Free Michael Thompson

40 años de prisión por tráfico de marihuana en un estado donde el cannabis es legal

Redacción

Michael Thompson es otro de los muchos casos de injusticia sistémica en los Estados Unidos: lleva 25 años en la cárcel por un delito de tráfico de marihuana y, pese a que el estado reguló el cannabis, no se le concede el perdón para los 40 años que le quedan de condena.

El estado de Michigan legalizó el cannabis. Su industria de la marihuana crece rápido, como en todos los estados legales, más o menos 32 millones de dólares en los tres primeros meses. ¿Por qué aún no se han planteado revisar los delitos relacionados con la marihuana si ya es una sustancia legal?

Thompson, afroamericano, fue detenido y encarcelado con una pena de 40 a 60 años por venta de marihuana, un delito que ya no lo es en este estado. Después de varias apelaciones, Thompson espera que sea esta vez en la que por fin le conceda el perdón el gobierno Demócrata de la actual Michigan. Thompson, decimos, lleva 25 años ya en la cárcel, tiene 69 años de edad y tiene una diabetes de tipo 2. Por justicia, deberían concederle el perdón.

¿Cuál fue su delito? En 1994 le vendió a un informante de la policía cannabis por valor de 4.200 euros. La policía se le echó encima y en el registro que hicieron de su casa encontraron algo más de yerba, dinero y un arma de fuego. Sin embargo, Thompson no llevaba un arma de fuego al ser detenido y esta pistola pertenecía a la mujer de Thompson. Es decir, no pudieron cargarle con esto. ¿No? Bueno, los fiscales estadounidenses siempre son muy creativos a la hora de meter afroamericanos en la cárcel: Como Thompson ya había sido acusado previamente con otros cargos, no podía estar cerca de un arma de fuego. Así que se le añadió ese delito al de venta y posesión.

 Dada la circunstancia, Thompson decidió llegar una acuerdo con los fiscales, declararse culpable e ir a la cárcel cuatro años. Cerrado este asunto, el juez decidió que eso era muy poco tiempo y obligó a las partes a ir a juicio. El juicio tuvo un tribunal de 12 personas en las que ninguna de ellas era negra. Sabemos qué significa esto. El Juez Fullerton pensó que lo más conveniente era meterle en la cárcel casi de por vida: 40 a 60 años.

Thompson sigue recurriendo desde entonces. Ni una sola de sus peticiones obtuvo el perdón. Si la cosa continúa así, esta persona morirá en prisión o podrá pedir que se le libere en 2038. De 40 a 60 años por tres gramos de marihuana.