pasamos los lingotes previamente humedecidos con el resto de marinada que nos ha quedado para que queden bien impregnados. Una vez “ensesamados”, los cortamos en lonchas de un centímetro aproximadamente y decoramos el plato con la supersalsa de mostaza verde que tenemos preparada. También podemos utilizar alguna otra salsa o reducción de otro color para intercalar los colores y decorar el plato.

Y si ya estamos preparados para viajar, podemos empezar a comer esta delicia de atún, tun, tun.

Tataki de atún

Tataki de atún con mostaza Green Poison

Ingredientes para 4 personas

  • 600 g de atún rojo de almadraba
  • 20 g de sésamo blanco tostado
  • 20 g de sésamo verde

 

Salsa

  • 2 cs de mostaza verde de Dijon
  • 1 cs de mahonesa
  • 2 golpes de salsa Perrins
  • 50 ml de nata con 35% de materia grasa
  • 6 g de cogollos de Green Poison
  • 1 puñado de perejil (5 ramas aprox.)
  • 100 ml de AOVE
  • Una pizca de sal y otra de azúcar

 

Marinada

  • 8 cs de salsa de soja
  • 8 cs de azúcar
  • 8 cs de vinagre de manzana
  • 4 gotas de aceite de sésamo

La dosis correcta

Se estima que medio gramo por persona si no es usuaria de cannabis es una dosis suficiente para sentir los efectos. Si eres consumidor habitual la tolerancia hacia la sustancia activa hará que necesites el doble: un gramo. No olvides que durante la digestión el THC se convierte en una molécula más potente que propicia una experiencia retrasada y hasta tres veces más intensa que con una cantidad similar fumada. El efecto tarda entre 30 y 90 minutos en mostrarse en todo su esplendor, y puede llegar a mantenerse hasta 8 horas.

Dado que no todas las hierbas son iguales y que todos somos diferentes, estos consejos sobre cantidades y efectos son orientativos. Es al comensal al que corresponde encontrar su medida. La prudencia siempre es buena consejera.

Fotos: Alberto Flores

Contenido relacionado

Bizcocho de chocolate y marihuana

Mantequilla de marihuana

Cómo hacer un kebab turco con cannabis

From Crook to Cook, el libro de recetas cannabicas de Snoop Dogg

From Crook to Cook, el libro de recetas cannabicas de Snoop Dogg

Magdalenas con marihuana

Los cocineros de un local estadounidense creen que anestesiar a las langostas con cannabis antes de cocinarlas es una forma más humana de tratar a estos animales.   Aunque el titular pueda llevar a ciertas sensaciones entre el desasosiego y la extrañeza, lo cierto es que cada vez son más los países que pretenden eliminar la práctica culinaria de la cocción en vivo que suele practicarse, sobre todo, con los crustáceos. Suiza, sin ir más lejos, no permite que esto suceda y exige que se las “aturda”. Italia no

Restaurante coloca a las langostas con cannabis antes de matarlas porque es “más humano”

Brazo de Gitano cannábico

¿Podemos hacer algo con los tallos que sobran?

¿Podemos hacer algo con los tallos que sobran?

Ensalada caprese y cultivo LED

Ensalada caprese y cultivo LED

¿Cómo hacer ajoblanco cannábico?

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo