11 bomberos heridos en una explosión en empresa de aceite de hachís de Los Ángeles

11 bomberos heridos en una explosión en empresa de aceite de hachís de Los Ángeles

Redacción

Once bomberos, tres de ellos en estado crítico, heridos en una explosión de un negocio en Los Ángeles que se dedicaba a la extracción para productos cannábicos.

Pese a lo espectacular de la explosión y de la cantidad de heridos de gravedad, las últimos informes médicos apuntaban que todos los bomberos afectados sobrevivirán.

Este pasado sábado los bombero acudieron a una llamada en un almacén donde se estaba produciendo un incendio. Como medida estándar, los bomberos se encaramaron al techo del edificio para proceder a hacer su trabajo. En ese momento, se produjo una explosión y una bola de fuego de unos 10 metros de diámetro reventó el techo del edificio.

Para apagar este infierno se necesitaron 250 bomberos y un total de dos horas. Entre los escombros del edificio estaban los restos de un camión de bomberos carbonizado, cascos derretidos y extintores.

"Esto se convirtió en un algo que todos tememos", dijo el capitán Erik Scott, portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, y agregó que fue "uno de los peores sucesos en la historia reciente que hemos pasado".

"Hicimos que los bomberos salieran del techo, corriendo frenéticamente por la escalera hasta el un lugar seguro", dijo a The Washington Post, recordando la noche. Dadas las circunstancias y de las severas quemaduras que algunos de los bomberos han sufrido, la cosa podría haber sido mucho peor.

La empresa en llamas se dedicaba a la extracción de aceite de hachís. El problema que tuvieron es el mismo que el que puede suceder en una extracción casera, de ahí la peligrosidad de este tipo de incidentes: el butano carece de un olor penetrante y si hay un escape uno no suele percibirlo hasta que es tarde. Smoke Tokes, la empresa que sufrió la explosión, hacía sus extractos para vaporizadores, ceras y productos similares que uno podía comprar en su web.