Embotellamiento

¿Aumentaron los accidentes de coche en los estados “legales”?

Redacción

Dos estudios contradictorios han aparecido durante la misma semana. Uno dice que los accidentes de coche aumentaron en los estados donde la marihuana es legal; el otro afirma que han descendido. ¿Cuál tiene razón?

Horas después de que se publicase el informe que afirma que existe una relación entre legalización del cannabis y el alza en los accidentes de coche sale otro que viene a decir que tal relación es incorrecta.

El primer informe es de The Highway Loss Data Institute. Asegura que los accidentes en los estados de Colorado, Washington y Oregón han aumentado un 2.7% desde hace seis meses. El presidente de esta institución declaró que es bastante probable que exista una relación entre legalización y accidentes. El segundo salió publicado en el American Journey of Public Health solo unas horas después del primero. Este interpreta los datos de una manera diferente. Es cierto que los accidentes se han incrementado pero la relación del incremento con la marihuana es poco fiable pues los indicadores de otras sustancias como el alcohol también podrían tomarse como referente y el resultado no variaría.

Ambos estudios son los primeros que se hacen sobre el asunto lanzan resultados bien distintos, por los que tanto profesionales del medio como los distribuidores de cannabis y las autoridades locales concluyen que es necesario que haya más estudios que confirmen o desmientan los actuales.

Por ejemplo, en estudios anteriores cuando la marihuana no era legal, los resultados que lanzaba Colorado eran muy parecidos a los de Washington mientras que diferían considerablemente de otros estados como el de Indiana. Pues bien, esto se mantiene así en estos nuevos estudios. Es decir, que la correlación, si la hubiese, podría establecerse por cualquier otra circunstancia que relacione Colorado y Washington (el clima, las carreteras, los hospitales, la marihuana…)


Algunas asociaciones cannabicas de Colorado también piden más informes y alertan de que la marihuana puede convertirse en el chivo expiatorio de este tipo de informes cuando no se pueda determinar cuál es la causa de algo. Además, en sistemas tan complejos como son el de un accidente de coche, echarle la culpa a un solo elemento siempre resulta injusto.

Pero la cosa es mucho más complicada. Supongamos que están en lo cierto y que el THC es perjudicial para la conducción. ¿Cuánta cantidad es perjudicial? Con el alcohol se ha ido pasando de un 0.5 a un 0.2 de alcohol en sangre, lo que implica que la norma no solo se rige por principios científicos sino por consenso político. Otro problema, ¿cómo controlar el THC cuando este queda de forma residual (que no actante) durante días?