El Senado de California aprueba la legalización de los psicodélicos

El Senado de California aprueba la legalización de los psicodélicos

La medida, que no es una despenalización, sino una legalización de la posesión y uso, tiene que ser ratificada para su aprobación definitiva.

El Senado de California aprobó anoche la legalización de una amplia lista de psicodélicos naturales y sintéticos. La medida está a solo un paso de ser aprobada definitivamente y para ello deberá pasar antes por la Cámara de Representantes del estado. La legalización incluye la LSD, el MDMA, los hongos psilocibios, la ketamina, el DMT, la ibogaína y la mescalina que no proceda del cactus del peyote.

El proyecto no es una despenalización, sino que legaliza la posesión, uso y compartición de sustancias psicodélicas dentro del territorio del estado para las personas mayores de 21 años. La medida también legalizaría el cultivo personal de psicodélicos naturales y el uso de esporas para el cultivo de setas psilocibias. Además el proyecto de ley incluye una petición para que el Departamento de Salud Pública forme un grupo de trabajo que desarrolle antes de enero de 2024 recomendaciones para una regulación de acceso a los psicodélicos.

Según ha publicado Marijuana Moment, la medida originalmente incluía un apartado destinado a eliminar los registros penales de personas que habían sido condenadas por delitos de posesión de psicodélicos, pero ese disposición fue finalmente eliminada. El proyecto de ley ha excluido el peyote de la lista de sustancias que se legalizarían, “debido al estado casi en peligro de extinción de la planta de peyote y el significado especial que el peyote tiene en la espiritualidad de los nativos americanos”, un tema que había generado debate entre los grupos de activistas y las asociaciones de indígenas.

El proyecto deberá pasar ahora a la Cámara de Representantes para ser ratificado. California, que fue el primer estado en legalizar y regular el cannabis medicinal en 1996, está cerca de convertirse en el primer estado en legalizar —no despenalizar— los psicodélicos. Otros estados y ciudades de EE UU han dado pasos similares con los psicodélicos, pero  ninguno en forma de legalización, como está haciendo California. 

Relacionados