El governador Phil Scott (R)
El governador Phil Scott (R)

Gobernador de Vermont veta la legalización de la recreacional

Redacción

El estado de Vermont iba a hacer historia al ser el primero en el que el órgano legislativo del estado aprobaba la legalización recreacional de la marihuana sin que haya pasado por algún tipo de refrendo. Sin embargo, el gobernador, que todos esperaban que la aprobase, ha decidido ejercer su derecho a veto y tumba la propuesta. Vermont se queda sin legalizar la recreacional.

Phil Scott, gobernador del estado de Vermont y Republicano, ha decidido vetar la ley que permitiría el uso recreacional en el estado. Un palo considerable para los que apoyan la legalización pero también para toda la cámara de representantes de Vermont que votaron a favor de la resolución. 

El gobernador declaró en rueda de prensa no estar en contra de la legalización pero que quiere que se introduzcan modificaciones en la propuesta. Como la propuesta pasó con un margen estrecho (los Republicanos no estaban por la labor de votar a favor) se cree que va a ser difícil que traten los legisladores traten de impugnar el veto. 

Lo que fue un momento histórico para el movimiento legal de la marihuana se ha convertido en un baño de realidad cuando el gobernador ha pensado que por ahí no pasa. El derecho a veto en sociedades democráticas tiene estos inconvenientes tan serios. 

¿Cuál es la excusa? Bien pues Scott dice que quiere ver que en la propuesta se endurecen las penas por vender droga a los menores. ¿No os suena? Es el típico argumento populista “yo sí que me preocupo por los niños” cuando la ley no trata sobre eso. 

En conclusión, Vermont podrá continuar con sus programas de medicinal pero poseer una pequeña cantidad de marihuana va a seguir siendo un delito.