Pasar al contenido principal

Las mujeres en el movimiento cannábico

Entrevista a Gemma Lago

Gemma Lago, coordinadora de la CatFAC e integrante de REMA.
Gemma Lago, coordinadora de la CatFAC e integrante de REMA.
Compartir:

80mujeres se reunieron el pasado 10 de marzo en Barcelona para constituir una asociación específica de mujeres dentro del movimiento cannábico español: la Red Estatal de Mujeres Antiprohibicionista (REMA). Gemma Lago, coordinadora de la CatFAC y una de las organizadoras, responde a nuestras preguntas sobre esta asociación en particular y sobre el papel de la mujer en general dentro del mundo cannábico.

¿Con qué objetivo nace REMA?

Queremos establecer una red transversal y diversa con mujeres provenientes de todos los ámbitos de la cultura del cannabis, así como mujeres que se consideran antiprohibicionistas, para crear un espacio de consenso y presión política que pueda ser útil para un cambio de rumbo en las políticas de drogas y de salud. Este cambio ha de tener en cuenta a todas las personas, debe ser participativo y hacerse desde la perspectiva de género. Queremos contribuir con nuestra acción a la igualdad de todas las personas. Además de las propuestas de cambio más institucional queremos poner el ojo en el empoderamiento de las mujeres cannábicas, en visibilizar mucho más a las mujeres y sobre todo en poner en valor sus necesidades.


Algunos y algunas piensan que no tiene sentido dentro del sector cannábico una asociación específica de mujeres, que es establecer una separación dentro del frente que libramos por la normalización

Aquí no se trata de separar nada, al contrario, se trata de hacernos más fuertes, desde más voces y más experiencias. Se trata de ser coherentes; para nosotras el cambio de paradigma no puede darse solo en las políticas de drogas, de lo que estamos hablando es de una transformación estructural que tiene que tener en cuenta a todas las personas; en definitiva, que incorpore la mirada feminista. Nosotras también formamos parte de la cultura cannábica, pero empieza a ser urgente que nuestro sector “no nos separe”, y queno solo incorpore nuestra voz sino sobre todo nuestras necesidades, así como el respeto a nuestra dignidad.


Los datos de la última encuesta del Plan Nacional sobre Drogas confirman que el número de usuarias de cannabis es menor que el de usuarios, ¿a qué crees que se debe?

El simple hecho de estar hablando de una sustancia ilícita, con riesgos, sin la seguridad de saber qué es lo que consumes, ya hace que sea más accesible para hombres que para mujeres, así que sigue siendo una cuestión de género... Pero esto es una intuición personal ya que no tenemos estudios específicos de consumo, datos de cómo consumen las mujeres cannábicas que nos permitan hablar con propiedad. Ten en cuenta que el estigma de una persona consumidora es doble cuando la persona es mujer.

Me llama la atención que siendo las mujeres cannábicas menos numerosas su representación en puestos de poder sea notable respecto a los hombres cannábicos, por ejemplo, dentro de las asociaciones cannábicas. ¿No crees que nuestro sector resulta modélico frente a otros mundos donde la discriminación de la mujer es una dolorosa realidad?

Uauh. Hay motivos diversos que pueden explicar justamente por qué el mundo cannábico es casi más masculino, machista y patriarcal que otros, aunque desgraciadamente el patriarcado y la desigualdad están en todos los mundos. Ahora bien, a estas alturas, fomentar y mantener un sistema como este es una elección y no una necesidad. Las mujeres no se encuentran cómodas en muchas asociaciones, tienen que masculinizar su rol, tienen que aguantar ser sexualizadas. La mayoría de las organizaciones estan estructuradas de forma totalmente piramidal, los líderes son todos hombres y las azafatas y secretarias son las mujeres; por no hablar de toda la publicidad sexista que tenemos que tragarnos. Ahora, muchas mujeres invisibilizadas que no ven respetado su espacio han dado un primer paso: tejer red para hacer fuerza y transformar desde la base nuestro mundo.

