Cómo evitar el “subidón cruzado” de alcohol y marihuana

Cómo evitar el “subidón cruzado” de alcohol y marihuana

Redacción

Estar borracho y colocado de marihuana produce un tipo de subidón que no suele resultar agradable, al menos para muchas personas.

Se le llama subidón cruzado (“cross-faded high”) debido a su similitud con un efecto de edición de sonido, el cross-fade, que consiste en que mientras uno de los sonidos va desvaneciéndose el otro comienza a subir. La gente que suele disfrutar del cannabis para algo más que colocarse como si no hubiese mañana, tratan de controlar que no se produzca este colocón. Da igual si primero te emborrachas y luego le das al canuto o al revés, la cuestión es que te va a venir un high que es mezcla de ambas cosas. El temido subidón cruzado.

Si te has visto en la situación de estar tumbado en el suelo de una casa, con los ojos abiertos como dos faros porque es la única forma de que el mundo deje de girar, entonces sabes lo que es tener un subidón cruzado. Cosa que, por otra parte, se parece mucho a ir cocido de alcohol.

La gente más joven suele tener poco respeto por este tipo de malestar. Ya se sabe, eres joven y se puede con todo. ¿Qué más da mezclar? A fin de cuentas lo que te metes acaba todo en el mismo sitio. Sin embargo, como decimos, no suele ser recomendable tratar de ponerse ciego de alcohol y maría si pretendes disfrutar de la segunda o no estropearte la noche.

Es probable que uno pueda tener un buen viaje cuando busca el colocón con ambas sustancias, pero la contrapartida de que salga mal es considerable: mareos, nauseas, vómito, así como es la posibilidad de una paranoia que acompañe el subidón cruzado.

Aunque aún no se sabe cómo se produce este colocón cruzado se especula que el THC colabora a que el alcohol se absorba mejor por el organismo, con lo cual aumenta su “subida”. Pero, insistimos, esto es pura especulación.

La duración de esta montaña rusa depende de cuánto hayas consumido. ¿Cómo puedes tratar de mitigar los efectos? Primero, deja de consumir ambas sustancias. Segundo, bebe agua: no rebaja el subidón pero ayudará a que no te deshidrate. Hazlo despacio y poco a poco, lo último que tu cuerpo va a decirte que necesita es más líquido en su interior.

Busca un lugar fresco para tranquilizarte. El subidón cruzado tiene ciertos peligros (como sucede cuando uno se excede con la bebida) pero es mejor no entrar en pánico. Así que lo mejor es relajarse en un lugar fresco. El suelo de una cocina suele ser un buen sitio para tumbarse. El cuerpo con el alcohol sufre una subida de temperatura, eso es lo que hay que vigilar.

Cerrar los ojos tampoco ayuda a que se pase. De hecho, es probable que los efectos se incrementen. Sin embargo, cuando se reduzca la sensación de mareo y uno se encuentre algo mejor, dormir es una buena solución. Tener a una amiga o amigo cerca que te apoye en ese momento también ayuda. Cuida de ti y además te vas a sentir más tranquilo.

Lo mejor es evitar consumir ambas sustancias. Si vas a canutos, ok; si vas a alcohol, también (pero con cuidado); pero trata de no ir a ambas cosas.