Pasar al contenido principal

¿Cómo le va a Portugal tras 16 años de descriminalización?

Redacción

Cáñamo, la revista de la cultura del cannabis, nació en 1997 y está editada por La Cañamería Global SL.

Lisboa
Lisboa, Portugal.

En 2001 Portugal decidió descriminalizar la posesión de cualquier tipo de droga. El experimento nacional vino después de un final de siglo en el que los problemas derivados del consumo de drogas estaban a punto del desbordamiento.

Descriminalizar no es lo mismo que legalizar: la droga sigue siendo ilegal y la actividad violenta relacionada con las drogas está castigada con la misma severidad que otros crímenes considerados mayores. Sin embargo, los delitos relacionados con la droga que no involucren violencia no se penan con cárcel. Esta simple medida ayudó a descongestionar un sistema de prisiones que andaba cerca de comenzar a saturarse.

Si te pillan con droga por el equivalente a 10 días en prisión lo más que te va a suceder es que te confisquen la droga. Por este motivo no resulta tan chocante al turista de países donde sí que está penado que te vendan casi cualquier droga en pleno centro de Lisboa a plena luz del día. Pese a que la venta sea ilegal que te pillen tampoco supone mayor problema. No lo pintamos como algo negativo, que conste: mejor a plena luz del día en un barrio lleno de gente que tener que ir a otros sitios más sórdidos y sentirte como un criminal.

Entonces, ¿funcionó el experimento? Veamos:

 

Prevención de enfermedades

La descriminalización ha funcionado muy bien en la prevención de enfermedades como el VIH. En 2012 solo 40 consumidores de drogas por vía intravenosa dieron positivo mientras que en el año 2000 el recuento fue de 1.482. Deberíamos cruzar estos datos con los de otros países para saber si también cayeron las cifras (cosa bastante probable si las intravenosas dejaron de ser populares), pero hay que reconocer que el descenso es espectacular.

Datos sobre el consumo de drogas

Aquí la estadística no está muy clara pero parece que sí que hay un incremento en consumidores. Ahora bien, en las encuestas un consumidor es aquella persona que han tomado alguna vez en su vida alguna droga, lo cual es un tanto problemático. Así tenemos que el ratio pasó de 8% a 12% entre 2001 y 2007.

Crímenes violentos

En este sentido la cosa no es tan simpática. El aumento desde 2007 fue bastante dramático: un 60%. Sin embargo en la actualidad se mantiene solo un 10% por encima de los datos de 2001.

Encarcelamientos

Los encarcelamientos han aumentado ligeramente. Eso sí, la gente entra menos de la mitad que en 2001 cuando se trata de asuntos de drogas. Esto se interpreta en que la policía ya no está haciendo un mal trabajo en busca de los que trapichean y se centran en crímenes importantes. Trabajo policial de verdad. Pero otros, como los policías que trabajan encubiertos aseguran que relajar la política antidroga ha generado una serie de huecos por donde los traficantes están entrando sin cortapisa.

Luces y sombras de 17 años con unas leyes sobre droga bien diferentes. ¿Qué pensáis?

Nº 235 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo

Contenido relacionado

Francia

Francia tratará de descriminalizar el cannabis en septiembre

Rabino

Nueva ley en Israel permite que se consuma cannabis en la calle