Pasar al contenido principal
9 de Diciembre de 2022 #292

Menú de usuario

Playa, brisa, mar… y drogas

Échele cabeza a estas vacaciones

Con paciencia y dedicación un grupo de jóvenes profesionales ha logrado ganar la confianza de más de 50.000 consumidores de drogas en Colombia, quienes, a cambio de información para cuidar su salud, donan una pequeña muestra para que el programa Échele Cabeza pueda investigar y compartir información con el Observatorio de Drogas de Colombia y emitir alertas en salud. En este reportaje resumimos las alertas sobre las sustancias que circulan en el mercado negro colombiano, una información que los usuarios no deben pasar por alto para reducir riesgos en el consumo de estas vacaciones.

Con paciencia y dedicación un grupo de jóvenes profesionales ha logrado ganar la confianza de más de 50.000 consumidores de drogas en Colombia, quienes, a cambio de información para cuidar su salud, donan una pequeña muestra para que el programa Échele Cabeza pueda investigar y compartir información con el Observatorio de Drogas de Colombia y emitir alertas en salud. En este reportaje resumimos las alertas sobre las sustancias que circulan en el mercado negro colombiano, una información que los usuarios no deben pasar por alto para reducir riesgos en el consumo de estas vacaciones.

El pasado 25 de septiembre el gobierno nacional presentó públicamente el hallazgo de dos NPS (Nuevas Sustancias Psicoactivas) en Colombia, el 2CC y la pentilona. “Una de ellas la ‘pentilona’ se detectó luego de que la ONG Acción Técnica Social (ATS) recolectara en el Festival de Música de Villavieja (Huila) una muestra en polvo que tras el análisis químico respectivo se confirmó, correspondía a dicha sustancia”, señaló el comunicado del Sistema de Alertas Tempranas del Ministerio de Justicia. Esta sustancia, así como muchas más de las 32 que se han detectado en los últimos 10 años en el ODC (Observatorio de Drogas de Colombia), han surgido de las muestras que los consumidores donan al programa Échele Cabeza para que sea analizadas antes de su consumo.

Este no es un programa que se anuncie en televisión o tenga comerciales en radio o prensa, tampoco está en la entrada de los colegios, parques o lugares abiertos al público. “Échele Cabeza cuando se dé en la Cabeza” es un programa de reducción de riesgos y daños para personas mayores de edad que han tomado la decisión de consumir drogas en espacios de fiesta y ocio. El programa brinda información sobre cómo funcionan las drogas en el cuerpo, lo que se conoce como efectos primarios y efectos secundarios, así como los riesgos y los daños asociados al uso de determinadas sustancias y su interacción con otras. Por otras parte, el programa brinda información sobre cómo manejar una crisis y recomendaciones de nutrición para antes, durante y después del consumo. 

En el año 2015 en el Festival Estéreo Picnic, el programa Échele Cabeza fue catalogado por la Revista Semana, como la mejor activación social del Festival, y desde entonces no han dejado de participar en este evento, no solo por el impacto de sus acciones en el bienestar de las personas, sino por representar claramente la frase del festival que habla de “Un Mundo Distinto”. 

Pese a los grandes logros el trabajo no ha sido fácil. El programa que se inició con recursos del Ministerio de Salud en el año 2010 y continuó con apoyo de la Alcaldía de Bogotá entre los años 2013 y 2015 –en el marco de la implementación del componente de mitigación del consumo, de la Política Nacional para la Reducción del consumo de Sustancias Psicoactivas y La Política Distrital de prevención del consumo de Sustancias Psicoactivas–,el 1 de enero del año 2016 perdió el apoyo de la Alcaldía de Enrique Peñalosa, por confundir las acciones de política pública con acciones de un político. A esta dificultad se suma ahora la que plantea el actual gobierno, que muestra claramente un enfoque prohibicionista, anticuado y conservador en políticas de drogas.

Desde entonces, lamentablemente, no solo los festivales Al Parque no han contado con la participación del proyecto Échele Cabeza, sino también muchos de los sectores populares donde Échele Cabeza hacia presencia perdieron la única fuente de información sobre prevención y reducción de riesgo y daño para cuidar su salud. 

Échale cabeza

¿Qué se viene para estas vacaciones?   

Hace una década, una pastilla de éxtasis llegaba a Colombia hasta un año después de que se masificara su uso en Europa. Hoy en día tarda entre uno y tres meses en llegar a nuestro país. Cada año, hacia octubre y noviembre, arriban a Colombia y Suramérica las nuevas referencias de pastillas de Éxtasis, cristales de MDMA, secantes de LSD, entre otras sustancias, que han sido lanzadas para el verano anterior en los países del norte del mundo. Entre estas sustancias llegan lo que se conoce como NPS (Nuevas Sustancias Psicoactivas), ya sea como adulterantes o suplantadores: ahí es donde está el riesgo. 

