Cómo combatir el estrés, la ansiedad y la depresión con cannabis Por Buddha Seeds

Cómo combatir el estrés, la ansiedad y la depresión con cannabis

¿Es posible tratar la ansiedad, depresión y estrés con cannabis? ¿Qué variedades de cannabis pueden ayudarte con estos trastornos de la salud?

Según un informe científico publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) los casos de ansiedad y la depresión en el mundo aumentaron un 25% en el primer año de la pandemia COVID-19. A escala mundial, aproximadamente 280 millones de personas padecen depresión y ansiedad.

¿Es posible tratar estos trastornos de la salud con cannabis? La respuesta es afirmativa. De hecho, un estudio del departamento de Psicología de la Universidad del estado de Washingon reveló que el cannabis inhalado reduce significativamente la depresión, la ansiedad y el estrés. El estudio, publicado por Journal of Affective Disorders en agosto de 2018 señala que el cannabis reduce hasta en un 50% los niveles de depresión, y un 58% en el caso de la ansiedad y el estrés.

De este estudio se extrajeron las siguientes conclusiones:

  • Un nivel bajo en THC /alto CBD reduce los síntomas de la depresión
  • Un nivel alto THC /alto CBD reduce los niveles de estrés
  • Mayores concentraciones de THC y CBD reducen los niveles ansiedad

Según esta investigación, el cannabis se utiliza comúnmente para aliviar la depresión, la ansiedad y el estrés. De hecho, uno de los motivos más frecuentes del consumo de cannabis es hacer frente al estrés (Hyman y Sinha, 2009), ya que el 72% de los consumidores de cannabis que consumen diariamente lo hacen para relajarse o aliviar la tensión (Johnston y O' Malley, 1986).

Paralelamente, Webb y Webb (2014) hallaron que el 50% de los pacientes de cannabis medicinal que usaban cannabis para tratar el dolor informaron que proporcionaba alivio de la ansiedad y el estrés.

¿Qué variedades de cannabis pueden ayudarte con el estrés, la ansiedad y la depresión?

Cada planta de cannabis presenta una genética con una composición diferente, es decir, distintos niveles y combinaciones de cannabinoies, terpenoides, flavoinoides, etc. De ahí que no todas las variedades sirvan para tratar estas enfermedades. Según el Dr. Garcia de Palau, de Kalapa Clinic el efecto terapéutico de una variedad de cannabis viene determinado por el porcentaje de cannabinoides, terpenos, flavonoides y otras sustancias activas que encontramos en las diferentes variedades o cepas.

Es por ello que cada genética genera una psicoactividad distinta. Así, algunas variedades sativa tienen un efecto euforizante y cerebral mientras que a las índicas poseen un efecto narcótico, sedante y físico. De este modo, una variedad sativa podría funcionar en pacientes con depresión, mientras que una variedad índica podría ayudar en episodios de estrés.

Deimos de Buddha Seeds es una variedad de predominancia índica, autofloreciente ideal para inducirte a la calma y el relax. Por otro lado, Buddha Dosi2, de la familia de cepas de USA Collection Strains, es perfecta para el insomnio y la ansiedad. Si optas por cepas no automáticas, Kraken tiene una potencia altamente narcótica.

En el caso de las variedades sativas te recomendamos las variedades autos Magnum o Calamity Jane y Pulsar, variedad no Auto. Con estas variedades sativas de Buddha Seeds lograrás un efecto  más eufórico  y energizante.

Efecto entourage o séquito del cannabis

En ocasiones, hay patologías que no pueden ser tratadas sólo con un cannabinoide. La sinergia entre diferentes cannabinoides produce el efecto séquito, término acuñado por el investigador israelí Raphael Mechoulam y que defiende que los compuestos secundarios en el cannabis, como por ejemplo los terpenos, pueden aumentar los efectos beneficiosos del THC y reducir la ansiedad inducida por su psicoactividad. Es decir, la sinergia del CBD y otros componentes del cannabis con el THC potencia sus beneficios, actuando como antagonista de efectos adversos, y por tanto, produciendo una menor toxicidad que tendría con el THC de manera aislada.

Posteriormente el investigador estadounidense Ethan B. Russo, estudió cómo ese efecto séquito puede ser aprovechado para tratar el dolor, la inflamación, la depresión, la ansiedad, la adicción, la epilepsia, el cáncer, los hongos y diversas infecciones.

Pero ¿cómo podemos saber si en una variedad predomina el THC o el CBD? Esta información viene expresada a través del ratio de ambos componentes, el cual se obtiene con un análisis cromatográfico. Por ejemplo, hay variedades con ratio 1:2 (como Medikit de Buddha Seeds), otras con ratio 1:0 (como Quasar de Buddha Seeds ), siendo el primer número correspondiente a THC y el segundo a CBD. Aunque es posible verlo al revés, especialmente en países anglosajones. La información del ratio suele aparecer en la ficha técnica de cada variedad.

No obstante, no debemos confundir el ratio con el porcentaje de CBD y THC, el cual corresponde a la cantidad de ambos cannabinoides en la planta.

Las plantas que contienen una proporción equilibrada de THC y CBD (ratio 1:1) presentan las ventajas terapéuticas de ambos componentes, como por ejemplo la inhibición de las señales nerviosas que se asocian con el dolor, produciendo un efecto calmante.

Actualmente podemos encontrar este tipo de variedades en muchos bancos de semillas. En el caso de Buddha Seeds la variedad no autofloreciente Morpheus los ratios de CBD y THC están equilibrados. Morpheus obedece al propósito de Buddha Seeds de avanzar en la investigación y genética de variedades ricas en CBD, como ya lo hizo con Medikit. 

Relacionados

Un postre del pueblo

Nos remontamos al Neolítico, pasando por el imperio Romano o al-Ándalus, para hallar los orígenes de este postre. Seguramente fuera de los primeros platos cocinados por el hombre. A lo largo de la historia, se ha ido modificando con el paso de las...