Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

The Jesus and Mary Chain. “Just like honey” (del álbum Psychocandy, 1985)

100 canciones sobre drogas (18)

Jaime Gonzalo
Este artículo se publicó originalmente en el número 251 de la revista Cáñamo España
Seguimos recorriendo la lista de las 100 mejores canciones sobre drogas compilada por Jaime Gonzalo. ¡Dale al play!

55 The Jesus and Mary Chain. “Just like honey” (del álbum Psychocandy, Blanco y Negro, 1985) 

El mayor éxito conseguido por esta banda escocesa tan aficionada al alcohol –presentarse ebrios en el programa Top of the Tops les costaría un veto a perpetuidad– entraña en opinión de algunos una metáfora sexual, en concreto aludiendo al cunnilingus, siendo la miel del título sinónimo de semen o de fluido vaginal. Otros analistas le atribuyen, sin embargo, connotaciones cocaínicas, interpretándola en clave de adicción. Incluida en un primer álbum cuyo título también podía contener otras pistas apuntando en la misma dirección, ya que en argot británico candy, ‘caramelo’, significa ‘coca’, su ambigüedad sigue despertando hipótesis: “Escucha como la chica / se hace con medio mundo / moviéndose y tan viva / en su colmena rebosante de miel / está tan rica, tan tan rica / volver a ti / es lo más duro que puedo hacer por ti / seré tu juguete de plástico / comerme la escoria es lo que más me cuesta”. En 1986, la BBC ponía en la lista negra “Some candy talking”, tomándola por una apología de la heroína, algo que siempre ha desmentido Jim Reid, líder de la formación. Este cultivaría con denuedo su ingesta alcohólica, esposándose también a la coca. El quinto álbum del grupo, Stoned and Dethroned (‘Colocado y destronado’, 1994), constituía una reconciliación con la sobriedad y transportaba el tema “Girlfriend”, cuyo protagonista rechaza a su novia cuando esta se habitúa a la heroína. 

54 The Temptations. “Cloud nine” (del álbum Cloun Nine, Gordy, 1969)

Una de las cúspides del soul psicodélico, el noveno álbum de Temptations, reorientaba la carrera del grupo y para el caso el sonido de Tamla-Motown. El tema que le daba título exponía la escapatoria que la droga ofrecía a la población negra para anestesiar sus padecimientos: “Mi infancia no fue muy agradable / verás, nací y me crié en la peor barriada de la ciudad / era un tugurio de una habitación en la que dormían otros diez niños / apenas teníamos comida o espacio para dormir / tiempos duros / necesitaba algo con lo que tranquilizar mi agobiada mente / mi padre desconocía el significado del honor / no respetaba a mamá y nos trataba como a escoria / dejé el hogar en busca de un trabajo que nunca encontré / deprimido y descorazonado, me dirigí a la Novena Nube / qué bien estoy / aquí arriba en la Novena Nube / la gente me dice ahora / “date una oportunidad y no permitas que la vida pase de largo” / pero el mundo a tu alrededor es una carrera donde solo el fuerte / sobrevive / es un mundo en el que el perro se come al perro, y esa es la verdad / mira, ya no es seguro caminar por las calles de noche / déjame hablarte de la Novena Nube / puedes en ella ser quien quieras ser / no tienes responsabilidad / todos los hombres son libres en su mente / estás a un millón de millas de la realidad / voy a poner rumbo a las alturas / arriba, arriba, arriba / voy a vivir la vida que me gusta / aquí arriba en la Novena Nube / uh, uh, uh / cabalgo alto en la Novena Nube”. 

53 Tom Lehrer. “The old dope peddler” (del álbum Songs by Tom Lehrer, Lehrer Records, 1953)

Matemático, compositor musical y satírico nacido en Nueva York, Lehrer se especializó en parodiar canciones populares, abordando en sus perversas letras distintos tópicos sociales, fueran enfermedades venéreas, el Segundo Concilio Vaticano o las relaciones raciales. Incluida en un primer álbum autoeditado cuyas copias vendía personalmente en el campus de la Universidad de Harvard, “The old dope peddler” se basaba en un éxito de 1947 titulado “El viejo farolero”, que retrataba con ironía la entrañable figura del camello, quien “como el farolero o el paragüero, reparte dulzura y luz entre la comunidad, realizando una tarea igualmente espléndida que nunca ha sido debidamente reconocida”: “Cuando las sombras de la noche se ciernen / aparece un compadre al que todo el mundo conoce / es el viejo vendedor de drogas / repartiendo alegría por dondequiera que vaya / cada anochecer lo encontrarás / rondando por el vecindario / es el viejo vendedor de drogas / poniéndose poniendo a los demás / reparte entre los niños muestras gratuitas / porque sabe muy bien / que los rostros inocentes de hoy / serán la clientela del mañana / he aquí una cura para todos tus problemas / he aquí un fin para toda tu angustia / es el viejo vendedor de drogas / con su fe-felicidad en polvo”. Vetada por la BBC, el autor mostraba a finales de los sesenta su arrepentimiento por una canción “que entonces parecía divertida, pero que hoy provoca escalofríos”.