En Colombia las sustancias más consumidas en población universitaria entre 18 a 24 años en su orden son: alcohol, cigarrillo, marihuana, LSD (o NBOME), cocaína, éxtasis, ATS (Sustancias de Tipo Anfetamínico) en comprimidos o cristales, inhalantes, 2CB, medicamentos de prescripción, bazuco, heroína, entre otras, según el III Estudio epidemiológico andino sobre consumo de drogas en la población universitaria, Informe Regional, 2016.

Para efectos de salud en consumos recreativos son mucho más peligrosas las sustancias de tipo anfetamínico, drogas de síntesis o drogas de diseño, ya que se desconocen sus efectos y pueden llegar a ser altamente toxicas. Por otra parte, pueden ocasionar desde una intoxicación, hasta la muerte a una persona en pocas horas. 

Pastillas
Esta pastilla detectada en Medellín, Cali y Bogotá no está bien prensada y en el análisis preliminar se detectó NBOME, éxtasis y Catinonas. Los consumidores reportaron que era muy fuerte y producía malos viajes en dosis medias. Tener mucho cuidado con ella.

ALERTA PSICOACTIVA

Catinonas sintéticas conocidas como “sales de baño”
Hemos encontrado pastillas de supuesto éxtasis que a la hora de ser analizadas resultan ser catinonas como la butilona, etilona, metilona y mefedrona, que básicamente son estimulantes psicodélicos de mediana y larga duración y en dosis altas pueden generar crisis de pánico, intoxicaciones y hasta la muerte. 
Precaución: Si piensa consumir éxtasis o MDMA en pastilla empiece siempre por dosis bajas, conozca e infórmese muy bien sobre los efectos de estas sustancias, recuerde que los efectos del éxtasis son empatógenos, entactógenos, mientras que el efecto de las catinonas es más estimulante y produce alucinación. En caso de que sienta alguno de estos efectos no mezcle con alcohol ni otros estimulantes como la cocaína.

El regreso del NBOME
Las personas que compran LSD no siempre están comprando esta sustancia, la mayoría de las veces es NBOME. Cuando creíamos desterrado o medianamente controlado el NBOME (los conocidos papeles anfetosos y amargos) vuelve hacer su aparición esta sustancia con los mismos efectos negativos y las consecuencias desvastadoras de hace cinco años. Durante este año hemos visto como ha venido en aumento la presencia de esta sustancia en fiesta y festivales y hemos sido testigos de las crisis agudas de disociación, desnudez involuntaria, sobre estimulación agresiva, entre otros efectos del consumo de esta sustancia en las personas. Hay que recordar que esta es la única sustancia de síntesis a la que el gobierno nacional le ha asociado muertes, como lo anunció desde el 30 de diciembre del año 2017. 
Precaución: Si piensa consumir LSD tenga en cuenta las advertencias anteriores, si aun así lo desea hacer Inicie por dosis muy bajas como ¼ , si identifica un sabor amargo o siente que se le anestesia la lengua, detenga su consumo, puede ser NBOME. No mezcle con alcohol, manténgase con personas de confianza, no abandonen a la persona que consumidora en situación de crisis, aléjela de las fuertes estimulaciones.

El alcohol es de lejos la sustancia más peligrosa, dañina y que más aumenta los indicadores de alto impacto social como son riñas, lesiones personales, muertes, accidentes de tránsito, maltrato intrafamiliar, etc.

Pastilla muy grandes y fuertes
Como si fueran pastillas para caballos, el éxtasis ahora llega en presentaciones no solamente muy grandes en peso, hasta 0.5 gramos, sino también con una alta concentración de MDMA que puede llegar hasta los 270 mg, esto sin duda es un riesgo si las personas consumen una pastilla entera. Sin contar que la pastilla pueda traer sustancias como anfetamina o metanfetamina o pueda ser suplantada con una Catinona como señalamos en el apartado anterior. 
Precaución: Si va a consumir una pastilla de gran tamaño inicie con un ¼ o ½ pastilla, déjela hacer efecto y luego comience a dosificar la experiencia, no se exceda, con ½ pastilla o 1 puede ser suficiente. No mezcle con alcohol u otros estimulantes fuertes como cocaína o metanfetamina, evite radicalmente las bebidas energizantes ya que podría sobre estimularse. Manténgase hidratado tomando agua con moderación. 

