Pasar al contenido principal

Lunario de febrero 2023

Más días de transplantes
En febrero, aunque el sol no nos deja hacerlo en el exterior, la coincidencia para los trasplantes gana días, después de haber estado casi desaparecida durante dos meses.

Coincidencia ascendente con creciente: 1 de febrero

Comienza el mes con la luna en el último día de ascendente, que es cuando nos interesa cortar los esquejes.

Coincidencia descendente con creciente: del 2 al 5 de febrero

Así tiene que estar la luna para realizar los trasplantes. Los días 2 y 3 son flor, momento apropiado para el cannabis de consumo. Los días 4 y 5 son hoja, así que fomentaremos el crecimiento si trasplantamos estos días.

Coincidencia descendente con menguante: del 6 al 16 de febrero

Con la luna menguante, los trasplantes son más dañinos para las plantas, ya que la vitalidad se centra en las raíces, haciendo vulnerable esta parte. Los días 6, 7 y 8 son semilla y esto agudiza el efecto de los tratamientos fungicidas.

Del día 9 al 11 son raíz, momento apropiado para todo tipo de tratamiento fitosanitario. El día 12 tomaremos un descanso, ya que un nodo afecta todo el día. El 13 es flor, cuando son más efectivos los tratamientos insecticidas.

Y el 14 y 15 son hoja, momento en que mejor asimilan las plantas el abono de crecimiento. El día 16 es semilla: vuelve a ser beneficioso aplicar tratamientos fungicidas.

Coincidencia ascendente con menguante: del 17 al 19 de febrero

Mientras la luna esté menguante, seguiremos limitando nuestras tareas a los tratamientos fitosanitarios. Los días 18 y 19 son raíz, cuando menos daño hacemos a las plantas con los tratamientos.

Coincidencia ascendente con creciente: del 20 al 28 de febrero

El ascendente es el mejor momento para cosechar. Los días 20 y 21 son flor, cuando mejor vamos a encontrar esta parte. En cambio, no debemos cosechar en días hoja, como el 22 y 23, ya que se dificultaríamos mucho el secado. Estos días son ideales para el abonado de crecimiento. Vuelve a pasar la luna por otro nodo el día 24, invitándonos a descansar. En cambio, el 25, al ser semilla, podemos aprovechar para germinar alguna. El resto de los días son raíz: la tarea más apropiada es remover el compost, lo que activará su descomposición

Este contenido se publicó originalmente en la Revista Cáñamo #302

Comprar versión impresaComprar versión online

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo