¡Nos vemos el año que viene en Cannadouro Porto!

¡Nos vemos el año que viene en CannaDouro Porto!

Este fin de semana se habría celebrado Cannadouro, la feria del cannabis más exitosa de Portugal. Debido a la covid-19 se aplaza para el año que viene. Te contamos de paso lo que pasa con el cannabis en Portugal.

Cannadouro

En Portugal, debido a la pandemia de covid-19, la Dirección General de Salud ha prohibido la celebración de festivales de música y eventos similares, incluidas ferias comerciales, durante este año 2020. Tras la reunión que tuvo la organización de CannaDouro con la Administración Regional de Salud del Norte, el Ayuntamiento de Oporto y la administración del Centro de Congresos y Exposiciones de la Aduana de Oporto, se decidió posponer la 4ª edición de la Feria Internacional del Cáñamo a los días 20 y 21 de noviembre de 2021.

La última edición de la feria cannábica portuguesa fue un éxito, con la presencia de 4000 visitantes y 500 profesionales durante los dos días del evento. Desde 2017, esta feria se ha convertido en el lugar de encuentro para la cultura del cannabis y el cannabusiness en el país vecino, y la última edición fue su consagración. Como en las anteriores ediciones, la afluencia de público a las conferencias fue enorme, contando con una asistencia media de 125 personas por charla, lo cual pone de manifiesto el interés del público portugués en informarse sobre la situación y las virtudes del cannabis.

Esperemos que estos tiempos insólitos y difíciles se superen con rapidez y que la revolución verde del cáñamo sea parte de la recuperación económica que todos deseamos.

Cannabis en Portugal

Cannabis en Portugal

Portugal continúa revelando una situación como mínimo incongruente en relación con el cannabis, igual que la de muchos países en el mundo que aún se resisten a la legalización total de la planta. Muestra de esta incongruencia es que en todo el territorio portugués el autocultivo está arraigado y el consumo en la calle no representa mayores problemas incluso cuando hay “encuentros” con las autoridades, pero eso no significa que no se llegue a multar a quien fume en la calle.

Por otro lado, las autoridades policiales muestran “tolerancia” hacia el llamado cannabis light, y prueba de ello son las docenas de tiendas que existen en todo el país. Sin embargo, el “miedo a la psicoactividad” todavía marca la postura de las autoridades y los legisladores. De manera que las tiendas de cannabis light se encuentran en una zona gris, al igual que la venta de semillas en los growshops que, a pesar del conocimiento de las autoridades, solo reciben pedidos online y hacen entregas a domicilio.
La venta de productos de CBD se encuentra en una situación aun más extraña, en las tiendas de cannabis light se venden directamente en el mostrador, pero en las tiendas de cultivo el proceso de venta también se realiza a través de pedidos y entregas online. Desafortunadamente, la situación del cannabis medicinal y su acceso permanecen en la misma situación desde 2018. Usando una expresión muy portuguesa, la legalización fue “para inglês ver”, es decir, sin efecto práctico, solamente para mantener las apariencias y cumplir con el objetivo deseado de atraer la inversión extranjera.

En la actualidad no existe aún en el mercado portugués un medicamento nuevo basado en el cannabis y registrado por parte de la Autoridade Nacional de Medicamento e Productos de Saúde (INFARMED). Ni los aceites de CBD están disponibles de manera simple y certificada para los pacientes, ni los médicos pueden recetar estos productos u otros como flores de cannabis en los sistemas de salud pública. Por increíble que parezca, el cannabis medicinal cultivado y manufacturado en Portugal continúa produciéndose solo para su exportación. Como muestra de ello, a principios del 2020 el gigante canadiense Tilray anunció que este año exportaría a Israel 2,5 toneladas de cannabis medicinal “Hecho en Portugal”.

Para terminar con buenas noticias, el sector del cáñamo agroindustrial, cuyas licencias habían estado “en espera” desde la regulación del cannabis para uso medicinal, ahora se beneficia de las nuevas normativas que otorgan a los servicios agrícolas los poderes para autorizar el cultivo de cáñamo con fines industriales. Aunque está claro que el cáñamo se cultiva principalmente para la extracción de flores, las autorizaciones de cultivo solamente se refieren a la producción de fibras y/o semillas. Así, en lo que se refiere al cannabis medicinal o al cáñamo industrial, la situación sigue siendo extraña en Portugal.

¡Nos vemos el año que viene en Cannadouro Porto!
¡Nos vemos el año que viene en CannaDouro Porto!

Relacionados

Cannadouro agita las aguas del Duero

Con un tiempo soleado inmejorable y la banda sonora de las aves revoloteando al lado del gran río Duero, Cannadouro discurrió animadamente y atrajo público de todas las edades y procedencias, en un momento decisivo para el debate sobre el cannabis en...

Cannadouro 2017 en Oporto

La primera edición de Cannadouro, la feria internacional del cáñamo en Portugal, realizada los pasados 18 y 19 de noviembre en el recinto de la antigua Aduana de Porto fue un éxito. La organización ya está preparando la segunda edición del certamen...