“Hay motivos que pueden explicar por qué el mundo cannábico es casi más masculino, machista y patriarcal que otros”

Una existencia de subordinación y falta de reconocimiento ha orientado históricamente la lucha de las mujeres por su emancipación poniendo el acento en las carencias, en los abusos, en la violencia que han sufrido. Sin embargo, las cosas han cambiado en muchos ámbitos, al menos en el mundillo en el que nos movemos, ¿no crees que en el sector cannábico la lucha de las mujeres podría partir de todo lo que se ha hecho bien, sin dejar de señalar lo que sigue mal? Lo digo porque a menudo constato que se asume un discurso de reivindicación extremo que, siendo justo y necesario en otros ámbitos, resulta impropio en espacios donde la igualdad es una realidad.

¿De verdad crees que es una realidad? Hay micromachismo, hay conductas discriminatorias, hay lenguaje y publicidad sexista, hay jerarquización de todo. Las mujeres, para sobrevivir socialmente, estamos tuteladas o mimetizadas entre los amigos hombres. Si reivindicar que se incorpore la prespectiva de género –que es básicamente que sean tenidas en cuenta las necesidades de todas las personas, que se visibilicen las mujeres, sus realidades, sus necesidades, o que se luche contra cualquier muestra de discriminación–, si esto te parecen reivindicaciones extremas, aquí estamos las Mujeres Cannábicas para con amor, respeto y educación seguir extremadamente tenazes en nuestras reivindicaciones.

¿Qué acciones concretas queréis llevar a cabo las mujeres antiprohibicionistas?¿Alguna campaña a la vista?

Queremos elaborar un código de buenas prácticas que distinga aquellas empresas, medios de comunicación, asociaciones y eventos que tomen medidas destinadas a garantizar la igualdad y la no discriminación de las personas por razón de género. Denunciaremos caso a caso hasta lograr un cambio en la aplicación de los actuales protocolos hospitalarios de atención a la salud de las gestantes, atención al parto y protección del menor.Reivindicamos la necesidad de más y mejor investigación desde la perspectiva de género. Es indispensable impulsar y participar en la investigación médica y social sobre cannabis y género, prestando atención al ámbito de la salud, y con especial urgencia sobre los aspectos vinculados al cannabis y la salud sexual y reproductiva de las mujeres. Es de vital importancia recopilar información y conocimientos que incorporen la perspectiva de género y difundirlos por todos los medios posibles, entre las personas usuarias de cannabis, profesionales de la salud, periodistas, políticas, empresarias...
Denunciamos todas y cada una de las agresiones sexistas y el machismo en cualquier ámbito, y más en los medios de comunicación especializados. Pero no lo haremos solas: estos días hemos recibido muchas muestras de apoyo en este sentido, celebrando que ya era hora de que la cultura del cannabis incluyera a todas las personas.

Contenido relacionado

¿Todo por la pasta? Regulación, valores y dinero – Revista Cáñamo #257

¿Todo por la pasta? Regulación, valores y dinero – Revista Cáñamo #257

Damian Marley en Barcelona

Spannabis

‘High Times’ compra Spannabis

High Times va a comprar la Spannabis

High Times va a comprar la Spannabis

Todo sobre la XVI edición de Spannabis Barcelona 2019

Todo sobre la XVI edición de Spannabis Barcelona 2019

Llega el 1er Torneo de Fútbol cannábico Mary Jane

Llega el primer Torneo de Fútbol cannábico Mary Jane

Marihuana: la lechuga de Satán

Expogrow Business Barcelona. Lo mejor de Spannabis y WCC. Cultivo marihuana autofloreciente. News 70

World Cannabis Conferences y Spannabis 2018

Spannabis 2018

Spannabis Barcelona 2018

Spannabis

Spannabis Barcelona 2018

Contenido patrocinado

Nº 261 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo