Delirios animados (para adultos)
Rick y Morty

Delirios animados (para adultos)

Este artículo se publicó originalmente en el número 282 de la revista Cáñamo España

Con la llegada de la temporada cinco de Rick y Morty y la temporada dos de Love, Death & Robots, repasamos algunas novedades de animación para adultos que llegan como agua de mayo (y junio) a las plataformas de streaming.

“Si Dios está muerto, entonces Rick y Morty es su funeral”, dijo en el 2018 Dan Harmon, la mente torturada que está detrás de esta exitosísima y delirante serie de animación para adultos. La serie, que nació en el 2013 como una cruda caricatura de Regreso al futuro protagonizada por un científico alcohólico y su nieto tontaina, en la actualidad ya es una de las animaciones más celebradas del mundo, con una temporada cinco que llega a HBO España el próximo 21 de junio (el resto de sus temporadas previas están disponibles en Netflix). La culpa de su éxito, una base de fans igual de ácida y rebotada que los protagonistas que admiran. También la creatividad de Harmon, capaz de plasmar una visión disfuncional del mundo y lograr hacer de esta un improbable espejo generacional.

Todo comenzó cuando la cadena NBC echó a Harmon de Community, en el momento en que la serie de la que era showrunner firmaba para ser renovada por una cuarta temporada. Estábamos en el 2012 y Community se había convertido en uno de esos inesperados. Protagonizada por Joel McHale, Alison Brie y Donald Glover, Harmon desarrolló la historia y producción de la serie con el fin de dar salida a sus recuerdos de la universidad, por lo que la noticia de su salida golpeó en la zona baja. Más todavía cuando la carta de despido llegaba vía mensaje de texto. Dicen que su comportamiento errático, entre el perfeccionismo obsesivo y el pasotismo enervante, tuvo que ver con la decisión de los directivos de NBC y Sony Pictures Television.

Visto en retrospectiva, es gracias a esa poco convencional conducta que Rick y Morty aparecieron para hacer historia en el mundo de la animación para adultos. En el paro y con una oferta de la cadena especializada Adult Swim –casa de hitos como Harvey Birdman, abogado (2000-2007); Aqua Teen Hunger Force (2002-2015), o Robot Chicken (2005, aún en activo)–, Harmon llamó a su amigo Justin Roiland para ver si podía echar mano de unos personajes que había dibujado allá por el 2006, en una presentación en el festival de cine de Los Ángeles Channel 101. Esta vez, sin embargo, en vez de dos amigos serían abuelo y nieto viajando intergalácticamente por los distintos multiversos existentes y causando estragos en los ejes espacio y tiempo.

No son pocos los episodios que han marcado un antes y un después tanto en la serie como en la animación para adultos estadounidense. Con la justa medida de personajes extravagantes, colores llamativos, situaciones imprevisibles y referencias a la cultura pop, cada capítulo es un reto a la imaginación y a la corrección a partes iguales. También son fuente de numerosas teorías sobre el verdadero sentido oculto de las mil y una referencias que cada episodio vomita. En “Total Rick-tal”, el episodio cuarto de la temporada dos, la sufrida familia de Rick y Morty lucha contra un parásito que implanta recuerdos falsos en sus mentes; mientras que en “Rickinillo”, el tercer episodio de la temporada tres, el abuelo Rick se convierte en pepinillo con el objetivo de que su familia no le lleve a un asilo para ancianos, para mayor trauma de sus allegados. En “Al filo del mañorty: Rick. Muere. Rickpite”, el primer episodio de la temporada cuatro, unos cristales mágicos poseen el poder de predecir la muerte de quien los use en función de las decisiones que toma, y Morty comenzará a dejarse llevar por una serie de predicciones que, si se cumplen, le llevarían a morir junto a Jessica, la chica de la que está enamorado. Una de las consecuencias es que surge un universo paralelo donde los totalitarismos han acabado dominado el mundo.

La nueva temporada promete, al menos así lo avanzan las primeras informaciones provenientes de Adult Swin, más presencia de Jessica, aunque también la presencia de otro agente de deseo de Morty. De momento, como sucede con todas las series, el secretismo se ha impuesto. En España, hasta el 21 de junio no se desvelarán algunas de las novedades que presenta, que irán dosificándose cada lunes en HBO España con cada nuevo capítulo que se estrena hasta completar los diez que integran esta quinta entrega de la serie. Casi diez años después de su primer viaje interestelar, ya nadie duda de que Rick y Morty es capaz de hacerle sombra a hitos como Los Simpson, South Park o Padre de familia.

