Ilustración Lunario de Diciembre 2019

El final de la cosecha de exterior

Lunario de Diciembre del 2019
Fosi Albandoz
Este artículo se publicó originalmente en el número 252 de la revista Cáñamo España

En diciembre, el sol toma la posición más baja de todo el año, en el punto de cambio de descendente a ascendente. Cuando la luna pasa por este punto, y se encuentra con el sol, es la luna nueva más baja de todo el año. A partir de ese día, durante los catorce días siguientes, la luna irá ascendiendo a la par que creciendo, hasta culminar en la luna llena más alta de todo el año. Esto hace que en diciembre casi desaparezcan las coincidencias de descendente-creciente, ideal para plantar, y de ascendente-menguante, ideal para cosechar. 

Coincidencia descendente con menguante: del 1 al 6 de diciembre 

Comienza diciembre con la luna concentrando toda la energía de la planta en la raíz, ya que además del impulso hacia abajo de los dos ritmos más fuertes de la luna, se añade el paso por constelación de tierra hasta el día 4. Este es un buen momento para aplicar los tratamientos fitosanitarios en general. También es apropiado para remover profundamente la tierra ya cosechada y para agregar el compost. El día 5, la luna pasa por constelación de aire. Escogeremos este día para cosechar aquellas plantas cuyo aroma nos interese más preservar, frente a que coloque lo máximo. El día 6, al pasar la luna por constelación de agua, la única tarea indicada es la de abonar de crecimiento las plantas que, en interior, lo estén haciendo. 

Coincidencia descendente con creciente: del 7 al 9 de diciembre 

Esta es la mejor coincidencia para plantar y sembrar el cannabis. Dada su corta duración y las constelaciones por las que pasa la luna, solo beneficia a las plantas destinadas a producir hojas el día 7, y a producir semillas los días 8 y 9. 

Coincidencia ascendente con creciente: del 9 al 22 de diciembre 

Así como para los trasplantes es importante que la luna esté descendente, a la hora de germinar semillas no lo es tanto, por lo que podemos partir de semilla los días fuego de esta coincidencia si queremos producir semillas, o los días aire si queremos que se desarrollen más los cogollos. El día 9 y 10 son días fuego, pero el 10 mejor evitarlo, porque está afectado por un nodo desde las diez de la mañana hasta la misma hora del día siguiente. Los días 11 y 12, la luna pasa por constelación de tierra, buen momento para remover el compost. El 13 y el 14, la luna pasa por constelación de aire. Cosechar estos días nos asegura encontrar la potencia de la planta en sus niveles más altos, aunque algo mermadas sus cualidades aromáticas. Del 15 al 17, la luna pasa por constelación de agua, así que estos días tan solo son adecuados para abonar de crecimiento las plantas que estén en esta fase. El 18 y 19, la luna pasa por constelación de fuego, lo que favorece la germinación en general, y en particular la de las plantas destinadas a la producción de semillas. Del 20 al 22, la luna pasa por tierra. Remover el compost en estos días activa los microorganismos que se encargan de su descomposición. El 22 también es el día ideal para cortar los esquejes. 

Coincidencia ascendente con menguante: 23 de diciembre 

Tras la luna llena más alta de todo el año, comienza la fase menguante. Al estar en constelación de aire, es el único día del mes que coinciden los tres ritmos de forma óptima para cosechar cogollos. 

Coincidencia descendente con menguante: del 24 al 31 de diciembre 

Comienza esta coincidencia de la manera más nefasta, ya que se encuentran solapados en el día 24 el nodo y el perigeo. Tras evitar intervenir en las plantas ese día, el 25, día de Navidad, la luna está en constelación de agua, por lo que la única tarea favorable es abonar de crecimiento las plantas que estén en esta fase. El resto de los días son adecuados para los tratamiento fungicidas. A partir del 28 se incluyen también los insecticidas. También a partir del mismo día está indicado preparar el terreno con laboreos profundos. 

Ilustración: Cristian Robles
Ilustración: Cristian Robles