Lunario noviembre

Lunario de noviembre 2018

¡Qué frío Haze!
Fosi Albandoz
Este artículo se publicó originalmente en el número 251 de la revista Cáñamo España

Aunque en el mes de noviembre ya habremos cosechado la mayoría de nuestras plantas de cannabis, las variedades con predominancia sativa, con una floración de 9 a 11 semanas, llegan este mes a completar la maduración. Si podemos esperar, el día 25 encontraremos la luna en la posición más favorable para cosechar los cogollos. Si la cosecha no puede esperar, a continuación proponemos otras fechas. 

Coincidencia menguante con descendente: del 1 al 7 de noviembre 
Nos encontramos al iniciar noviembre con la luna menguante, que al pasar por constelación de fuego los días 1, 2 y 3, y por tierra los días 4, 5 y 6, nos permiten hacer tratamientos fungicidas con el menor impacto sobre la planta, evitando rociar los cogollos. En el terreno que ya tenemos cosechado podemos remover la tierra en estos tres últimos días, para ir preparándolo para el año que viene. Con respecto a la cosecha, mientras la luna está menguante, las plantas incrementan su aroma, pero al estar la luna descendente, los niveles de THC y CBD no serán tan altos como al cosechar con la luna ascendente. El día 7, con la luna nueva en aire, es de esta coincidencia el mejor para hacerlo. 

Coincidencia creciente con descendente: del 8 al 11 de noviembre 
Esta coincidencia es la más favorable para trasplantar y sembrar el cannabis. En el interior, podemos aprovechar que la luna está en aire el día 8 por la mañana para sembrar y trasplantar cannabis destinado a la producción de flores, y el 11 para el destinado a la producción de semillas. Los días 9 y 10, al estar la luna en constelación de agua, deberemos limitar nuestra tarea a abonar de crecimiento aquellas plantas que estén en esta fase. Cosechar estos días puede echar a perder todo el trabajo empleado en llevar a buen fin nuestro cultivo. 

Coincidencia creciente con ascendente: del 12 al 22 de noviembre 
La luna empieza el ascendente como siempre en constelación de fuego, llevando la vitalidad a las semillas. Cuando la luna está ascendente, la vitalidad de la planta sube a las partes aéreas, llevando a los cogollos a su máxima potencia. El día 13 hay un nodo, por lo que será mejor evitarlo. Los días 14 y 15, con la luna en tierra-raíz, son días que, al remover el compost, este se activa. Los días 16 y 17, con la luna en aire, esta vitalidad la encontramos concentrada en los cogollos, pero la luna creciente impide que su aroma esté en máxima concentración. Si queremos cosechar en otros días de esta coincidencia, a pesar de no ser los mejores, únicamente tendríamos que evitar el día 13, por estar afectado por un nodo, y los días 18, 19 y 20, por el paso de la luna por constelación de agua. 

Coincidencia menguante con ascendente: del 23 al 25 de noviembre 
Esta coincidencia es la más favorable para cosechar. La luna ascendente mantiene la vitalidad de las plantas en la parte aérea, mientras que la luna menguante concentra los aromas de las flores. El día 25, con la luna en constelación de aire, hace que sea el mejor para cosechar. También es buen día para cortar los esquejes. 

Coincidencia menguante con descendente: del 26 al 30 de noviembre 
Habitualmente podemos continuar con la cosecha los primeros días de descendente, ya que la vitalidad no baja de repente. Pero esta vez la presencia de un perigeo el día 26, seguido de un nodo el día 27, y la luna en constelación de agua el día 28, desaconsejan cosechar estos días. Los días 29 y 30, con la luna en constelación de fuego, no encontraremos los cogollos en su mejor momento, pero por lo menos no correremos el riesgo de perderlos como si los cosechamos en los días anteriores. 

Ilustración secado cannabis
Ilustración: Julio Fuentes