‘Love death + Robots’

‘Love death + Robots’

El 14 de mayo llegaba a Netflix la segunda temporada de Love Death + Robots, la colección de cortometrajes animados que cuenta con David Fincher apadrinando el proyecto. Si la primera temporada se presentaba como una antología de dieciocho piezas que sacaban músculo creativo en materia de animación –la miríada de técnicas era sorprendente, del CGI imitando la narración de los videojuegos a la animación rotoscópica o apuestas híbridas que conjugan acción real y animación– pero resultaba a la postre algo frustrante, ya que no todos los cortos cuidaban con similar mimo los relatos que presentaban, la segunda temporada consta de ocho piezas de distinta duración y temática, a las que se le sumarán otras ocho próximamente. Robots, distopías e historias basadas en relatos de nombres propios de la ciencia-ficción y la fantasía como Paolo Bacigalupi, Harlan Ellison (fallecido en el 2018), John Scalzi y J.G. Ballard.  

‘MODOK’

MODOK

También en mayo, el día 21 en concreto, aterrizaba en el canal Star de Disney+ la apuesta de animación para adultos de Marvel: MODOK, o lo que es lo mismo, Mechanized Organism Designed Only for Killing (‘organismo mecanizado diseñado únicamente para matar’), un supervillano cibernético caracterizado por tener una cabeza gigante medio robótica y extremidades diminutas. MODOK apareció por primera vez en las páginas de Tales of Suspense en 1967, creado a cuatro manos por las leyendas marvelitas Stan Lee y Jack Kirby. Ahora, en su versión audiovisual cuenta con la voz de Patton Oswald dando rienda suelta a sus megalomanías y a su odio visceral contra los superhéroes y, muy especialmente, contra Steve Rogers/Capitán América. Habrá que ver cómo encaja este supervillano y sus irreverencias con el tono de acción y el músculo de las producciones Marvel. Quizá también ha llegado la hora de que personajes cabezudos le arrebaten el triunfo a los buenos de la historia.

‘Robot Chicken’

Robot Chicken

Una de las series más singulares y longevas de la animación para adultos está de regreso. Con la notable cifra de doscientos episodios superada el año pasado, el 28 de mayo aterrizaba en HBO España Robot Chicken: Archie Comics Special, uno de esos episodios especiales que se dedica a juntar universos seriales opuestos y ver qué sucede en el encuentro. En este caso, el serial ha invitado a algunos de los personajes más populares de Archie Comics, casa de la que han salido los cómics Sabrina, Riverdale y Josie and the Pussycats (y sus respectivas series), para parodiarlos según sus propios códigos de comedia salvaje y provocativa y aderezada de no pocos chistes y alusiones sexuales. En suma, otra ración alocada de sketches en stop motion que, como los episodios especiales dedicados a Star Wars, DC Comics o The Walking Dead, dejarán un buen poso entre sus miles de seguidores.

‘Estados Unidos: el peliculón’

Estados Unidos: el peliculón

Por último, del plantel de novedades en materia de animación para adultos que han preparado las plataformas de streaming, hay que mencionar el estreno el 30 de junio en Netflix de Estados Unidos: el peliculón, lo que parece a todas luces la historia no oficial del país de las barras y estrellas. Se trata del salto a la dirección de largometrajes de Matt Thompson, conocido showrunner de la serie de animación de culto Archer (2009-2017), una comedia de espías que cogía todos los clichés del género, los agitaba salvajemente y los presentaba en una elegante sucesión de aventuras de estética retro pensadas para mostrar una y otra vez la incompetencia del protagonista y de la agencia secreta en la que trabaja. En Estados Unidos: el peliculón cambia completamente de período histórico para tratar de transgredir el mito de los padres fundadores del país. Aquí, Channing Tatum pone voz a un George Washington armado con motosierras cuyo único objetivo es liquidar, sea como sea, a los británicos. Una visión disparatada de la guerra de la independencia estadounidense en la que también participan Simon Pegg, Olivia Munn, Bobby Moynihan y Raoul Max Trujillo.

Relacionados