Comparamos las tres proposiciones de ley para regular el cannabis en España

Comparamos las tres proposiciones de ley para regular el cannabis en España

Qué ley propone ERC, Más País y Unidas Podemos para regular el cannabis en España.

No ha sido una ni dos, sino tres las propuestas parlamentarias registradas en menos de diez días para regular el cannabis en España. Primero ERC y Más País el día 28 de septiembre presentaron sendas proposiciones para regular el cannabis en todos sus usos, adulto, medicinal e industrial; y luego Unidas Podemos el 6 de octubre presentó una ley que excluye el cannabis medicinal pero desarrolla con mayor detalle la implantación de la regulación.

Las tres propuestas reconocen el derecho de las personas adultas a usar y tener cannabis para su uso personal y también regulan los usos profesionales y lucrativos de la planta. Las tres establecen tres vías de acceso a la planta y sus derivados: a través del autocultivo personal, a través de clubs de cannabis y a través de un mercado regulado. Cada una de las leyes propone unos límites distintos en cuestiones como la cantidad de plantas que puede cultivar una persona o un club o la cantidad de gramos que se pueden almacenar en cada caso.

LÍMITES DE AUTOCULTIVO Y ALMACENAJE PERSONAL

El texto de ERC propone un máximo de 6 plantas por persona y domicilio, y un máximo de acopio anual de 480 gramos con “límites adicionales” que se podrían establecer a posteriori. En la propuesta de Más País el límite son 12 plantas por persona cultivadas en exterior y un máximo de 1200 vatios de potencia lumínica para cultivos en interior; el límite anual de cannabis almacenado son 3650 gramos de cogollos, un kilo de extracciones o una combinación proporcional de ambas; todo con opción a rebasar los límites si se hace de forma justificada y con un registro especial. La propuesta de Unidas Podemos fija el límite en 20 metros cúbicos para los cultivos en exterior y en 4 metros cúbicos con 1200 vatios de potencia en cultivos de interior. El máximo de almacenamiento para uso personal es el mismo que el propuesto por Más País, con un epígrafe añadido para otros productos psicoactivos con un máximo de 365 gramos de THC.

TENENCIA Y CONSUMO

Para la tenencia en la vía pública tanto el texto de ERC como el de Más País dejan el límite pendiente de definir en un reglamento a parte, mientras que el de Unidas Podemos lo fija en 100 gramos de cogollos, 30 gramos de extracciones, 10 gramos de THC en otros productos o bien una combinación proporcional. Para el consumo, ERC y Más País proponen permitirlo en la vía pública en igualdad de condiciones que el tabaco. Unidas Podemos limita el consumo de cannabis al ámbito privado y a los clubes sociales de cannabis, e introduce una licencia de sala de consumo que podría ser solicitada por cualquier persona jurídica para su apertura en sitios que no sean un domicilio.

CLUBS

En los tres textos el funcionamiento de los clubes de cultivo colectivo sin ánimo de lucro queda sujeto a la ley actual de asociaciones, con normativas y control autonómico en el caso de la propuesta de ERC, y con un desarrollo mucho más detallado sobre el funcionamiento y su supervisión en la de Unidas Podemos. Las propuestas de estos dos partidos también imponen la solicitud de una licencia para poner en funcionamiento un club  que cultive cannabis para sus socios. Más País propone un límite de producción anual por socio de 2,5 kilos de cogollos, ERC lo deja pendiente de determinar y Unidas Podemos pone el máximo en 6 metros cúbicos de cultivo exterior por socio y 300 vatios en un metro cúbico en interior (con un límite máximo de producción por club de 90 kilos anuales).

ADMINISTRACIÓN Y LICENCIAS

Para los usos comerciales las tres proponen un sistema de licencias expedidas por la Administración para actividades como el cultivo, la elaboración, la distribución y la venta al público. Este aspecto está pobremente desarrollado en el texto de ERC, que no propone ningún ente regulador específico ni define qué parte de la Administración se haría cargo de este control. Tanto Más País como Unidas Podemos proponen la creación de una agencia dentro de la Administración que se encargue de otorgar las distintas licencias y controlar todo lo relativo a la implementación y el cumplimiento de la normativa del cannabis. Más País integra el ente regulador dentro de la Agencia Tributaria mientras que Unidas Podemos la adscribe al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

PRODUCCIÓN COMERCIAL

La producción, elaboración, distribución y venta de cannabis por parte de empresas está contemplada en las tres propuestas. De nuevo la de ERC apenas desarrolla la cuestión, mientras que la de Más País propone la creación de registros específicos según el tipo de actividad y establece algunos requisitos sobre la producción —medidas de seguridad, uso de energías renovables y tratamiento de residuos—, el transporte, la trazabilidad, la exportación, el empaquetado o la venta al usuario final. La propuesta de Unidas Podemos desarrolla todos estos aspectos de forma más extensa e introduce varios tipos de licencias diferentes para empresas: licencias para producción, para transformación, para distribución y para la venta en dispensarios.

