Los jóvenes estadounidenses entre 21 y 26 años duplicaron su consumo de psicodélicos en el último año

Los jóvenes estadounidenses entre 21 y 26 años duplicaron su consumo de psicodélicos en el último año

Al mismo tiempo, el consumo de alcohol en los últimos 30 días para el mismo grupo de edad disminuyó del 62 por ciento en 2019 al 56 por ciento en 2020.

Los jóvenes estadounidenses mayores de edad están cambiando sus patrones de consumo de drogas. Los resultados de la encuesta Monitoreando el Futuro (MTF), realizada anualmente por el Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIDA), muestran que los jóvenes están reduciendo su consumo de alcohol y están utilizando con mayor frecuencia cannabis y drogas psicodélicas.

Según la encuesta el consumo de psicodélicos como el LSD y la psilocibina prácticamente se ha duplicado de un año para otro (del 2019 al 2020) entre los jóvenes con edades comprendidas entre los 21 y 26 años. Al mismo tiempo, el consumo de alcohol en los últimos 30 días para el mismo grupo de edad disminuyó del 62 por ciento en 2019 al 56 por ciento en 2020.

La directora del NIDA, Nora Volkow, dijo en una entrevista con Marijuana Moment que el descenso del consumo de alcohol podría explicarse en parte por la reducción de reuniones sociales  provocada por la pandemia del coronavirus. Volkow también especuló que el aumento de uso de psicodélicos puede deberse al aumento de la investigación sobre el valor terapéutico de estas drogas. “[La gente] comienza a descubrir el potencial que tienen estos medicamentos”, dijo en la entrevista. La directora también valoró como muy probable que las despenalizaciones que están ocurriendo en algunas jurisdicciones locales y estatales estén ayudando a este efecto.

“Creo que eso es lo que está pasando aquí. Ese es un cambio social en términos de la [percepción del] peligro y los posibles beneficios”, dijo John Schulenberg, el principal investigador de la encuesta MTF. Esto es parte de lo que está sucediendo en la sociedad: que existen percepciones de los propósitos medicinales de la droga, y la ciencia parece estar respaldando esto”.

Relacionados