PSOE, PP y VOX rechazan la proposición de ley para regular el autocultivo de cannabis y los clubs en España

PSOE, PP y VOX rechazan la proposición de ley para regular el autocultivo de cannabis y los clubs en España

La proposición pretendía regular el derecho adulto a usar cannabis, el autocultivo de la planta y el funcionamiento de los clubs de consumidores.

Una mayoría de partidos en el Senado ha votado en contra de la Proposición de Ley reguladora de los colectivos de usuarios de cannabis que tenía como objetivo regular el uso adulto de cannabis, el autocultivo de la planta y el funcionamiento de las asociaciones cannábicas. La propuesta ha sido rechazada con 216 votos en contra, 29 votos a favor y 15 abstenciones.

Los senadores que han votado en contra de la proposición han sido los del PSOE, el PP, VOX, UPN y los dos senadores independientes. La propuesta ha sido apoyada por todo el grupo Izquierda Confederal, el grupo de ERC y EH Bildu, el grupo de JxCat y CC/PNC y por los senadores de Ciudadanos. En la votación se han abstenido los senadores del grupo del PNV, los de Teruel Existe, el del PRC y el del PAR.

La proposición ha sido presentada por el senador navarro Koldo Martínez, portavoz del grupo Izquierda Confederal. Al final de su intervención el senador ha recordado que según el último barómentro del CIS el 49,7% de la población española está a favor de que se regule el cannabis de uso adulto y el 90% apoya una regulación de uso medicinal. “Espero su voto a favor de la toma en consideración de esta proposición. Porque está proposición puede y debe mejorarse, pero para ello es necesaria su toma en consideración aquí”, ha terminado.

Tras la presentación han intervenido los distintos portavoces de todos los grupos del Senado, argumentando a favor o en contra de la propuesta. La portavoz del PNV ha considerado que su grupo estaba a favor del objetivo que perseguía la medida pero en desacuerdo con las formas utilizadas para alcanzarla. Las intervenciones de VOX, PSOE y PP han sido especialmente críticas con la propuesta, utilizando argumentos que en su mayoría han sido rebatidos repetidas veces por la comunidad científica y por expertos en drogodependencias, políticas de drogas y salud pública.

Al final de su intervención la portavoz del PSOE ha hablado del cannabis medicinal para decir que su partido sí apuesta por la regulación terapéutica del cannabis. “Se ha demostrado y es efectivo”, ha dicho la senadora, “entendemos que la aprobación del uso medicinal del cannabis abre una puerta a seguir avanzando en determinados aspectos del cannabis”, ha dicho a continuación.

Entre los argumentos más falaces y con menor fundamento científico podríamos enumerar el de José Manuel Marín Gascón, senador por VOX: “La marihuana daña el cerebro, genera desmotivación, favorece la depresión y propicia cuadros de esquizofrenia y paranoia”. O el de la senadora socialista Patricia Abascal Jiménez, quien ha dicho que la regulación de las asociaciones llevaría a un incremento de sus efectos adversos sanitarios y sociales, provocando “sufrimiento, enfermedades y muertes evitables”.

Mención especial merece la intervención de la senadora portavoz del Partido Popular, Patricia Rodríguez Calleja, quien ha establecido una relación inaudita, jamás descrita con anterioridad y sin fundamento de ningún tipo, entre el uso de cannabis y la violencia de género. “Muchas de las agresiones físicas, agresiones sexuales y de género se producen por las llamadas borracheras cannábicas”, ha dicho la senadora sin aportar ningún dato que respalde tal afirmación.

La proposición de ley para regular el autocultivo de cannabis y las asociaciones cannábicas en España, impulsada por la antigua formación RCN-NOK y presentada por el grupo Izquierda Plural, fue elaborada hace unos años siguiendo el trabajo de la Ley de Clubes y autocultivo de Navarra y de la Ley de Asociaciones de Personas Consumidoras de Cannabis en Cataluña. El partido impulsor de la propuesta fue recientemente refundado en un nuevo partido de ámbito estatal bajo el nombre Partido Cannábico Luz Verde con la intención de participar en las Elecciones Generales de 2023 con un programa de regulación integral del cannabis.

La propuesta que hoy ha sido rechazada por el Pleno del Senado planteaba establecer un marco legal para permitir el cultivo de hasta ocho plantas de cannabis, regular los clubes y asociaciones de cannabis y establecer la creación de un organismo público para supervisar  los usos de la planta.

Relacionados