Metanfetamina, el mayor suplantador en los cristales de MDMA
Por su gran similitud a la vista es muy fácil confundir un gramo de cristales de MDMA con cristales de metanfetamina, sin embargo, los efectos son radicalmente diferentes. Mientras el MDMA plantea una experiencia empatógena y entactógena consigo mismo y el entorno, con una duración media de 4 a 6 horas en dosis moderadas para 100 mg, que pueden llegar a 200mg en una sola sesión. La metanfetamina es un estimulante de acción rápida y duradera, tan solo 100 mg pueden generar una fuerte estimulación que puede eliminar el sueño hasta por 24 horas. Por eso es tan fácil sobredosificarse y tener una crisis al ser confundido con MDMA. 
Precaución: Si planea consumir cristales de MDMA, dosifique el gramo de cristales en “bombitas” de hasta 50mg, esto le permitirá llevar un control del consumo y suspender en caso de tener efectos adversos. No mezcle con alcohol, evite las bebidas energizantes. Manténgase hidratado tomando agua con moderación y tranquilícese ante la idea de no poder conciliar el sueño, aléjese de los estímulos y espere que todo pase. 

El falso 2CB
El 90 % de las muestras que hemos analizado en los últimos años no son 2CB (tuci), por el contrario, son generalmente éxtasis, ketamina y anilinas, no obstante, las personas han seguido consumiendo y por ende la mayoría de las personas no saben cuáles son los efectos reales del Tuci. No obstante, en los últimos meses hemos recibido muestras positivas de 2CB y los consumidores las han llevado a analizar porque han reportado malos viajes, nauseas, mareos, alucinaciones, etc. Esto sucede porque han estado a acostumbrados a consumir algo que nos es 2CB (por paladas) y el 2CB cuando llega debe consumirse en dosis muy bajas pues 50 mg (una veinteava parte de gramo) es una dosis muy alta para un adulto. 

Sobre cocaína y marihuana
Los más complicado de la cocaína es la mala calidad que se encuentra en las calles, en promedio siempre están por el 50% y los adulterantes y suplantadores son levamisol, cafeína, anestésicos locales, paracetamol, etc. El riesgo es tener que inhalar mucho para llegar a un estado deseado destruyendo fosas nasales, el otro riesgo es que cuando llega cocaína de alta pureza puede haber una sobredosis con riesgo de infarto y muerte. En cuanto a la marihuana, un porro no lo va a matar de sobredosis, pero sí puede reaccionar de manera inconveniente cuando se mezcla con alcohol, generando un bajón de tensión, mareos, vómitos y hasta perdida de la conciencia. Este efecto es lo que se conoce como “trabar la borrachera”. Mucha alerta y si es “Cripy”, mucho más duro es el bajón.  

Mezclas, sobredosis y deshidratación
A estos riesgos derivados de las sustancias se suman las condiciones del entorno y las prácticas de consumo de alto riesgo por parte de los consumidores como, por ejemplo, mezclar sustancias depresoras del sistema nervioso central (como el alcohol) con estimulantes (como la cocaína y éxtasis). También esta mezcla de estimulantes con más estimulantes, o la mezcla de psicodélicos (como el LSD, hongos, 2cb) con alcohol, etc. Así mismo la sobredosificación siempre llevará a malos viajes o como lo llama técnicamente la Wiki a “experiencias disociativas que se caracterizan por la presencia de una variedad de construcciones mentales maladaptativas en la capacidad imaginativa natural de la persona”. 

Es verano y temporada de vacaciones, vienen los festivales en la playa y las fiestas en tierra caliente al lado del río o la piscina. El descanso, la alimentación y la hidratación son la columna vertebral del equilibrio y la gestión del riesgo y el placer. No se olviden de consumir de manera frecuente agua y bebidas isotónicas. Alerta con el alcohol pues acelera la deshidratación. Tomar descansos periódicos alejados de las fuertes estimulaciones. 

No podemos dejar de recordar que el alcohol es de lejos la sustancia más peligrosa, dañina y que más aumenta los indicadores de alto impacto social como son riñas, lesiones personales, muertes, accidentes de tránsito, maltrato intrafamiliar etc. Del alcohol se ha dicho casi todo y lo hemos visto, está en manos del consumidor la responsabilidad del buen uso y, ante todo, conviene tenerlo tan lejos de los menores de edad como con las sustancias ilegales. 

Siempre tenga teléfonos de urgencia a la mano y la seguridad social al día. También consulte periódicamente #AlertaPsicoactiva en Facebook, Twitter a Instagram.
 

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo