Pasar al contenido principal

¿Qué le pasa a tu cerebro cuando usas comestibles de cannabis?

Redacción

Cáñamo, la revista de la cultura del cannabis, nació en 1997 y está editada por La Cañamería Global SL.

Tarta

Este vídeo os cuenta cómo funciona el cannabis cuando es ingerido en un comestible.

Todos sabéis (porque para eso leéis una revista de nivel de la cultura cannábica) que los comestibles suelen ser muy traicioneros. Pensáis que eso no está pegando fuerte hasta que es tarde.

Los efectos de los comestibles suelen ser más duraderos, más potentes y actúan más tarde que cuando fumáis. Al menos por norma general. La explicación es pura química: el comestible pasa primero por el hígado y transforma el THC en Delta-9-THC y en 11-OH-THC lo que produce que la misma cantidad de THC de un comestible sea mucho más potente si se consume que si se fuma.

Meterse comestibles tiene la ventaja de que evitas fumar (lo cual sirve para alejarse de cualquier contraindicación relacionada con esa actividad) pero tiene la desventaja de que es más difícil controlar la dosis y pasarse. Sin embargo, a diferencia de otras drogas pasarse con el THC no os va a suponer un riesgo permanente para la salud como sí sucede con otras drogas (legales).

Nº 242 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo

Contenido relacionado

Brownie THC

Los 10 mejores comestibles de 2017 según High Times

delta 8

Los beneficios de consumir delta-8 THC

Marihuana en polvo

Polvo de Marihuana

FlavRx

Los vaporizadores de FlavRx llevan hasta un 90% de THC

Cannabis Cuisine

La exposición Cannabis Cuisine se traslada al Hash Marihuana & Hemp Museum de Ámsterdam

Comestibles

Comestibles de CBD para ayudarte con el subidón

Half-Lit

Piruletas con cannabis que además son plantas

THC CBD

Bajas dosis de THC alivian el estrés pero mucho consigue lo contrario

Loción de cannabis

¿Se da positivo en un test si usas cremas con THC?

Empaquetado marihuana

Se filtra la cantidad de THC que tendrá la marihuana estatal de Uruguay… y no es mucha