PEQUEÑOS CULTIVOS COMERCIALES

A diferencia de los otros textos, la proposición de Unidas Podemos incluye dos formas de cultivo con ánimo de lucro adicionales destinadas a pequeños productores, cooperativas y asociaciones. Por un lado crea la figura de los “clubs sociales de cannabis licenciados”, empresas constituidas con el objeto de crear un circuito completo de producción de cannabis y derivados exclusivamente para la venta directa a clientes, con la única limitación de la potencia lumínica por metro cuadrado. También se crea la figura de las “sociedades cooperativas de microproductores” que permite conformar cooperativas de pequeños cultivadores independientes para cultivar y vender a empresas de transformación de cannabis, clubes sociales licenciados y establecimientos de venta al público.

BANCOS DE SEMILLAS Y GROW SHOPS

Para la producción y comercialización de semillas Unidas Podemos propone una licencia específica que serviría para su producción y venta a empresas productoras y de distribución. Los grow shops quedan reconocidos en las tres propuestas como los únicos negocios legales para la venta de semillas, plántulas o esquejes al consumidor final.

CANNABIS NO PSICOACTIVO Y CÁÑAMO INDUSTRIAL

Cada una de los textos propone un límite de THC distinto para considerar si un producto de cannabis es o no psicoactivo. Más País lo fija al 0,3% y Unidas Podemos al 1% y ERC mantiene el límite actual del 0,2%. Unidas Podemos propone una licencia particular para los establecimientos de venta de cannabis no psicoactivo al público y los tres textos contemplan el uso industrial del cáñamo pero no desarrollan una normativa específica.

MEDICINAL

Las proposiciones de Más País y ERC incluyen la regulación del cannabis medicinal a través de la aplicación de las leyes vigentes sobre medicamentos, quedando el acceso medicinal sujeto a la prescripción o indicación médica y los tratamientos bajo financiación del Sistema Nacional de Salud. Más País también introduce la posibilidad de actividades de carácter medicinal sin ánimo de lucro que quedarían sujetas a la supervisión de un organismo dentro del Ministerio de Salud pendiente de definir.

IMPUESTOS

En los tres casos se prevé la creación de impuestos especiales para el cannabis: ERC lo deja para un futuro proyecto de ley, Más País propone un gravamen máximo del 35% sobre el precio final de venta al público y que un 60% de la recaudación se destine al sistema de Salud Pública, y Unidas Podemos introduce un impuesto para los productos de venta al público (gradual en base al contenido de THC) y otro para los servicios y las operaciones de venta de productos del cannabis entre las empresas con licencias, proponiendo destinar el 66% de lo recaudado a partidas presupuestarias relativas a educación, sanidad y Agenda 2030.

SANCIONES, LEYES Y JUSTICIA

Las tres propuestas contemplan un sistema de sanciones destinado a imponerse en caso de incumpliento de la ley. También se incluyen en las propuestas la modificación de leyes como la Ley de Seguridad Ciudadana a fin de eliminar las sanciones por uso o tenencia de cannabis, y se propone por parte de Más País y Unidas Podemos la anulación de las condenas, los antecedentes penales y los procedimientos judiciales en marcha sobre delitos que dejan de serlo con la nueva ley.

PUBLICIDAD, SEGURIDAD VIAL Y OTROS

Todas las propuestas prohíben la publicidad de productos del cannabis en la mayoría de los casos, con excepciones como las ferias o los medios de comunicación especializados. Únicamente la propuesta de Más País atiende a cuestiones sobre los derechos laborales en relación al consumo. Su texto especifica que el consumo de cannabis no podría suponer una sanción en el ámbito laboral, siempre que este se realice durante el tiempo de ocio del empleado y no afecte al correcto desempeño del trabajo. Este partido también ha introducido un epígrafe sobre la conducción vial que determina que sólo sería sancionable la conducción de vehículos bajo la influencia de los efectos del THC, pero no cabría sanción por la mera presencia de THC en el organismo.

Relacionados