El gas de la risa podría ser un futuro remedio contra la depresión severa

El gas de la risa podría ser un futuro remedio contra la depresión severa

Un ensayo clínico de fase 2 haya buenos resultados contra la depresión resistente a tratamiento con óxido nitroso, tanto al 25% como al 50%.

El óxido nitroso —conocido popularmente como gas de la risa— podría ser una nueva promesa de tratamiento contra la depresión severa resistente a tratamientos convencionales como los antidepresivos clásicos. Los resultados de un ensayo clínico recién terminado indican que una sesión de una hora con óxido nitroso redujo la sintomatología asociada a la depresión severa durante varias semanas en los pacientes que participaron.

Un estudio anterior ya había obtenido resultados que indicaban que el óxido nitroso tiene efectos antidepresivos contra la depresión mayor resistente al tratamiento.  Sin embargo, en ese primer estudio no se evaluaron los efectos del tratamiento con óxido nitroso más allá de las 24 horas y solo se usó una concentración del 50%, una cantidad que puede causar efectos secundarios como náuseas.

En el último ensayo, cuyos resultados han sido publicados esta semana, los investigadores probaron dos concentraciones de óxido nitroso e hicieron un seguimiento durante varias semanas. El estudio duró 3 meses y en él participaron 28 pacientes con depresión severa. A cada uno de los pacientes se le realizaron tres sesiones de una hora con gas, separando cada una con cuatro semanas. En una de las sesiones se les administró óxido nitroso en una concentración del 50%, en otra óxido nitroso a una concentración del 25%, y en otra un placebo gaseoso.

Los resultados mostraron que tanto las sesiones con el gas al 50% como las sesiones en las que se administró el óxido nitrosos al 25%, la gran mayoría de pacientes mostró una reducción similar de los síntomas depresivos. Esto apunta a que el gas es igual de efectivo a la mitad de concentración de lo que había demostrado el primer estudio, con la ventaja de que al 25% se reducen los efectos secundarios.

“Después de las sesiones del 25% y 50%, alrededor del 85% de los pacientes mostraron mejoras sustanciales en sus síntomas de depresión que duraron hasta cuatro semanas. Sin embargo, las sesiones con 25% de óxido nitroso también tuvieron un riesgo cuatro veces menor de efectos adversos como sedación, náuseas y disociación leve”, dice la nota de prensa del estudio.

Relacionados

Óxido nitroso: ¿y tú de qué te ríes?

Tu colega Julio es cocinero y hoy ha ido de compras. Cansado de montar la nata a mano, se ha comprado un sifón de nata y con él le han vendido unas cargas parecidas a un enorme supositorio metálico. Os explica que si hincháis unos globos con ellas...