Clarita Brown

¡Llévame al huerto!

Durante el confinamiento has probado con éxito plantar una autofloreciente en tu ventana, y tu cuerpo pide más. La urbe te oprime desde que sabes que el virus prolifera en espacios cerrados y densamente poblados. Has tenido mucho tiempo para pensar y...

El último porro

Los caminos del amor son tortuosos y la carencia aviva el deseo. Mientras escribo esto muchas amigas y muchos amigos aficionados al THC están desabastecidos. Algunos recurren a comprar online hierba con CBD –con menos del 0,2% de THC–, y dicen que...

Esa maldita pared que separa la mierda del oro

Esta es la historia de un butronero vallecano que atracaba bancos accediendo a ellos desde las cloacas. Hijo de atracador, Flako –ese es el pseudónimo con el que firma su autobiografía–, hereda los conocimientos de su padre y desarrolla un enorme...

Hasta siempre

Mi tripa se va hinchando y seguimos muy felices. Ya no tengo nauseas ni sueños raros, pero se me han quitado las ganas de follar, aunque me gusta que Marcelo y Violeta me hagan masajes: Marcelo se concentra en mis pies y Viole en el resto del cuerpo...

Bombo y yo

Me he quedado embarazada y estamos muy felices. Me han dicho que hasta los tres meses no conviene decir nada, por si falla algo. Pero no soy capaz de cerrar la boca, y menos ahora que, de cuando en cuando, me viene una arcada y vomito a chorros como...

El selfi

Aburrida como estaba en Madrid y tan bien como me lo estoy pasando, un día en Tánger, otro en Sevilla, he decidido vivir con Marcelo. Y ayudarlo en sus tareas. Hacer hachís es como jugar con plastilina, sobre todo cuando el trabajo duro lo hacen...

Podrida de dinero

En Lavapiés han cerrado varios clubes cannábicos y he tenido que regresar de Sevilla para contratar nuevos porteadores que cubran el incremento de la demanda. Mi empresa de distribución de cannabis a domicilio surte en estos momentos a casi dos mil...

Diario de unas vacaciones estimuladas

Tengo alergia a los relatos de viajes en parajes exóticos. Ya saben, esas historias de turistas occidentales que se creen aventureros a la captura de la autenticidad oriental: Cuentos chinos llenos de detalles sensoriales donde aparece siempre el...

Mi vida a solas

Las historias tienen siempre un final. O al menos un cambio de título. Cuando esta revista me invitó a contar mis aventuras con el que entonces era mi novio, un fumeta de manual, yo no sabía que iba a durar tanto en esta última página. Tampoco podía...

El picor

Trini me había pedido que la acompañase a un picnic en Madrid Río. Ha llegado el buen tiempo y la Trini está empeñada en que el sexo es la solución para todo. También para esta melancolía que yo pensaba provocada por las lluvias. “Clarita, lleva tres...

Realidades para-lelas

No paran de pasar cosas. Aquí mismo, en mi barrio, en Lavapiés, dos calles más arriba de mi casa, cayó muerto un senegalés fulminado por un infarto. La muerte fue seguida por disturbios debido a que Mame Mbaye, así se llamaba el hombre, momentos...

Yo seré tu hombre

Cómo trabajé el 8 de marzo. Mi empresa de reparto de marihuana a domicilio paró sus labores ese jueves, desconectamos el Telegram de pedidos (llamado entre nosotras cariñosamente Telegramo) y nos consagramos desde muy temprano a la tarea de embolsar...

¡A la huelga!

¿He sido yo víctima de algún abuso? Basta entrar estos días en Facebook para recibir la impresión de una realidad depredadora donde las pobres mujeres somos presa fácil de hombres violentos y aprovechados. No digo que el mundo en general no sea un...

Gor-digen

Los hombres que me han abandonado nunca me han dado razones de peso para hacerlo. Se aburrían, querían vivir otras experiencias… Tonterías casi siempre. A excepción de Marcelo, si mis otros novios no me hubieran abandonado los habría abandonado yo.

