Al padre de esta candidata a la Casa Blanca no le hizo gracia que fumara cannabis

Al padre de esta candidata a la Casa Blanca no le hizo gracia que fumara cannabis

Redacción

El padre de la candidata a la Casa Blanca por el partido Demócrata Kamala Harris no le hizo demasiada gracia que su hija se tomase a la ligera lo de que fumó cannabis en la universidad.

Donald Harris, que es profesor de Economía en la Universidad de Stanford, se ha distanciado de su hija con unas declaraciones (que nadie le pidió) al periódico online Jamaica Global Online. En esta declaración Harris padre decía que le “gustaría que se le desasocie categóricamente de esta parodia” refiriéndose a lo que dijo su hija.

¿Por qué parece que su padre está tan enfadado? Bueno, pese a las posibles buenas intenciones de su hija, ella realizó un comentario un tanto desafortunado que estigmatiza la imagen del jamaicano como porrero. Su padre, jamaicano de nacimiento y profesor en una de las universidades más importantes de los EE.UU, tal vez no quiera que todo jamaicano sea visto en su actual país como un fumeta.

Todo pasó en el programa “The Breakfast Club” donde Kamala Harris fue invitada. Como ya os contamos, la candidata comentó que “inhalo” marihuana cuando estuvo en la universidad “hace mucho tiempo”. Sin embargo, el presentador del programa le preguntó sobre su posición respecto del cannabis pues unos años atrás ella no parecía estar muy por la labor de la legalización, a lo que Harris contestó con una frase que, posiblemente, fue la que acabó por encender a su padre:

No es verdad (que quisiera que no se legalizase el cannabis). La mitad de mi familia es de Jamaica, ¿estás de broma?”, dijo mientras se reía.

Donald Harris lleva separado de la madre de Kamala Harris desde que esta era joven y tiene todo el aspecto de que la relación entre ellos no es de las mejores entre padre e hija.

Sobre el asunto del cannabis se puede leer en un libro que Kamala publicará en breve que “Necesitamos legalizar y regular la marihuana…Y necesitamos eliminar los delitos menores relacionados con la marihuana que no hayan implicado violencia de los millones de personas que han sido arrestados y encarcelados de modo que esta gente pueda tener el control de sus vidas”.