Pasar al contenido principal

Cosechar lo que queda, disfrutar de las primeras

Cosechar lo que queda, disfrutar de las primeras

El 21 de diciembre a las 17.30 h es el solsticio de invierno. Es el día más corto y la noche más larga. En diciembre, con el sol en lo más bajo, todos los días en los que la luna está creciente coinciden con los que está ascendente, lo mismo que el menguante, que encaja plenamente en el descendente. Esto hace que dos coincidencias desaparezcan prácticamente y otras dos dominen todo el mes.

Coincidencia ascendente con creciente: del 1 al 3

Con esta coincidencia de la luna es muy favorable cosechar las semillas. El día 1 y el 2 por la mañana, cuando la luna está en constelación de fuego-fruto, es el momento óptimo para ello. Así mismo, las semillas de plantas adventicias que rocemos estos días germinarán en mayor cantidad que cualquier otro día. El día 3, con la luna en tierra-raíz, la fauna microbiana que descompone la materia orgánica en el montón de compost se verá estimulada si lo removemos ese día.

Coincidencia ascendente con menguante: días 4 y 5

Esta es la coincidencia ideal para cosechar cogollos. A estas alturas del año ya solo hay dos días para ello, y el primero lo tendremos que evitar porque hay un perigeo. Eso nos deja el día 5 como día óptimo para cosechar los cogollos. En este mes coincide también con el día de cortar los esquejes.

Coincidencia descendente con menguante: del 5 al 18

El día 5 a la mediodía comienza la luna el descendente. Como acaba de cambiar, los días 5 y 6 todavía son buenos para cosechar cogollos, ya que la luna sigue en constelación de aire-flor. El día 7, la luna está en constelación de agua-hoja: este día solo es apto para el abonado de crecimiento. El día 8 hay un nodo, por lo que es mejor evitarlo. Del 9 al 13 son días en los que los tratamientos para la eliminación de hongos tienen más eficacia. Así mismo, del 11 al 15 son los apropiados para los tratamientos contra insectos. Los día 14 y 15, la luna vuelve a pasar por una constelación de aire-flor, por lo que las flores cosechadas estos días tendrán el aroma y el sabor al máximo. No pasa lo mismo con los cannabinoides, que con la luna descendente estarán en los mínimos. Los días 16 y 17 la luna pasa por una constelación de agua-hoja; nos limitaremos a hacer el abonado de crecimiento a aquellas plantas que estén en esta etapa.

Coincidencia descendente con creciente: del 18 al 19

De esta coincidencia ya solo hay 27 horas este mes, y repartidos en dos días diferentes. Al ser la coincidencia ideal para la siembra y para plantar, no se dan momentos ideales para ello. La costumbre es sembrar en menguante en el invierno.

Coincidencia ascendente con creciente: del 19 al 31

Nos queda ya una última coincidencia este mes, que dura casi dos semanas. Es una coincidencia óptima para la cosecha de semillas. Los días 19 y 20 ya cumplen con las tres coincidencias, pero las semillas estarán más viables el 28 y 29, porque la luna está más alta en el cielo y habrá más vitalidad en las semillas. En cuanto a la cosecha de cogollos, los días 23 y 24, que la luna pasa por una constelación de aire-flor, son días favorables pero no óptimos, por lo que tendremos que vigilar el agua que reciben los días antes de cosechar. Por lo demás, del 21 al 24 son buenos días para remover el compost, así como los días 30 y 31. Del 25 al 27, la luna pasa por una constelación de agua-hoja, por lo que solo tenemos la tarea de abonar de crecimiento aquellas plantas que estén en esa fase. No hay excusa para no ir a la cena de Navidad. Os deseo un feliz Año Nuevo y una próspera cosecha.

Navidad cañamera
Ilustración: Cirstian Robles

Contenido relacionado

5 variedades para pasar una tarde de invierno calentito

5 variedades para pasar una tarde de invierno calentito

¡Por fin llegó la cosecha!

¡Por fin llegó la cosecha!

Nº 253 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo