Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

Recipientes con marihuana

Los clubs cannábicos piden el reconocimiento de servicio esencial

Redacción
Este artículo se publicó originalmente en el número 270 de la revista Cáñamo España
Un conjunto de asociaciones cannábicas de todo el Estado ha enviado peticiones formales a la administración y los ayuntamientos para que se les reconozca como un servicio esencial. 

La primera fue la asociación catalana Cannasalut, que a finales de abril pidió al Ayuntamiento del municipio y al Departament de Salut que reconociera a los clubes de cannabis como un servicio esencial. Unos días más tarde la asociación madrileña Dos Emociones dirigió otra carta al Ayuntamiento de Madrid con el mismo objetivo, y luego se sumaron otros clubs de Irún y Pamplona. Las peticiones quieren conseguir el reconocimiento oficial de que los clubs pueden seguir funcionando durante el estado de alarma impuesto durante la crisis de la Covid-19, eso sí, con medidas de protección similares a las que se aplican al sector de la restauración o al de los estancos.

El abogado Martí Cànaves ha sido el encargado de remitir los escritos a los ayuntamientos correspondientes, así como al Departamento de Salud catalán. En los escritos se recuerda que el estado de alarma no supone la suspensión de derechos fundamentales tales como el derecho de asociación, por lo que las asociaciones no deberían detener su actividad.

“Si los estancos se consideran actividad esencial, cuando el tabaco es una droga que causa millones de muertes, por analogía también debe considerarse esencial la actividad de las asociaciones de personas consumidoras de cannabis, pues es una sustancia que tiene importantes propiedades medicinales”, dice el escrito emitido por la asociación Cannasalut.

A las peticiones les ha sido adjuntado un informe económico del economista Pau Teruel, quien estima que la regularización de los clubes cannábicos podría generar 370 millones de euros en ingresos para el estado mediante el cobro de impuestos y cuotas a la Seguridad Social. Si la petición se acepta, las asociaciones podrían seguir abiertas con una serie de medidas especiales como una limitación del aforo o la instauración de servicio de dispensación a domicilio.