Pasar al contenido principal

Doble de queso para un buen despegue

Carpaccio de calabacín con Original Cheese, queso azul y frutos secos

Carpaccio de calabacín
Foto: Alberto Flores

Hoy vamos a hacer un viaje por la vieja Europa. Cogeremos la Original Cheese inglesa, el queso azul francés y el calabacín y los frutos secos del Mediterráneo para poder recorrerla sin pasar un solo control de aduanas. Aunque os aconsejo que os pongáis el cinturón de seguridad.

Elaboración

Carpaccio de calabacín

En esta receta he escogido la variedad Original Cheese por motivos evidentes. Esta variedad clásica británica es muy popular por su inconfundible aroma y sabor a queso. Estos sabores se van a unir en nuestro carpaccio al del cabrales y van a hacer disfrutar como nunca a los amantes de este producto. Por si fuera poco su potencia también es legendaria, así que es mejor que no te quede nada por hacer antes de degustarlo, porque su colocón te alcanzará estés o no preparado.

Vamos a comenzar nuestra receta de hoy con el proceso más largo, que es el aceite de oliva cannábico de Original Chesse. Como ya hemos hecho otras veces meteremos los cogollos o restos de manicura en un bote hermético hasta que esté lleno y los cubriremos con AOVE (aceite de oliva virgen extra) por completo. Lo cerramos bien y lo guardamos en un lugar alejado de la luz y el calor durante un mes o mes y medio, moviendo el bote ligeramente al menos una vez por semana. Después pasaremos el contenido por un colador de tela y obtendremos nuestro preciado oro líquido listo para el consumo.

Carpaccio de calabacín

La elaboración del carpaccio es bastante sencilla. Lo primero será lavar bien los calabacines y quitarles ambos extremos para después cortarlos en rodajas lo más finas e iguales entre sí que nos sea posible. También lavaremos bien los tomatitos cherry y los cortaremos por la mitad si son pequeños y en cuartos si son grandes, la idea es que queden del tamaño de media nuez pelada aproximadamente. En cuanto a los frutos secos los necesitamos sin cáscara y a ser posible tostados.

En esta ocasión montaremos el carpaccio en cuatro platos individuales. Vamos extendiendo las finas rodajas de calabacín que hemos cortado por toda la superficie del plato hasta cubrirla. Lo salpimentamos con sal Maldon o similar y pimienta negra recién molida. Colocamos los tomatitos cherry, los frutos secos y el Cabrales cortado en pequeños trozos del tamaño de los frutos secos. Lo ideal es que tengamos todos los ingredientes en cada bocado que nos llevemos a la boca y los sabores y texturas se mezclen dentro provocando así una explosión de placer que nos haga cerrar los ojos, y abrir la mente.

Para ello, para abrir la mente y el ánimo, culminamos la receta con el toque mágico que aliñe nuestro ser: mezclamos en un bol el AOVE cannábico, el normal y el zumo de limón y emulsionamos hasta obtener una salsa homogénea con la que seguidamente regaremos los carpaccios.

Y ya está. Así de fácil. Buen viaje y no olvidéis abrocharos el cinturón.

Carpaccio de calabacín

Carpaccio de calabacín con Original Cheese, queso azul y frutos secos

Ingredientes para 4 personas

  • 2 calabacines bien frescos y no muy gordos
  • 100 g de tomatitos cherry rojos
  • 80 g de queso azul
  • 80 g de frutos secos al gusto
  • 4 cs de AOVE cannábico de Original Cheese
  • 12 cs de AOVE suave; arbequina, por ejemplo
  • 8 cs de zumo de limón
  • Sal Maldon y pimienta negra al gusto

La dosis correcta

Se estima que medio gramo por persona si no es usuaria de cannabis es una dosis suficiente para sentir los efectos. Si eres consumidor habitual la tolerancia hacia la sustancia activa hará que necesites el doble: un gramo. No olvides que durante la digestión el THC se convierte en una molécula más potente que propicia una experiencia retrasada y hasta tres veces más intensa que con una cantidad similar fumada. El efecto tarda entre 30 y 90 minutos en mostrarse en todo su esplendor, y puede llegar a mantenerse hasta 8 horas.

Dado que no todas las hierbas son iguales y que todos somos diferentes, estos consejos sobre cantidades y efectos son orientativos. Es al comensal al que corresponde encontrar su medida. La prudencia siempre es buena consejera.

Fotos: Alberto Flores

Contenido relacionado

From Crook to Cook, el libro de recetas cannabicas de Snoop Dogg

From Crook to Cook, el libro de recetas cannabicas de Snoop Dogg

¿Cómo hacer ajoblanco cannábico?

Pudding de marihuana

Cómo descarbolixar cannabis

Cómo descarbolixar cannabis

Mantequilla de marihuana

Mantequilla de marihuana, ¿Cómo se hace?

La empresa que vende zumos de fruta con CBD

La empresa que vende zumos de fruta con CBD

Cedella Marley

Cedella Marley, hija de Bob Marley, publica su libro de cocina cannábica

Croquetas

¿Croquetas con marihuana? Un tapa de domingo

Arroz con leche

Cómo hacer arroz con leche con marihuana

Tarta de Queso de marihuana

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo