Pasar al contenido principal
Pajaro Sufí
Ilustración de Raquelissima

Se cuenta que un príncipe persa decidió emprender un viaje a la India. Antes de partir se fue a ver a un ave magnífica que tenía encerrada en una jaula de oro.

El príncipe poseía la facultad de hablar con los pájaros, arte que le había enseñado un maestro sufí. Le dijo a su ave: “Voy a viajar a la India, ¿quieres que dé un mensaje de tu parte a las aves de allí?”. El pájaro le respondió: “Simplemente diles cómo vivo aquí. Y al volver cuéntame qué te han dicho”.

El príncipe partió y, una vez en la India, en un bello bosque lleno de aves, se acercó a una de ellas y le explicó que tenía un ave extraordinaria que vivía en una jaula de oro, era alimentada con los mejores manjares y gozaba de la máxima atención y respeto. El ave, al oír su relato, cayó como un plomo al suelo.

Cuando el príncipe regresó a su palacio fue a ver a su pájaro. El ave le preguntó qué le habían dicho sus congéneres de la India, y este le explicó el extraño comportamiento del ave que había caído al suelo desde el árbol al oír el relato de cómo vivía. Al escucharlo, el ave del príncipe cayó fulminada al suelo de su jaula. El príncipe, asustado, abrió la puerta de la jaula, momento en que el ave aprovechó para salir de esta y volar por la ventana en busca de la libertad.

Nº 240 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo

Contenido relacionado

La taza de sake

La taza de Sake

Gallero

Artes marciales y escritura

Los mil rostros del apego

Los mil rostros del apego