Querido Marcelo

Hace meses que no sabemos de ti. Te imagino con un machete avanzando por la selva brasileña, tumbado en una hamaca frente al mar o cultivando un latifundio de marihuana en el Cauca colombiano. Violeta me contó que te habías ido a pasar el verano al...

El poder de los terpedos

Fatou y Adama fueron las primeras en dar el aviso: que la hierba olía a mierda y parecía que eran madres descuidadas que no le cambiaban el pañal a sus bebés. Adama y Fatou, en nuestro servicio de venta a domicilio, son las encargadas de recorrer...

¡Globo!, un negocio a pedales

El proceso de independencia de Cataluña nos ha venido de perlas en Madrid, ¡qué distraída anda la policía! Al menos en Lavapiés estamos gozando del microclima ideal para desarrollar nuestro negocio de venta de hierba a domicilio.

La banda

La vi pasar a toda velocidad y el corazón me dio un vuelco. Era Violeta. Salí tras ella sin pensarlo. Cómo corría la condenada. Se detuvo en la ronda y por fin la alcancé. Al verme me abrazó. “Me lo ha robado todo y además es más rápido que yo”, dijo...

'Despasito'

La Trini dice que el pollón de Nené me sienta bien, pero no es solo eso. Quizás sea incluso más definitivo sus carencias con el idioma; Nené no habla español ni se preocupa por aprenderlo, y eso para el amor es buenísimo. Cuando recuerdo mi relación...

Clarita, una mujer de portada

Clarita Brown no era nadie hace dos años, escribía una tesis sobre el adjetivo en el siglo XVIII, vivía de una beca académica y acababa de conocer a Marcelo. Su existencia anterior es un misterio, sabemos que fue correctora para grandes editoriales y...

Probar el chocolate

Trini me dice que fume antes una marihuana sativa, que a pelo las primeras veces cuesta trabajo hincarse a un negro superdotado. Por el olor sobre todo: “El hedor a rinoceronte es una barrera, pero si una vence la repulsión encuentra la dulzura de...

Vacaciones con la Trini

En diez minutos la Trini pasa a buscarme con su coche y nos vamos a recorrer España. Hemos hecho un itinerario con doce paradas estratégicas. Nuestra intención es dormir en casas de amigos y antiguos amantes, o como dice poéticamente la Trini con su...

Separada con paga

Me he refugiado en el piso de la Trini y he intentado recuperar mi tesis sobre el adjetivo en el siglo XVIII. Pero volver a la normalidad no es tan sencillo. Cuando sorprendí a Marcelo y a Violeta fornicando como perros hice la maleta y me fui de...

Pareja abierta

“Pareja abierta”, dijo Marcelo. Ya sé que llevo casi cinco meses acostándome con Violeta y casi cuatro sin acostarme con él, pero desde que volvimos de Barcelona Violeta está entregada a la militancia cannafeminista, y Marcelo me rehúye y no hace más...

En la feria del cannabis

Nuestro plan era asistir a la reunión de mujeres cannábicas que se celebraba en la Spannabis. Durante el trayecto en furgoneta Violeta fue ensayando en voz alta la soflama feminista-cannábica-anticapitalista con la que pensaba enardecer a la...

El Violeta’s Club

Violeta tiene un club en el centro de Madrid donde solo entran mujeres. Lo abrió hace tres años en la antigua mercería que heredó de su abuela, y la marihuana, siempre cultivada por ella, la vende a lo que llama precios populares: “¡Precios populares...

Violeta de mis amores

“Violeta, flor de mis noches y perfume de mis días, manantial que me desborda, ven de nuevo a mí y junta tus labios con los míos”. Le acabo de escribir este wasap a Violeta, a ver cuánto tarda en venir a mi cama. ¿Me he enamorado? Yo diría que sí...

Mi corazón expandido

Marcelo, feliz por la venta de una gran partida de marihuana con destino a los países nórdicos, había decidido darle una semana de vacaciones a sus trabajadores y celebrar el día antes de que se fueran el fin de año. Así fue como me vi comiendo las...